viernes 13 de octubre de 2017 - 12:01 AM

Plaza San Mateo ‘revive’ sus mejores momentos en Bucaramanga

Un emotivo y nostálgico ‘encuentro con el ayer’ se vive por estos días en Bucaramanga.

La Plaza San Mateo, que fuera declarada como patrimonio arquitectónico del país, abrió de nuevo sus puertas en el marco del Encuentro Nacional de Patrimonio, que se celebra en la capital santandereana.

Para la ocasión, la vetusta edificación fue acondicionada por el Ministerio de Cultura, con el apoyo del IMCT.

Según Alberto Escovar Wilson-White, director Nacional de Patrimonio, en la vieja estructura se armaron talleres artísticos y artesanales, exposiciones y hasta una sala de cine.

Es como si la máquina del tiempo nos trasladara a los puestos de venta de antaño, al mítico Pabellón de Carnes e incluso al puente pasadizo que comunicaba las viejas estructuras de la edificación.

Lea también: El día en que se incendió la Plaza San Mateo

Es emocionante ver el escenario por dentro divisando los majestuosos paredones que, a decir verdad, son los únicos que resistieron el voraz incendio que consumió a la plaza por allá en 1979.

En el marco de este encuentro, los guías culturales nos recuerdan que la edificación, que bordea toda la manzana de la calle 34, entre las carreras 15 y 17, fue construida por el alemán Franz Tutzer entre 1928 y 1934.

Ella fue el origen de un gran complejo comercial que empezó a gestarse en siglos pasados.

Durante la jornada, que continúa este fin de semana, hay fotos que evidencian que la edificación constaba de dos edificios unidos por un puente, construidos sobre la Laguna de los Caracoles. Vale decir que con el tiempo y para ‘amansar sus aguas’, los pobladores le cambiaron el nombre a Laguna San Mateo.

Y para conmemorar parte de esta historia también se habilitó una exposición de archivos que, además de la muestra fotográfica de colecciones privadas de algunas de las personas que laboraban en el antiguo Pabellón de Carnes, incluye viejas crónicas periodísticas.

Le puede interesar: Viaje por estos lugares históricos de Bucaramanga

De manera adicional, labriegos y empresarios de las zonas rurales y urbanas ofrecen sus productos directamente a los consumidores, en lo que se conoce como el ‘Mercadillo de Los Caracoles’. Café y cacao orgánico, maíz y hasta pitahaya son algunos de los productos que allí se encuentran.

Vale recordar que la Plaza San Mateo continúa hoy y mañana abierta al público. Recuerde que la entrada es totalmente gratis.

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad