domingo 07 de marzo de 2021 - 2:50 PM

Por la pérdida de fauna silvestre y el desaseo toman medidas para proteger el Parque La Flora

La reserva natural 'emitió' un SOS por la pérdida de su fauna silvestre y la suciedad en sus senderos y zonas verdes.
Escuchar este artículo

Los desórdenes de basura y los excrementos de mascotas sin recoger se convirtieron en una radiografía diaria de este importante pulmón de Bucaramanga y su área metropolitana. Con más de 10 hectáreas de extensión, esta zona alberga especies silvestres como zarigüeyas y perezosos, entre otras, además de especies forestales y arbóreas.

A la falta de cultura ciudadana, se suman las afectaciones a las especies silvestres por la destrucción de sus hábitats y algunos ataques de las mascotas que ingresan al parque.

Frente a estas problemáticas, la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga - CDMB - junto con la Alcaldía de Bucaramanga implementaron un plan piloto para velar por la protección de este escenario natural: mantener el parque limpio, conservar las especies de fauna silvestre que viven y tienen como hogar de paso este escenario y seguirle permitiendo a los ciudadanos asistir con sus amigos de cuatro patas, siempre y cuando hagan uso responsable del lugar.

Con el compromiso de la ciudadanía, se busca mitigar los impactos negativos generados por la migración de fauna silvestre endémica del sitio o que se ha incorporado al corredor biológico, como consecuencia del trato que algunos visitantes les dan a los recursos naturales, de los altos niveles de ruido y de la presencia de caninos que alteran el hábitat natural de aves, pequeños roedores, reptiles, insectos, entre otras especies.

"Buscamos concientizar a la comunidad y propietarios de los caninos sobre la importancia de proteger esta reserva ambiental. Aquí, nuevamente nos convoca el trabajo en equipo. Debemos unirnos para que tanto los animales doméstica que es cuidada por sus dueños tenga su espacio, como la fauna silvestre sea protegida por toda la población que visita el parque", explicó el director de la CDMB, Juan Carlos Reyes Nova.

Con los resultados de este plan piloto que culminará el próximo 3 de abril, las autoridades evaluarán, de acuerdo con el comportamiento de los ciudadanos, si se puede permitir el ingreso controlado de los caninos o, por el contrario, nuevamente debe restringirse.

“El parque La Flora es uno de los pocos escenarios naturales dentro de la ciudad y que permite conectar biológicamente la zona de los Cerros Orientales hacia los sectores de la escarpa. Mantener estable esta correlación solo es posible cuando regulamos la presencia del ser humano y de nuestra fauna doméstica”, destacó Juan Carlos Alemán, biólogo de la CDMB.

Por toda su importancia ambiental como corredor y resguardo natural, el llamado es uno solo: a la cultura ciudadana y la conciencia ambiental. A comprender que las acciones de todas las personas influyen significativamente en la salud de los ecosistemas y el equilibrio ecológico.

Plan piloto

Comprende nuevas reglas para el ingreso de mascotas y visitantes al parque La Flora:

• Reglamento para el ingreso de animales domésticos.

• La mascota y su propietario deben registrarse al ingreso al parque. Debe presentar en físico el carnet de vacunas vigente de la mascota.

• El canino debe ser transportado al interior del parque por una persona mayor a 18 años.

• Los ejemplares caninos irán sujetos por medio de trailla, collares, correa, arnés y con su respectivo bozal, en el caso de los caninos potencialmente peligrosos.

• Los caninos peligrosos deben contar con el permiso correspondiente, de conformidad con la Ley.

• El propietario del canino debe tener la bolsa para la recolección de las heces y debe ser depositada en los lugares establecidos en el parque o llevarla a su vivienda, si es el caso.

• El horario de ingreso de los animales con sus propietarios es de 5:00 de la mañana a 10:00 de la mañana, de lunes a domingo. El vigilante que se encuentre en el parque establecerá el nivel de influencia o densidad de población canina en el parque, minimizando algún grado de accidentalidad en el escenario natural.

• El área permitida para realizar el recorrido con los caninos comprende desde los juegos de los niños hacia la parte de arriba donde queda la media torta y nuevamente por ese mismo sendero se ingresa hasta los juegos de los niños. Los caninos no pueden ingresar a la zona de los niños. No se permite el tránsito de caninos por lugares no autorizados.

• El incumplimiento de este reglamente por parte de los propietarios de los caninos acarrea multa establecida en la Ley 1801 del 29 de julio del 2016, Código Nacional de Policía y Convivencia.

Como parte del reglamento genera, queda prohibido:

• Usar bafles, parlantes, megáfonos o equipos sonoros que perturben el ambiente natural y el desplazamiento de la fauna silvestre.

• Recortar, arrancar, cortar o extraer material vegetal cualquiera. Además de coleccionar o introducir especies de fauna y flora.

• Ingresar o consumir bebidas alcohólicas, sustancias alucinógenas o estimulantes.

• Fumar.

• Ingresar armas u objetos corto punzantes.

• Comercializar cualquier producto o servicio, salvo con la expresa autorización de la Secretaría de Infraestructura de la Alcaldía de Bucaramanga.

• Arrojar, depositar basura, desechos o residuos en lugares no destinados para tal fin.

• Transitar dentro de las zonas verdes y los prados.

• Tomar fotografías o grabaciones de sonido de valores naturales para ser empleados con fines comerciales, sin ninguna autorización previa.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad