domingo 27 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Ponen al servicio dos ‘elevadores incluyentes’ en las UTS, de Bucaramanga

Escuchar este artículo

Los edificios, al menos en el papel, deben estar adecuados para que las personas en situación de discapacidad puedan acceder a ellos como el resto de la población.

Según la Corte Constitucional, eso es lo mínimo que se puede ofrecer para que una persona con algún tipo de barrera en su humanidad pueda elegir hacia dónde quiere dirigirse de manera autónoma y seguir el plan que se haya trazado sin tener que soportar limitaciones.

Pensando en ello y para no violar los derechos de la locomoción, la igualdad, la dignidad humana y el del trabajo, las Unidades Tecnológicas de Santander, UTS, adecuaron dos de esos elevadores entre los edificios B y C de la citada institución de Bucaramanga.

Cada uno de los elevadores tuvo una inversión cercana a los $130 millones. Los dos tienen cabinas que disponen de medidas suficientes y adecuadas para que en ellas puedan salir y entrar personas en sillas de ruedas con plena comodidad, así como uno o más acompañantes.

También están adaptadas para personas con otro tipo de limitaciones motrices, auditivas o visuales.

“De esta forma se acaba con las barreras arquitectónicas que pudieran existir. Del mismo modo, se mejora la accesibilidad a las aulas”, dijo Omar Lengerke Pérez, rector de la institución.

Lea además: Las UTS, mejor institución tecnológica del país

Fredy Peña, jefe de infraestructura de las UTS, explicó que “los elevadores tienen servicio de audio por medio del cual se informa a través de la voz cada piso. De igual forma la botonería se hizo con alto relieve, lo que les permite a las personas con limitaciones visuales identificarlos a través del tacto”.

“La cabina cuenta con un sistema de señalización, que mediante un timbre indicará el cierre y la apertura de las puertas, así como la planta en que ha parado el ascensor y el sentido del desplazamiento”, agregó el profesional.

Las UTS hacen parte de los pocos establecimientos educativos de la ciudad que tienen ‘puertas incluyentes’ a estudiantes con discapacidad auditiva o de movilidad. La Institución también ha recibido jóvenes de diversas comunidades, como víctimas del conflicto y desplazados.

Según el Rector, “nuestros estudiantes son sujetos de especial protección constitucional y hacen parte de la inclusión a escenarios donde cabemos todos, por eso en las Unidades el sistema institucional es amplio en lo curricular, en lo administrativo y en la infraestructura”.

“Hemos recibido estudiantes con discapacidades sin ningún límite o barrera y la Institución los apoya en todos sus procesos académicos”, puntualizó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad