jueves 05 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Por amenazas cancelaron primeros matrimonios gay en Bucaramanga

Dos parejas homosexuales de Bucaramanga se quedaron esperando en la Universidad Industrial de Santander, UIS, a Monseñor Haiver Esneider Perilla, encargado de oficiar su ceremonia religiosa de matrimonio.

'Hablamos con él en la noche (del martes) y se le explicó que ya todo estaba listo. Las conversaciones con él habían sido concretas y era algo seguro', afirmó uno de los novios, mientras esperaba conocer los motivos de la ausencia del sacerdote, a primera hora de la mañana de ayer. 'Tenemos como referencia lo que nos dice la pareja de Haiver y es que salió normalmente de Bogotá a Bucaramanga. Nos queda es indagar sobre las verdaderas razones por las que no llegó', agregó Diego Julián Pedraza, vocero del Grupo de Estudios de Género y Sexualidad de la UIS, promotor de la ceremonia.

El día transcurrió en medio de la incertidumbre y sólo al final de la tarde, este grupo recibió un comunicado de la Iglesia Misionera San Pablo, donde se justificaba la ausencia del sacerdote Perilla debido a amenazas. En el comunicado se afirma, además, que por las mismas razones, esta iglesia no volverá a oficiar bendiciones a parejas LGBT, aunque esté de acuerdo con ellas.

'Por los continuos ataques a la labor desarrollada, tomamos la decisión de no asistir al evento, ya que desde el día que apareció en la red de Internet que habría bendiciones en la UIS… arreciaron las amenazas y las críticas. Por estas llamadas y mensajes, tanto al correo como a esta red, estamos tomando las medidas pertinentes para la comunidad', dice el texto.

Y agrega, que la Iglesia insta a 'trabajar con la fe en Jesús, pero ser muy prudente con cualquier tipo de acciones que tengan que ver con la comunidad LGBT (por seguridad de nosotros mismos)'.

Haiver Perilla, jerarca de la Iglesia Anglicana, es reconocido en Colombia por celebrar la unión de dos hombres en Bogotá, uno de ellos, miembro activo de la fuerza pública.


FUERTE DISCRIMINACIÓN

Una de las mujeres que se iba a casar, expresó que eran muchos quienes se oponían a esta actividad: 'Creemos que algunas personas molestaron a Monseñor, pues tengo entendido que recibió una llamada extraña', aseguró.

Por su parte, Diego Julián Pedraza, vocero del Grupo de Estudios de Género y Sexualidad, expresó que la situación es preocupante: 'Es lamentable que se sigan presentando estas situaciones discriminatorias y que la Iglesia haya tenido que tomar esta decisión tan drástica'.

Pedraza también asegura que 'nos enteramos por compañeros que algunas personas querían sabotear la unión, incluida la comunidad universitaria'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad