jueves 04 de marzo de 2021 - 11:50 AM

¿Qué opinan los bumangueses sobre la propuesta de la vicepresidente Marta Lucía Ramírez?

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez propuso acompañamiento de la Policía a quienes salen de los bares en un alto estado de embriaguez, como medida para evitar muertes violentas. Vanguardia salió a la calles de Bucaramanga para preguntar qué opinan de esta propuesta.
Escuchar este artículo

Según Ramírez, “cuando en un establecimiento haya un consumo de alcohol, que sea excesivo, pues inmediatamente se va a pedir el acompañamiento de la Policía para que pueda llevar a esa persona hasta su casa y se le va a pedir a la persona que facilite el número de algún familiar o de una persona responsable para poder advertir el exceso de licor”.

La vicepresidenta expuso dicha sugerencia en un comunicado emitido a la Asociación de Bares de Colombia (Asobares) este martes 2 de marzo.

Adicional a esta, se mostraron en total cinco medidas que podrían ser aplicadas en los bares del país. Entre estas está fortalecer las medidas de prevención, a través del grupo Élite de la Policía, creado en el Puesto de Mando Unificado de protección a las mujeres.

Esta propuesta fue duramente criticada en redes sociales, incluso, el Mayor General Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional se pronunció al respecto y aseguró que los Policías “no harán de conductor elegido”, pues su foco será garantizar la seguridad.

Sin embargo, Ramírez emitió un comunicado de prensa este jueves 4 de marzo como respuesta a la polémica que surgió tras el anuncio de las medidas. Allí expresó que jamás ha afirmado ni sugerido que la Policía Nacional deba servir como conductor elegido, así como lo ha expresado de forma errónea la opinión pública.

"Como exministra de Defensa, tengo pleno conocimiento de las facultades y capacidades de nuestra Fuerza Pública. Convoqué a una reunión para tomar medidas preventivas que involucran al gremio de los bares y gastrobares, así como a la Policía Nacional y a los alcaldes que son las primeras autoridades de policía en el municipio", agregó la vicepresidenta.

Además, agregó la importancia de evitar que los bares y restaurantes suministren alcohol ilimitidamente a personas que muestren señales de embriaguez e intoxicación y que quede en una condición de indefensión.

Allí reiteró la invitación a autoridades, gremios, medios de comunicación y a los colombianos en general para que se sumen a esta cruzada y así evitar la violencia contra las mujeres.

El caso

La vicepresidenta pidió a los bares protocolos de protección a la vida, para prevenir casos como el de Ana María Castro, quien falleció en la madrugada del pasado cinco de marzo de 2020.

De acuerdo con lo esclarecido por las autoridades, Castro se encontraba en un bar, ubicado en Bogotá. De allí, y en alto estado de alicoramiento, testigos dicen que salió con Paul Naranjo y Julián Ortegón y se subieron a un vehículo. En el camino la joven de 21 años fue arrojada fuera de la camioneta en movimiento, lo que provocó su muerte.

Allí se encontraban la joven, los dos implicados y un amigo más. Naranjo y Ortegón se percataron que Ana María y Mateo Reyes, la otra persona que salió con ellos esa noche, estaban besándose en la parte trasera del vehículo, lo que generó molestia en los dos hombres. Por ello detuvieron la camioneta y expulsaron a Mateo del mismo, quedando Ana María dentro del automotor. Esto generó cierta incomodidad que terminó en una discusión entre los dos hombres y la mujer. Allí fue empujada.

El hecho se sigue esclareciendo ante las autoridades, por lo que tras casi un año del mismo, se propuso un protocolo para la protección de las personas que ingieren alcohol en establecimientos públicos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad