jueves 17 de septiembre de 2020 - 6:00 PM

Préstamos gota a gota en Bucaramanga: Entre la quiebra por la pandemia y la reactivación

En medio de la crisis generada por la pandemia del COVID-19, los préstamos ‘gota a gota’ son una alternativa a la que acuden algunos bumangueses. Varias de las personas que ofrecen este servicio también resultaron afectadas y se empiezan a reactivar.
Escuchar este artículo

El coronavirus afectó prácticamente todos los sectores de la economía y los prestamistas ‘gota a gota no son la excepción’. Mariela Castillo, quien ofrece este servicio desde 2007 en Floridablanca, afirmó que en los trece años que lleva dedicándose a prestar dinero no había tenido una racha tan mala como la que sufrió este año.

“Durante la pandemia nadie pagaba. Las personas dejaron de trabajar y no tenían con qué pagar. Del dinero que actualmente tengo prestado aún no he recuperado mucho. Sin embargo, ahora con la reactivación hay clientes nuevos”, expresó.

Una situación similar vivió Iván Flórez*, quien trabaja desde hace 15 años en este negocio. Asegura que, aunque otros prestamistas continuaron su actividad durante la pandemia, él prefirió suspender su servicio por algunos meses.

“Algunos amigos siguieron prestando a la gente que pudo trabajar en oficios como mensajería. Pero realmente, al principio de la pandemia fue una época muy difícil, yo preferí quedarme quieto durante tres meses. La economía se paralizó y nadie sabía cuándo se iba a solucionar. Decidí no molestar a la gente debido a todo lo que estaba pasando, esperé a que se acomodaran otra vez”, comentó Flórez*.

El hombre, mientras se empezaba a recuperar la normalidad, se dedicó a hacer domicilios en su motocicleta. “Yo tengo un capital que no toco. Como no iba recibir ingresos, me acomodé con la plata que tenía de capital y con los domicilios, así alcancé a solventar un poco mis deudas”, relata.

Reactivación

Pese a que avanza la reactivación gradual de la mayoría de los sectores, aún el país no se recupera completamente. Por ejemplo, los comerciantes informaron a Fenalco que en julio no facturaron ni el 40% de lo registrado en el 2019.

Flórez* reconoce que la situación económica sigue siendo complicada en Bucaramanga. No obstante, tuvo que empezar a cobrar de nuevo a sus clientes.

“He estado recogiendo especialmente a las personas que me pagan a diario. La gente que me daba semanal o quincenal me ha pedido más tiempo de espera”, señala.

Este prestamista es optimista y piensa que poco a poco la región volverá a registrar una buena economía. “Tengo gente que me empezó a buscar otra vez, pero no puedo ayudar a todos porque se me quedó mucha plata retenida. El capital ahorita no es el mismo. Espero que todo se empiece a recuperar pronto, porque uno se acostumbra a tener un sueldo de varios millones y de un momento a otro resulté ganándome $800 mil. Eso es verraco...”.

Pese a los altos intereses, personas de todos los sectores como el calzado, tiendas, domiciliarios e incluso emprendedores con negocios grandes acuden a este tipo de préstamos, ya que no se necesita tanto papeleo ni requisitos como codeudores que solicitan los bancos.

Las personas que acuden a esta opción lo hacen generalmente para solventar una situación de crisis o para abrir pequeños negocios, pues tienen imposibilidad de obtener un crédito bancario.

Mariela Castillo asegura que en su caso lo único que exige para que alguien acceda a un préstamo es que se encuentre trabajando o sea recomendado por alguien.

“He prestado a personas que quieren montar pequeños negocios como una mini tienda, vender ropa o para poner puntos fríos y han prosperado. El monto del préstamo depende de la antigüedad del cliente: para entrar a conocerlo se le presta desde $500 mil y si es recomendado se le presta más”.

Carlos Herrera, quien ofrece este servicio desde hace siete años, cuenta que en esta época de pandemia tanto comerciantes formales como informales han acudido a su servicio.

“Estamos ayudando reactivar la economía porque aproximadamente el 80% de las personas viven del rebusque: el de la tienda, el del negocio de zapatos, la venta de ropa... A esas personas los bancos no les dan un crédito y nosotros sí. Ayudamos a reactivar la economía a la gente del común”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad