viernes 04 de enero de 2019 - 5:05 PM

Por los barrios de Bucaramanga: La belleza de Los Cedros

Los Cedros, esos árboles de gran tamaño, de madera olorosa y de copa cónica que son utilizados para la ornamentación de los parques, inspiraron a la constructora Urbanas, hace ya cerca de cinco décadas, para bautizar con ese nombre a un exclusivo sector de Cabecera del Llano.

La bella arquitectura de muchas de sus viviendas, en donde en cada predio existe un jardín debidamente cuidado, lo convierte en uno de los barrios más acogedores de la meseta.

Tal vez muchos desconocen que este fue el primer proyecto habitacional que se adecuó en el famoso cerro de la ‘P de A’, conocido como Pan de Azúcar. El terreno escogido era propiedad de Don David Puyana quien, por esos años, conservaba la mítica finca de La Aurora.

La constructora encomendó durante los años 70 a un prestigioso arquitecto, de apellido Rueda, la adecuación de las casas. Para ello, él se inspiró en un modelo arquitectónico que había hecho en Londres, Inglaterra.

Muchas de las casas conservan su estructura original con teja de barro, 160 metros cuadrados, cuatro o cinco dormitorios en la parte superior, sala, comedor, parqueaderos en la parte externa y zona de descanso.

Por los barrios de Bucaramanga: La belleza de Los Cedros

Un dato curioso de estos predios: Casi todos los hogares conservan, en las fachadas de sus casas, el famoso buzón comunitario; incluso algunos tienen casilleros internacionales.

Sus calles son limpias, se respira mucha tranquilidad, los vecinos hacen gala de cultura ciudadana e incluso es uno de los pocos sectores que tiene garantizada su propia seguridad, gracias a un excelente modelo de celaduría.

Los primeros años del barrio

1971: Comenzó la construcción de las viviendas. La firma Urbanas las levantó sobre un cerro, aledaño a Pan de Azúcar.

1972: Inicialmente se entregaron 27 amplias casas que rodeaban un bello parque, con una fuente luminosa.

1973: La gente adquirió las viviendas con una suma de $35 mil, de cuota inicial, que para entonces era una cifra considerable de dinero. El valor total de la casa fue financiado a 15 años, a través del BCH. Entres los primeros pobladores estuvieron: Luis Urrego, Hortensia Ardila, Alfonso Rubio y Fernando Gómez; así como las familias Villabona, Tadeo, Serrano, Ramírez, Sepúlveda, Meyerson, Rivera, Jiménez, Peña, Niño, Mantilla, Martínez, Cornejo, Castillo, López, Gómez y Velandia.

Por los barrios de Bucaramanga: La belleza de Los Cedros

Las voces de los residentes

Fernando Gómez: “Fui uno de los primeros en llegar a Los Cedros, a comienzos de los años 70. Desde entonces vivo contento en este barrio, entre otras cosas, por la calidez de mis vecinos”.

Jhon Jairo Aguilar: “Una de las cosas más agradables de Los Cedros es el clima. La ubicación estratégica del sector hace que respiremos un ambiente sano, ameno y encantador”.

Teresa Jaimes: “Este es un barrio muy seguro. Me agrada mucho el vecindario. Por otro lado, aquí disponemos de áreas verdes y espacios para compartir ratos de sano esparcimiento”.

Javier Morales: “Yo me siento muy cómodo en el barrio Los Cedros. Es un sector aseado y con casas muy bonitas; ni hablar del aire puro que aquí se respira. No lo cambio por nada”.

Mariana Ogliastri: “El clima es agradable en Los Cedros. De igual forma, aquí se siente mucha tranquilidad. También resaltó a las unidades residenciales que se han construido en los alrededores”.

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad