lunes 16 de mayo de 2016 - 2:22 PM

Por estas razones el Caracol Africano es una amenaza en Bucaramanga

Este molusco es portador del parásito ‘strongyloides stercorialis’, responsable de producir enfermedades como la meningitis, la bronquitis, la estrongiloidiasis, entre otras.
Escuchar este artículo

El Caracol Africano está entre las 100 especies exóticas invasoras más destructivas y dañinas del mundo según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, UICN. Esto se debe, a que sus características fisiológicas y morfológicas le confieren resistencia para sobrevivir en cualquier ambiente y a alimentarse casi de cualquier cosa, especialmente de materia fecal, animales en descomposición y basura.

Es oriundo de Kenia, Mozambique y Tanzania. Se caracteriza por llegar a un tamaño de 30 centímetros y tener una concha en forma helicoidal conformada por siete o nueve vueltas con una punta aguda. Así mismo, la concha tiene un color violeta oscuro sobre un amarillo claro y el cuerpo del animal es color caoba.Algunos caracoles nativos colombianos, tienen el caparazón en un solo tono y su cuerpo carnoso es gris oscuro.

Según Juan Sebastián Mejía Gómez, médico veterinario de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, este animal encontró en Colombia el ambiente indicado para su reproducción.La actividad del molusco depende de la humedad, es por ello que en época de lluvia se proliferan con más facilidad.

El Caracol Africano es hermafrodita, lo que facilita su reproducción, que es, según Mejía, la principal razón de que la plaga sea tan difícil de controlar. “El animal pone alrededor de 300 huevos, y de estos el 90% llega a la edad adulta. Ponen huevos tres meses después de haber nacido, y se reproducen cada dos meses”.

En los registros de las visitas  de la Cdmb para el control de la especie exótica en el área metropolitana, se han recolectado hasta 70 kilos del molusco. Así mismo, el médico veterinario asegura que el otro problema es que “en Colombia el Caracol Africano no tiene un depredador natural”.

Hasta el momento, se desconoce cómo se introdujo el caracol en Santander, pero habita en esta parte del país desde el 2007.

Recomendaciones para el control de Caracol Africano

Cabe destacar, que el contacto con la baba de este molusco es de alta peligrosidad, pues es la que contiene el parásito. Puede generar problemas intestinales, meningitis, inflamación de tejidos, diarrea, fiebre, y hasta la muerte.

Mejía le contó a Vanguardia.com que según el Ministerio de Ambiente, la orden que se tiene respecto al caracol es su destrucción. “Para acabar con el molusco toca crear salmueras. La sal o la cal le producen la muerte al molusco. Luego se debe enterrar, con más sal o cal”.

Lo recomendable es taparlos con cal agrícola, o en su defecto agregue agua con sal. Tres litros de agua y un kilo de sal o en un envase con tres partes de agua y una parte de cloro.

El caracol debe ser manipulado con guantes de látex, para evitar el contacto directo. “No todos los caracoles son venosos, pero la gran mayoría poseen el parásito”, indicó el médico veterinario. Si por alguna razón, tiene contacto con la baba del animal se debe lavar con abundante agua y jabón y aplicar desinfectante.

Así mismo, Mejía recomienda no dejar que los menores jueguen con el caracol y que se denuncie la presencia del animal a la Cdmb, dar aviso al Grupo de Fauna y Flora para la recolección de los animales al teléfono 6346100. La autoridad ambiental no solo recolecta el molusco, sino que también capacita a la comunidad para el control de esta plaga.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad