viernes 06 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Piedecuesta, el más afectado con los incumplimientos en la operación de Metrolínea

Metrolínea S.A. aclaró que el paro realizado, en la mañana del jueves, por trabajadores del operador Movilizamos S.A., no es su responsabilidad. No obstante, se comprometió a adelantar procesos administrativos ante la afectación del servicio.
Escuchar este artículo

Una vez más los habitantes de Piedecuesta, Floridablanca y Bucaramanga resultaron afectados por las interrupciones en la operación del Sistema Integrado de Transporte Masivo, Sitm.

Desde el inicio de la jornada de ayer, un grupo de trabajadores del operador Movilizamos S.A. entró, de manera repentina, en cese de actividades, ocasionando que un porcentaje de la flota se quedara estacionada.

Los conductores aseguraron que entraron a paro porque “el 2 de octubre solo les cancelaron media quincena y ahora acumulamos dos quincenas y media, ya empezó a correr la otra. La verdad es que nosotros necesitamos comer y responder por los pagos de los servicios y las cuotas de los bancos. Le exigimos a Movilizamos S.A. que se nos cancelen los salarios, también nos deben las dotaciones y parte de la prima de junio”.

Para la ciudadanía es inaceptable que esta situación se vuelva repetitiva, perjudicando especialmente a los usuarios de Piedecuesta.

“Yo ya me he quedado varias veces esperando que pase el alimentador porque siempre que suspenden la operación nunca avisan con tiempo. Yo no tengo para pagar un taxi”, precisó Carmenza, residente de Piedecuesta.

Las voces de inconformismo por parte de la ciudadanía no se hacen esperar. Para Eduardo Rentería, por ejemplo, “Piedecuesta queda secuestrada por los malos manejos de Metrolínea. Hasta cuándo la ciudadanía debe sufrir por falta de transporte. Siempre lo mismo, 40 buses dejan de trabajar y 150 mil personas sufren”.

“No entendemos por qué las autoridades permiten que este sistema de transporte público haga lo que quiera con la población. Cada 15 días se hace un paro, se deja sin servicio a la gente y al cabo de unas horas piden disculpas como si nada”, expresó Alejandra, otra afectada.

Lea también: Deslizamiento ‘carcome’ la Transversal Oriental

Fabián Fuentes, por su parte, dijo que “Toca tomar taxi, no había opción. En Campo Verde fueron varias las personas que se quedaron esperando el APD4”.

Frente a lo sucedido, Metrolínea S.A., informó que la operación se normalizó sobre el medio día, con la puesta en servicio de las rutas alimentadoras APD1, APD3, APD4, APD6, APD7 y APD9, en Piedecuesta; AC1 y AP2, en Floridablanca, y AP14 en Bucaramanga.

John Murillo, director de Operaciones de Metrolínea, confirmó que ante lo ocurrido se iniciaron los procesos administrativos contractuales para determinar las responsabilidades y consecuencias por la grave afectación del servicio, principalmente en Piedecuesta.

Para el alcalde de Piedecuesta, Mario José Carvajal, esto hace parte de un problema estructural que tiene Metrolínea y en la última junta metropolitana se dialogó. “Solicitaré al Área Metropolitana de Bucaramanga, como autoridad de transporte, que tome ‘cartas en el asunto’. De manera que los ciudadanos siempre tengan garantizado el servicio de transporte”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad