sábado 11 de julio de 2009 - 8:33 AM

Polémica por Estación de Transferencia de Cañaveral

El porqué Metrolínea canceló en junio pasado la declaratoria de utilidad pública de los terrenos donde se construiría la Estación de Transferencia de Cañaveral y por qué teniendo facultades hasta para expropiar esos terrenos decidió cambiar los diseños para reemplazar la megaestructura por una bahía, todavía no tiene respuestas claras.

Esas fueron dos de las denuncias que realizó el Concejo de Bucaramanga ante el zar anticorrupción Óscar Ortiz González y a la Procuraduría General, y por las que les exigió además una pronta investigación a esta obra de Metrolínea. Ayer el concejal Édgar Higinio Villabona explicó con documentos en mano y a partir de publicaciones realizadas por esta Redacción y de las recientes advertencias realizadas por la Sociedad Santandereana de Ingenieros, por qué las autoridades deben indagar:

A su juicio, 'es preocupante' que Metrolínea reemplace una estación proyectada en un área de 13.000 metros cuadrados, por una bahía que no superará los 400 metros cuadrados. 'Ese cambio evidencia falta de planeación y afecta el desarrollo de un proyecto pensado para grandes envergaduras. Además, no estamos dispuestos a seguir aprobando incrementos en el impuesto a la tasa de la gasolina para pagar obras diferentes a las que nos mostraron inicialmente', advirtió sobre el particular Villabona.

Enredo con las tierras

Pero el cambio de la gran estación por una bahía estaría vinculado con otros hechos de fondo, relacionada con la negociación de las tierras (ver arriba paso a paso).

El Concejal explica que en 2007 los terrenos fueron avaluados en $2.700 millones y un año después terminaron costando $12.000 millones, 'por una serie de cambios que deben ser investigados'.

En resumen, el corporado muestra mediante un documento de la Oficina de Instrumentos Públicos, que el 13 de noviembre de 2007 se constituyó una sociedad anónima que a los seis días de creada hizo una promesa de compraventa para adquirir los terrenos, cuando estos eran de utilidad pública.

Adicionalmente, señaló el concejal, resulta también particular que de un año para otro (2007-2008) los usos del suelo de estos predios fueran modificados para valorizarlos.

'No puedo sostenerlo, pero se puede presumir que hubo una filtración de información privilegiada que fue utilizada por terceros para su usufructo personal', indicó el concejal Villabona.

Pero la gravedad no para allí: 'Queda la duda de por qué Metrolínea teniendo facultades para expropiar esos predios no lo hizo y además, ahora el pasado 1 de junio retira la declaratoria de utilidad pública'.

Exigimos la estación

Frente a la situación expuesta, el concejal Édgar Higinio Villabona expresó: 'Los ciudadanos merecen explicaciones de por qué se cambiaron los diseños y por qué ahora no habrá una estación sino una bahía… Si hay algo que se parece a la corrupción es la falta de planeación que hace perder muchos recursos. Creo que estamos ante un posible caso de ineficiencia administrativa que debe ser estudiado e investigado por el Zar Anticorrupción y todas las autoridades competentes'.

Según Villabona, el Concejo exige además a Metrolínea no desistir de la consecución de los terrenos y que construya la Estación de Transferencia como estaba proyectada: 'Si todavía falta construir a Metrolínea en Bucaramanga y están pendientes las obras de Floridablanca, Girón y Piedecuesta, con esta falta de planeación yo no creo que se vaya a llegar a alguna parte'.

'ESTO GENERA MUCHAS DUDAS'

Frente a la decisión de Metrolínea de levantar la declaratoria de utilidad pública de los terrenos, el presidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, Florentino Rodríguez, afirmó: 'Eso sí es verdaderamente extraño. Lo que nos preguntamos es cómo el Área Metropolitana solicita en esa época la declaratoria de utilidad pública y cómo ahora la levanta Metrolínea, en una fecha en que el tema ya generaba dudas'.

El directivo apuntó que la Sociedad se sostiene en que el proyecto debe adquirir los predios y hacer la estación como estaba proyectada 'porque la ciudad la necesita'.

Preguntas y respuestas

¿Qué responde Metrolínea?
Esta Redacción indagó sobre la situación al gerente de Metrolínea, Félix Francisco Rueda Forero:

¿Por qué Metrolínea teniendo facultades para expropiar los terrenos decide cancelar esta declaratoria de utilidad pública?
Porque el Ministerio de Transporte y el equipo de profesionales de Metrolínea determinaron que el predio no se iba a comprar, entonces cuando un predio no se compra hay que levantar la declaratoria de utilidad pública.

¿Y por qué no compraron el lote?
El lote no lo pudimos comprar en el año 2007 porque en ese entones Floridablanca no había entrado al proyecto y no teníamos entonces los recursos para comprarlo… Hay que señalar por qué el Concejo de Floridablanca y su alcalde fueron tan renuentes en entrar al proyecto. Desde ahí viene el origen del problema, porque si hubiéramos tenido los recursos habíamos comprado el lote.
Por otra parte, el Ministerio de Transporte y la UIS aprobaron unos diseños operativos que concluían que se requería una estación más pequeña, porque a la estación de transferencia iban a llegar menos rutas alimentadoras porque implementamos una pretroncal desde Bucarica.

¿Cree que hubo filtración de información privilegiada que fue utilizada por terceros para un futuro usufructo personal?
Esa es la conclusión que hemos sacado y por esa razón nosotros no vemos conveniente ir a comprar un predio, así sea parcial, para beneficiar a equis firma, que se benefició de una valorización extraordinaria en tan poco tiempo.

¿Cree que esa filtración debe investigarse?
Eso de ponerse uno a especular es delicado, pero que hubo información que se filtró y que salió seguramente de la misma entidad puede ser, pero sin tener certeza yo no me puedo atrever a señalar.
La pregunta es si se debe investigar…
Sí debe haber una investigación, me parece muy bien.

Paso a paso...

Así fueron los cambios del predio

El siguiente paso a paso explica una parte de qué fue lo sucedió con el terreno donde Metrolínea tenía contemplado construir la Estación de Transferencia de Cañaveral. Según datos del certificado de tradición de matrícula inmobiliaria e información suministrada por el proyecto de transporte masivo, este fue el recorrido:

Paso 1: el terreno
La Estación de Transferencia de Cañaveral sería construida sobre dos predios ‘gemelos’, ubicados sobre la calzada oriental de la autopista a Floridablanca, detrás de la estación de servicio. Los predios suman un área de 12.869 metros cuadrados.

Paso 2: primer avalúo
Metrolínea solicita en el año 2007 un avalúo de los terrenos y le informan que el área total cuesta $2.700 millones. Para entonces, el predio es de propiedad de la Universidad de La Sabana.

Paso 3: declaración pública
El 13 de julio de 2007 la entidad Área Metropolitana de Bucaramanga emite sobre estos terrenos una declaratoria de utilidad pública. Metrolínea asegura que para entonces los terrenos tenían las restricciones de zona verde y sistema de transporte.

Paso 4: nace sociedad anónima
El 13 de noviembre de 2007 se constituye la sociedad anónima Desarrollos Metropolitanos. Seis días después de su creación, esta sociedad firma una promesa de compraventa con la Universidad de la Sabana para comprarle los terrenos a un costo total de $1.457 millones.

Paso 5: sociedad compra la tierra
Desarrollos Metropolitanos S.A. compra los predios el 11 de diciembre del año 2007.

Paso 6: nuevo avalúo
Metrolínea asegura que en el año 2008 solicita un nuevo avalúo de los terrenos y que Desarrollos Metropolitanos le indica que sólo le vende 2.000 metros cuadrados del área total, y a un costo de $1.800 millones.

Paso 7: cambios en uso del suelo
Metrolínea afirma que para entonces notó que al predio le habían quitado la restricción de zona verde y le habían adicionado dos más: zona comercial y residencial. Este hecho explicaría por qué el costo de los terrenos en el año 2008 se desbordó.

Paso 8: cambian diseño
De forma paralela, durante 2008 Metrolínea asegura que la UIS y el Ministerio de Transporte aprobaron un nuevo diseño operativo del sistema, que concluía que ya no se requería una estación de 13.000 metros cuadrados sino una de 2.000 metros cuadrados.

Paso 9: cambian lugar de la obra
Metrolínea afirma que desistió de comprar el predio de la calzada oriental 'para no incurrir en irregularidades' y en 2009 comienza la negociación, o en su defecto la expropiación, de dos casas ubicadas sobre la calzada occidental metros delante de La Florida.

Paso 10: ‘la sorpresa’
El pasado 1 de junio Metrolínea cancela la providencia administrativa de la declaratoria de utilidad pública de los terrenos. Metrolínea asegura que la bahía de 2.000 metros cuadrados será construida por el contratista de los puentes peatonales y estaciones, la Unión Temporal Puentes.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad