martes 16 de abril de 2019 - 4:30 PM

Polémica por cerramiento con vallas en Iglesia de Bucaramanga

Vecinos de la Iglesia San Pedro Claver, en Bucaramanga, escribieron a Vanguardia con quejas sobre la ubicación de vallas de contención en el espacio público contiguo a la iglesia.

De acuerdo con Pedro Andrés Gil, habitante del barrio Sotomayor, el pasado sábado 13 de abril, personal contratado por la Iglesia ubicó vallas alrededor de la edificación, lo que afecta a los transeúntes del sector.

“No quieren que se paren ahí los pobres o los mendigos. Y tampoco lo podrán hacer aquellos que usen silla de ruedas porque esos accesos también los taparon. No sé si tienen permiso para algo tan arbitrario”, comentó Gil.

A la queja de este ciudadano se unió un usuario de Twitter que compartió las fotos de las vallas y cuestionó la necesidad de cerrar el paso peatonal.

“Obstruyen los andenes y los pasos peatonales, especialmente las rampas para sillas de ruedas y coches de bebés. Los entes de control como planeación y la defensoría del espacio público como siempre...”, expresó.

Según el párroco de la Iglesia San Pedro Claver, Misael Enrique Meza Rueda, no ha recibido quejas por la ubicación de las vallas, sin embargo aclaró que dicha instalación solo tendrá lugar durante Semana Santa.

“Acá nadie ha venido a quejarse o a preguntar. La decisión de las vallas se tomó luego de que el año pasado, en la Semana Mayor, la calle 45 se llenó de vendedores de todo tipo de artículos, incluido comida. Eso no solo causó congestión sino inseguridad”, explicó Meza.

Le puede interesar: Estos son los mejores planes para realizar en Semana Santa en Santander

El sacerdote aseguró que hace dos meses se reunió con el Brigadier General, Manuel Vázquez, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, para expresarle su preocupación y pedirle ayuda para controlar las ventas ambulantes y la inseguridad.

“El plan de acción que salió de esa reunión tiene que ver con la ubicación de las vallas y con la presencia de uniformados. La Policía ya había destinado las vallas de ellos en otras zonas, entonces nos tocó contratarlas a nosotros”, aseguró.

De acuerdo con el párroco, la idea de las vallas es proteger a los feligreses y, de paso, las zonas verdes del sector. Por la gran afluencia de personas en esta temporada religiosa, la Iglesia también tomó otras medidas.

Lea también: El Norte y el Centro son las zonas donde más roban celulares en Bucaramanga

“Pusimos carpa, sillas y pantallas. Estamos dándole trato a esta jornada de Semana Santa como si fuera un concierto o un partido de fútbol, toda vez que lo que queremos es salvaguardar la integridad de los asistentes.

Al respecto, Julián Constantino Carvajal Miranda, director de Espacio Público de Bucaramanga, aseguró que el plan de la Iglesia responde a las necesidades puntuales de mejorar la seguridad de la zona y que, aunque no solicitaron permiso con su oficina, no ven inconveniente en el uso de las mismas.

“Caso similar ocurre en la Clínica Comuneros y ocurrió en Megamall. El uso de las vallas es recomendación de la Policía. Entendemos que esta situación se dará solo hasta el próximo domingo 21”, dijo Carvajal.

El jefe de la cartera de Espacio Público en la ciudad informó además que fue al sitio para realizar inspección y confirmó que no están obstruyendo el paso.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad