viernes 06 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Pruebas Saber 11 medirán qué tan efectiva ha sido la educación virtual en Bucaramanga y su área metropolitana

La pandemia conminó a los futuros bachilleres a recibir clases por la vía ‘on line’. La pregunta que surge, ad portas de las Pruebas Saber 11, es qué tan efectivos fueron los aprendizajes virtuales y cómo incidirán en los exámenes.
Escuchar este artículo

Durante los días 7, 8, 14 y 15 de noviembre, separados por turnos para no causar aglomeraciones y evitar la propagación o los contagios del coronavirus, se realizarán las Pruebas Saber 11 del Calendario A.

En el área metropolitana de Bucaramanga cerca de ocho mil alumnos, entre colegios privados y oficiales, presentarán tales exámenes del Estado.

Vale recordar que con dichas evaluaciones será clave lograr puntajes superiores a 310, porque ello les permitirá a los estudiantes acceder a becas en instituciones de educación superior, además de apoyos de organizaciones para sus futuras formaciones profesionales.

Así las cosas, las Pruebas Saber 11, además de medir qué tan preparados saldrán los bachilleres, será una excusa perfecta para evaluar qué tan efectivas han resultado las famosas ‘teleclases’, a las que se tuvieron que adaptar los jóvenes por la pandemia.

Teniendo en cuenta que este año el 85% de las clases que recibieron los alumnos del grado 11 de secundaria, por la COVID-19, fue bajo la modalidad virtual y en medio de muchas dificultades, se teme que los resultados no sean los más halagüeños.

Los expertos consultados por esta Redacción aseguraron que “la escasez de equipos tecnológicos hizo más difícil el acceso de los estudiantes de los colegios oficiales a las clases virtuales lo que, de alguna forma, podría verse reflejado en los resultados de este año de las Pruebas Saber”.

Así lo argumentó Yani León, experta en análisis de la educación: “Estas deficiencias pondrán en desventaja a los alumnos de nuestras instituciones educativas frente a los duros exámenes”.

Citó una cifra preocupante de las instituciones públicas del área metropolitana. Según ella, de 9.696 estudiantes que presentaron las Pruebas Saber 11 el año pasado, 3.312 no disponían de un computador en sus viviendas.

“Esta cruda realidad limitó de manera importante la formación de todos los jóvenes que hoy, tras la pandemia, continúan estudiando en casa”, agregó.

Aseguró que “en el sector público existen brechas en los desempeños de los alumnos de los últimos cinco años en el área metropolitana, siendo las áreas de matemáticas y de lectura crítica las de los peores promedios obtenidos en anteriores ediciones de los exámenes del Estado”.

De acuerdo con el catedrático Gonzalo Ordóñez, “garantizar que todos los estudiantes logren desarrollar competencias básicas debería ser un compromiso de los gobiernos; sin embargo este año el tema fue neurálgico para los jóvenes que se aprestan a presentar estas pruebas”.

“Si se mira el porcentaje de alumnos que obtienen niveles satisfactorios en el tema de matemáticas, la cifra nos muestra que más del 60% no logra las competencias que se espera para esas competencias educativas”, argumentó.

Para el docente e investigador, “es importante fijarse metas en la calidad de la educación porque las Pruebas Saber están evaluando procesos de pensamiento, tales como comprensión, pensamiento crítico, resolución de problemas, argumentación, explicación y aplicación de los conocimientos a la vida cotidiana y esas son herramientas fundamentales para responder a las complejidades del presente y del futuro de los jóvenes”.

“Los resultados nos muestran inequidades alarmantes entre la educación privada y la pública y entre lo rural y lo urbano, que también debemos esforzarnos en reducir”, argumentó el catedrático de la UIS.

“Será importante que los resultados de las Pruebas Saber de estos días se analicen de forma desagregada, buscando identificar qué inconvenientes puede tener un grupo poblacional en particular”.

“Al comparar. por ejemplo, la proporción de estudiantes que en las Pruebas Saber 11 en el área metropolitana obtienen una calificación igual o superior a 310, en los colegios públicos de los cuatro municipios, se evidencian brechas de desempeño desfavorables en alumnos de los estratos 1, 2 y 3”, señaló.

“Si reconocemos que obtener altos puntajes les permitirá a los estudiantes acceder a becas, se debieron mejorar las condiciones tecnológicas y el acceso a Internet”, puntualizó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad