viernes 06 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Peligro de epidemia en el Instituto del Oriente

Más de 250 estudiantes de la sede principal del Instituto del Oriente, localizada en la vereda Planadas de Piedecuesta, se enfrentan desde hace varios años a los riesgos de una epidemia, por los fétidos olores que se producen a causa del mal estado del pozo séptico que reúne las aguas negras de la institución.

Estudiantes y profesores deben enfrentarse diariamente a los olores sin que hasta el momento su queja haya tenido eco en la Administración local.

A esto se suma el hecho de no contar con baños adecuados para el uso de los niños y jóvenes, pues alguna vez construyeron unos pequeños cuartos en los que difícilmente pueden ingresar dos estudiantes al mismo tiempo.

Además, los baños de los hombres tienen la cañería totalmente destruida y se encuentran ubicados muy cerca de un salón en el que se improvisa la sala de profesores.

Voceros de la comunidad dijeron que lo paradójico del asunto es que el baño de las mujeres, cuya construcción es más reciente y se encontraban en aceptable estado, fue readecuado y reconstruido durante las vacaciones de fin de año. Al parecer, ni los funcionarios de Planeación Municipal, ni el contratista tuvo en cuenta la necesidad que tiene esta comunidad educativa.

La comunidad de Planadas recordó que los baños de los hombres fueron construidos cuando allí existía una escuelita para 40 niños de primaria. Hoy día la sede educativa cuenta con más de 240 estudiantes y 14 profesores desde preescolar hasta el grado once.

Además, aprovechando que el colegio no tiene ningún tipo de cerramiento, los estudiantes prefieren saltar la cerca y hacer sus necesidades fisiológicas en los lotes contiguos, lo cual tiene molestos a los vecinos.

Esta misma situación representa un inconveniente para la comunidad educativa porque es constante el paso de animales por las instalaciones del plantel.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad