martes 01 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Policía Nacional no avaló el convenio con Tránsito

Pese a que la Dirección de Tránsito había firmado un convenio para que cien agentes uniformados controlaran el flujo vehicular en el Norte y en Cabecera, la Dirección Nacional de la Policía echó para atrás dicho pacto oficial.

El Director de la Policía, Mayor General Óscar Naranjo consideró que la estrategia, firmada hace dos semanas entre Tránsito y la Policía Metropolitana, 'no era viable'. A juicio de la primera autoridad, 'la Policía no encontró razones, ni legales, ni mucho menos favorables para que dicha institución permita que 100 de sus hombres se dediquen a controlar el tránsito'.

'Los agentes policiales no están autorizados para cumplir una doble función como la de la vigilancia y la del control de las congestiones de la ciudad', aclaró el Mayor General.

Y aunque el mandatario local, Fernando Vargas Mendoza, había argumentado que los policías harían las veces de alféreces, como una estrategia de vigilancia; la institución policial señaló que el pacto, antes que favorecer a la vigilancia, 'la desmejoraría'.

El convenio, que había firmado el director de Tránsito, Tomás Vargas Mantilla, había estipulado la entrega al centenar de policías de los equipos de trabajo, incluyendo los talonarios de las multas, radios de comunicaciones y, por supuesto, los automotores, con los cuales podrían ofrecer sus servicios e impartir las sanciones a quienes irrespetaran las normas.

El Alcalde se mostró preocupado por la decisión. Según dijo, 'la labor que iban a prestar los nuevos agentes pretendía convertir a Bucaramanga en la ciudad más segura del país y de mejor movilidad, con dos instituciones que harían más efectivos los controles que prestan las cámaras de televisión'.


Concejales aplauden la determinación

Algunos de los concejales de Bucaramanga aplaudieron la medida de la Policía. Los corporados de la coalición minoritaria, quienes siempre se opusieron al pacto, dijeron: 'teniendo en cuenta el aumento de asaltos y asesinatos en la ciudad, no podía ser más importante imponerle un ‘comparendo’ a un infractor vial que garantizar la seguridad de los bumangueses'.

Así se expresó el concejal Celestino Mojica: 'con ese absurdo convenio iba a quedar en vilo la seguridad de la gente, toda vez que los uniformados estarían más pendientes de controlar la congestión, que de proteger la seguridad de los bumangueses'.

Señaló que, 'mandar a los policías a frenar congestiones, de manera literal, les hubiera dejado la vía libre a los delincuentes para que actuaran a sus anchas, sobre todo en diciembre'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad