jueves 22 de noviembre de 2018 - 7:45 PM

Por los barrios de Bucaramanga: Mutis

Este barrio de Bucaramanga le rinde con sus especies naturales y con su propio nombre un homenaje al sacerdote José Celestino Mutis.
Escuchar este artículo

No es gratuito que se llame Mutis, pues el barrio fue construido justo en una zona llena de árboles que, según los historiadores, nos regalan hermosas estampas de la flora colombiana que defendiera el mítico botánico del Siglo XVIII.

De ahí que el Gobierno del entonces presidente de Colombia Carlos Lleras Restrepo hubiera decidido en 1967, con el ‘bautizo’ del sector, rendirle un homenaje al hombre que puso en práctica las propiedades curativas de las plantas. Hablamos nada más y nada menos que del ilustre médico y cura español José Celestino Mutis.

Los vecinos más antiguos de esta parte de la meseta recuerdan que la finca en donde se levantaron las casas “estaba llena de gigantescos árboles”.
Lo mejor de esta historia es que la comunidad que conformó este popular vecindario de Bucaramanga siguió los pasos del religioso y se puso en la tarea de ‘sembrar parques’ en los alrededores de sus viviendas.

Lea también: Por los barrios de Bucaramanga: El Prado

Entre estos escenarios de sano esparcimiento está el Bruno Battello, que igualmente evoca a otro clérigo que unió a todo el vecindario en torno a la fe.
Por allí también se construyeron las áreas ‘Ecobiológicas del  Mutis’ y las de la Calle 58, que permitieron promocionar al sector como el gran barrio de los parques.

Vale decir que además de las zonas verdes, en el Mutis existe un profundo respeto por la fauna. Este es el único sector de Colombia que tiene entre sus cuadras un parque exclusivo de ardillas, el cual se encuentra en inmediaciones de las calles 61 y 62.

En la edición de hoy recorremos las calles de este tradicional sector, situado al occidente de La Ciudadela, que además de ser ecológico es cívico y acogedor.

Barriografía

* Ubicación: Entre las carreras 1W y 8W y desde la calle 55 hasta la calle 65.
 

* Comuna: 17.
 

* Estratos: 3 y 4.
 

* Número de viviendas: 1.100 casas; el dato no incluye los apartamentos de conjuntos residenciales como Los Fundadores, Prados del Mutis, Las Margaritas y Arco iris.
 

* Sectores vecinos: Balconcitos, Monterredondo, Los Héroes, Estoraques y en general La Ciudadela.
 

* Fecha de fundación: 1965.
 

* Principales avenidas: La carrera 2W y la vía que conduce al Viaducto de la Novena.
 

* Algunos planteles educativos: ‘José Celestino Mutis’ y el Colegio Integrado Nuestra Señora del Divino Amor.
 

* Parques: Está el Recrear y los construidos por la comunidad como Las Palmas, el de la 58, el Ecológico y el de las Ardillas.
 

* Otros escenarios: La Plaza de Mercado Mutis, el centro de salud y varias canchas.

* Templo: Nuestra Señora de la Consolata.

Hablan los vecinos

Carlos A. López:
“Considero que este es uno de los barrios más bellos de la capital santandereana. Se encuentra en un agradable comuna, dispone de una buena oferta comercial, la comunidad es muy cívica, cuenta con escenarios deportivos y además en cada esquina uno encuentra un parque”.

Flor Cárdenas:
“Resalto mucho de mi barrio la calidad humana de las familias que conformaron este sector. El Mutis es de los pocos barrios de la ciudad que le ha dado una gran importancia a la naturaleza y por eso encontramos tanta vegetación, jardines y lindos sitios para el sano esparcimiento”.

Heidy Torres:
“Vivo aquí en el Mutis y no cambio mi barrio por ningún otro sector de Bucaramanga. Aquí encontramos de todo: buenos planteles educativos, vías de acceso, centros asistenciales, seguridad, puntos de recreación y en general un gran vecindario. Además, el Mutis es muy tradicional”.

José Leonardo Duarte:
“Fui uno de los primeros pobladores del barrio. Recuerdo que este sector fue levantado por el ICT en una finca de la familia Turbay. Tal vez muchos de los que hoy habitan este sector no sepan que las cuadras comenzaron a construirse en los alrededores de La Consolata”.

Algo de historia

* 1965: En los terrenos de una gigantesca granja, que cultivaba tabaco y que era de propiedad de Don Rafael Turbay, se construyó el barrio Mutis.

* 1966: En este año esa finca comenzó a ser loteada por el ya desaparecido Instituto de Crédito Territorial, ICT.

* 1967: La Junta de Acción Comunal se constituyó el 17 de septiembre de 1967 con 132 socios y su primer presidente fue Don Alfonso Ayala Ramírez. El Inscredial les entregó a los adjudicatarios mil 100 casas repartidas en 30 manzanas: “La cuota inicial fue de $5.000 y quedaron cuotas fijas de $171, financiadas a 20 años”. Entre los primeros en llegar al lugar aparecieron Doña María Alicia Bohórquez y Don José Leonardo Duarte.

* 1968: Este año llegan los primeros Misioneros de la Consolata, invitados por el desaparecido arzobispo Monseñor Héctor Rueda Hernández para hacerle un acompañamiento pastoral a la comunidad que rápidamente se establecía en el sector del Mutis. Una comitiva del sector recibió al padre Bruno Battello. Él, en calidad de hombre de fe de Nuestra Señora de la Consolata, y el padre Miguel Merlone, quien fue el vicario parroquial, le dieron vida al citado templo.

Le puede interesar: El Kennedy, el corazón del norte de Bucaramanga

* 1969: Se entrega la escuela que también lleva el nombre del médico español, José Celestino Mutis. Allí se destacó la dirección de la licenciada Carmen S. Rozo.

* 1970: Los Padres Misioneros de la Consolata también le dan vida a al Colegio Colombo Italiano.

* 1971: En este nostálgico recuerdo cabe mencionar que el Mutis tuvo tiendas históricas. Mencionemos algunas: Los
Picapiedra, de Don Augusto Rodríguez; El Triunfo, de Don Leovigildo Celis; La Avenida, de Don Luis Aguilar; La 58, de Don Clemente Gamarra; La Segunda, de Alcides Moreno; y la del Porvenir, de Don Eduardo Aceros.

* 1974: El sector se fue poblando y con el paso inexorable de los años nacieron varios hijos que se convirtieron en ídolos. Uno de ellos, tal vez el más querido de todos, es un ‘pirata’ que no se destacó precisamente por tomar joyas de barcos, sino por regalarle ‘joyas de goles’ al fútbol colombiano: les hablo de Alfredo Ferrer, el histórico ‘pirata’ del Atlético Bucaramanga.

* 1979: Llegaron otros jóvenes que conformaron la nueva generación de la dirigencia cívica que manejó muy bien los rumbos del barrio. Entre ellos estuvieron el líder cívico Juan Carlos Anaya, Gabriel Arias y otros más que promovieron importantes obras comunitarias.

* 1980: Y como el presente y el pasado van de la mano, surgieron las ‘Espigas Plateadas’; es decir, las integrantes de la tercera edad que tuvo como una de sus socias a Doña María Alicia.

 

Esta histórica fotografía fue captada en el año 1967, cuando el Instituto de Crédito Territorial, ICT, comenzó entregarles las casas a las primeras familias beneficiarias del proyecto urbanístico del Mutis. El registro gráfico corresponde a la hoy carrera 2W con calle 58, justo en donde funciona el Parque Recrear del Mutis. La casona que se ve en el centro, según afirman los vecinos del sector, era el lugar donde se ofrecieron las primeras Eucaristías, antes de que se construyera el templo de Nuestra Señora de la Consolata. Para entonces, el lugar era un inmenso lote que con el tiempo se convertiría en la principal cuadra de este sector.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad