miércoles 10 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Profesores en La Juventud dictan clases escoltados

A raíz de la creciente inseguridad que los aqueja, los 35 profesores de la Institución Educativa La Juventud acuden a sus labores diarias custodiados por la Policía.

No sólo los han despojado de sus pertenencias a la entrada y salida del colegio, también han sido objeto de amenazas y ataques físicos por parte de jóvenes delincuentes que actúan en ese sector del Norte de Bucaramanga. La problemática ha llegado a tal grado, que hay maestros que gestionan su traslado a otro colegio debido al clima de zozobra que no les permite trabajar tranquilos.

La grave situación fue dada a conocer por el rector de la institución, Jesús Alberto Perdomo Gómez, quien asegura que los robos, que se agudizaron el año pasado, los hace 'sentirse secuestrados dentro del plantel'.

'Para no correr riesgos, nos toca salir escoltados y encaravanados en los carros; a un docente le rayaron el cuello y a otra compañera le robaron el celular, ellos dos ya fueron traslados a otro colegio', asevera.

Sin embargo, de la inseguridad en la zona no se salva nadie: padres de familia y estudiantes han sido víctimas de atracadores cuando realizaban el proceso de matrículas.


Salidas

Como salida a la problemática, el directivo dijo que, tras un consejo de seguridad realizado el pasado viernes en el colegio, el Gobierno Local planteó un diálogo con los jóvenes que delinquen en el sector para ofrecerles programas de acompañamiento dirigidos a la generación de empleo y la utilización del tiempo libre.

Perdomo, quien hace año y medio es rector en la Institución Educativa La Juventud, teme que la falta de tres profesores (ya trasladados) sumado a que hay alumnos de un total de 700, están evaluando la posibilidad de cambiarse, termine por 'desmantelar el colegio'.

 

En busca de pacto de conviviencia: Policía

La respuesta de la Policía a la problemática en la Institución Educativa La Juventud fue aumentar el patrullaje y la vigilancia desde mediados de enero pasado.

Así lo corrobora el mayor Paul Rodríguez, comandante de la Estación Norte, quien afirma que se redobló la fuerza policial con agentes vestidos de civil y uniformados apoyados por la patrulla en los alrededores de las sedes A y B de la Institución Educativa La Juventud, y en el Instituto de Promoción Social del Norte.

El oficial dice que ya se cumplió, el pasado sábado, la primera reunión con 25 jóvenes, donde se identificaron a los líderes de esos parches que están azotando a la zona 'para establecer un pacto de convivencia ciudadana estudiantil y ellos mostraron interés'.

Al atribuir que el problema es más de carácter social que de inseguridad, el Comandante agrega que la Policía los va capacitar en el programa de prevención de las drogas y hará campeonatos deportivos, además 'estamos haciendo un esfuerzo para conseguirles empleo, es decir comprometer a esta gente con la seguridad'.


síntesis

Testimonio de una afectada

Una educadora, quien prefiere no revelar su nombre, ya fue víctima de dos asaltos, uno de ellos a mano armada. Dice que está cansada y puso el denuncio ante la Fiscalía, 'porque me colocaron un arma en la cara'.

Según ella, quien trabaja hace dos años en este centro educativo, la falta de garantías mínimas para laborar la llevó a solicitar su traslado y confía en que pronto se concrete.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad