miércoles 26 de febrero de 2020 - 12:00 AM

¿Qué pasará con los hogares de Bucaramanga que podrían quedar ‘excluidos’ del Sisbén?

Un grave problemática afrontan 20 mil bumangueses de estratos bajos, a quienes la más reciente encuesta del Sisbén los tiene a punto de quedar excluidos de cerca de 32 programas sociales. La calificación recibida los marginaría de tales planes asistenciales.
Escuchar este artículo

Pese a que son personas de estratos bajos, con ingresos inferiores a un salario mínimo y que incluso muchos viven en inquilinatos, 20 mil bumangueses están a punto de quedar excluidos de cerca de 32 programas sociales a los que tienen derecho, dadas sus precarias condiciones económicas.

La razón: la más reciente encuesta del Sisbén IV, de manera literal, les arrojó una calificación superior a los 70 puntos, lo que de tajo los dejaría por fuera de los referidos planes asistenciales.

Es tan preocupante la lista de posibles ‘descabezados’, que el propio Concejo de Bucaramanga le solicitó al Departamento Nacional de Planeación, DNP, reaplicar las encuestas de tal forma que estas personas no queden por fuera.

¿Qué pasará con esta comunidad vulnerable?

Trasladamos este y otros interrogantes al DNP. Las respuestas las da hoy Laura Cepeda Emiliani, subdirectora de Promoción Social y Calidad de Vida del citado Departamento del Gobierno.

Los resultados de la aplicación de la encuesta del Sisbén IV dejan ver calificaciones inexplicables o desproporcionadas en muchos hogares bumangueses, que los podrían marginar de las ayudas asistenciales del Estado. ¿Qué sucederá con estas comunidades?

Por ahora y como parte de tranquilidad a estas personas, deben tener en cuenta que sigue en vigencia la metodología Sisbén III. Solo hasta junio próximo, cuando se publique la primera base de datos con la metodología Sisbén IV se podrán saber con exactitud los registros definitivos de las personas en Bucaramanga y en todo el país.

Lea además: Controvertida encuesta del Sisbén

Mientras tanto, ¿Qué se le puede decir a Don Crisolfo Laguado, quien reside en un sector de estrato 1 en Bucaramanga y a quien la encuesta le dio una calificación de 70, cuando él siempre tuvo como máximo 20 puntos? Menciono solo ese caso, pero a decir verdad hay miles como el de él...

Hay que tener en cuenta que el Sisbén permite identificar a los hogares, familias o individuos que -por sus condiciones de empleo, ingresos y características de las viviendas que habitan- podrían calificar de una para recibir subsidios.

Mientras tanto, la estratificación socioeconómica es una clasificación en estratos de los inmuebles residenciales que deben recibir servicios públicos para el cobro diferencial; es decir, para asignar subsidios y cobrar sobrecostos o contribuciones.

Estos instrumentos corresponden a enfoques distintos pero complementarios de la política social en materia de prestación de servicios públicos.

El Sisbén está dirigido a servicios personalizados (salud y educación principalmente), y la estratificación socioeconómica es para servicios domiciliarios (energía, acueducto y saneamiento básico principalmente). En este sentido, al ser instrumentos diferentes, su clasificación es distinta.

Pero es claro que la actualización está afectando a mucha gente humilde...

El Sisbén se encuentra en un proceso de actualización luego de cerca de 9 años de la última recolección de información. Adicionalmente, el DNP ha acompañado a los diferentes programas sociales para la definición de lineamientos y estrategias de transición producto de esta actualización y como insumo para lo anterior, el DNP publica dos puntajes: tanto el puntaje previo a la actualización como el actualizado.

¿A qué se deben las notables diferencias entre las dos evaluaciones? Al menos hasta ahora las calificaciones publicadas son desproporcionadas...

La importancia de publicar los dos puntajes radica en primer lugar, en reflejar la actualización de la información socioeconómica de los hogares colombianos; y, en segundo lugar, para mostrar el puntaje para aquellos hogares que no se encontraban en el Sisbén.

Muchos ciudadanos sostienen que jamás vieron a los encuestadores del Sisbén en sus casas. ¿Qué tiene que decir al respecto?

Para el diligenciamiento de la encuesta se requiere de un informante por hogar que cuente con el conocimiento de las características del hogar y la vivienda que habita. Ésta se hace bajo gravedad de juramento y adicionalmente es verificada y validada por diferentes procesos que garantizan la calidad de la información.

En este sentido, las encuestas cuentan con la autorización de quien brindó la información, su firma como soporte y los datos de aplicación de la encuesta como, por ejemplo, las coordenadas geográficas del lugar en donde se aplicó la encuesta, lo cual garantiza que la misma fue realizada en cada una de las viviendas.

Adicionalmente, es importante indicar que existen solicitudes diferentes a una encuesta completa que pueden generar cambios en la evaluación, como por ejemplo las inclusiones o retiros de personas del hogar, las cuales se hacen en la oficina de Sisbén y no implican la visita de un encuestador en la vivienda.

¿Qué pasará con los hogares de Bucaramanga que podrían quedar ‘excluidos’ del Sisbén?

En junio, cuando se oficializarán los nuevos puntajes, ¿Qué pasará con la gente pobre cuya encuesta supera la calificación de 70?

En el segundo semestre entrará en vigencia el Sisbén IV, lo que implicará la aplicación de la nueva metodología de ordenamiento que dará como resultado una clasificación diferente a la que existe actualmente, por lo que las personas que hoy cuentan con una calificación de 70 puntos, por ejemplo, recibirían una diferente. Y con la nueva clasificación, también se ajustarían los criterios de focalización de cada programa.

Es importante aclarar que los ajustes en los programas sociales se realizan de manera gradual, debido al proceso de transición que define cada uno. Es decir, una vez entre en vigencia el Sisbén IV y a partir de esa fecha se inician los procesos de transición de beneficiarios de manera gradual.

Los encuestados dicen que, dados los resultados, no confían en estos sondeos. ¿Qué les dice a ellos?

Para las encuestas se han seguido los lineamientos del Conpes, se ha recolectado y actualizado la información socioeconómica de los hogares, y por eso los puntajes después del barrido pueden cambiar; pero no se ha hecho ningún cambio metodológico.

Le insisto que es obvio que con las calificaciones obtenidas y de acuerdo con los topes, muchos dejarían de recibir los beneficios del Estado en junio, una vez entren en vigencia los resultados de la encuesta...

Sí, pero durante la transición del Sisbén III al Sisbén IV, Planeación brindará acompañamiento técnico a los programas sociales del orden nacional con el fin de apoyarlos en la definición de plazos de implementación de la nueva metodología, nuevos puntos de corte y nuevos criterios de entrada, permanencia y salida de sus beneficiarios.

Otros estudios: Cuenta con maestría en Administración Pública de la Universidad de Harvard.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad