martes 03 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

¿Qué tan cerca estamos de un nuevo confinamiento en Santander?

Con las noticias que llegan de Europa, de nuevos confinamientos tras el repunte de los contagios de COVID-19, en Santander se ha vuelto a hablar de qué pasará si continúa el aumento de los casos.
Escuchar este artículo

Ayer miércoles 28 de octubre, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció un nuevo confinamiento nacional para frenar el avance de la segunda ola de la pandemia.

A la fecha, y con más de ocho meses de experiencia en este tema, la misma Organización Mundial de la Salud, OMS, indicó que las cuarentenas obligatorias deben ser el último recurso de los países en su lucha contra el COVID-19.

Sin embargo, tanto el Ministerio de Salud como los mandatarios de Santander han asegurado que, ante un aumento en los contagios, las medidas restrictivas volverán.

La primera duda para resolver es en qué parte de la pandemia está Santander, pues de eso dependen las decisiones que tomen sus mandatarios.

La directora del Instituto Nacional de Salud, Martha Lucía Ospina, aseguró en su visita a Bucaramanga que el departamento ya atravesó el pico de la pandemia, pero no quiere decir que superó el tema.

“Santander hizo ya un pico. La curva venía en un rápido descenso. Pero en las últimas cuatro semanas hemos notado una desaceleración que tiene directamente relación con una mayor apertura y más personas en la calle. Depende del compromiso de los ciudadanos no permitir la aceleración del contagio”, dijo Ospina.

Esta declaración causó sorpresa en algunos expertos, pues lo que se venía hablando, en temas de vigilancia epidemiológica, tenía que ver con el comportamiento de meseta de la curva de contagios en el departamento y ninguna autoridad en Santander anunció el pico.

Ante esto, Álvaro Javier Idrovo, investigador, doctor en epidemiología y docente de la UIS, quien ha sido crítico en el manejo de la pandemia en el departamento, aseguró que los datos no han sido los mejores.

“Nunca ocurrió el pico o nunca nos dijeron y comenzaron a bajar los casos. Entonces lo que están diciendo los gobernantes es que hubo un pico en ‘X’ fecha y listo. Si ellos dicen que hubo un pico y no nos dimos cuenta fue porque la vigilancia epidemiológica fue pésima”, dijo Idrovo.

Pero más allá de la existencia y la fecha de ocurrencia del pico, Idrovo y Ospina aseguran que Santander está viviendo una desaceleración de la curva de descenso, lo que indica que están apareciendo más casos positivos que en semanas anteriores.

Juan José Rey, ex secretario de Salud de Santander, epidemiólogo y decano de la facultad de Salud de la Unab, explicó que el cambio del ritmo de descenso sí está ligado con la reactivación económica.

“La curva se mueve en la medida de que vayamos reactivando. Por eso es tan importante tener claro y cumplir con las normas de bioseguridad. Pero en este momento es muy temprano para hablar de rebrotes, aunque no lo descarto. Noviembre dirá qué pasará en diciembre y enero”, afirmó Rey.

¿De nuevo a cuarentena?

Para Laura Rodríguez, médica y epidemióloga de la UIS, Santander sí tiene riesgo de un aumento importante de casos, pero la cuarentena no será necesaria si el pico, como pasó en agosto y en septiembre, no rebasa la capacidad hospitalaria.

“Depende mucho de las acciones de las autoridades, en cortar cadenas de transmisión, y del comportamiento de los ciudadanos, cumpliendo con las medidas de cuidado. Si estas dos acciones se hacen de las maneras más adecuadas, no vamos a tener una ola grande y no serán necesarios aislamientos totales”, comentó la experta.

Rodríguez expuso además que, de darse la posibilidad de una nueva cuarentena, ésta no sería en todo Colombia como se dio en marzo, sino que sería sectorizada por departamentos o incluso municipios, dependiendo de su tasa de contagios y de si se rebasa la capacidad de UCIs.

El gerente para la atención de COVID-19 en Santander, Luis Felipe González Castro, aseguró que no se ha descartado implementar nuevamente alguna de las medidas restrictivas que tuvieron lugar en el departamento, “pero lo primordial es que la comunidad se siga cuidando. Los casos siguen aumentando porque los estamos buscando con la estrategia Prass y por la reactivación económica, por su misma dinámica de interacción. Lo que hay que evaluar es el comportamiento de los ciudadanos y del mismo virus”.

Para Álvaro Idrovo, las cuarentenas en términos de medidas sanitarias tuvieron sentido en un primer momento para preparar y mejorar la atención de la pandemia. “El problema es que si no se preparó bien, como creo que pasó con Santander, pues quizá necesiten otra cuarentena. Pero no tiene sentido volver a hacer un confinamiento fuerte”.

Víctor Castillo, presidente de la Fundación Cardiovascular y del Hospital Internacional de Colombia, coincidió en la importancia del autocuidado más que pensar en cuarentenas, pero también aseguró que es más que probable que en diciembre y enero los casos aumenten.

“Yo he visto con mucha preocupación lo que sucede en la llamada ‘cuadra picha’, con la apertura de los bares. La gente no se está cuidado como debería y yo creo que por ahí puede venir un remezón”, dijo Castillo.

La directora del INS también se refirió a los posibles ‘rebrotes’ y afirmó que “la probabilidad de un aumento de casos dependerá de la cantidad de susceptibles que existan en cada ciudad, pero las medidas de protección y prevención están en nuestras manos, debemos ser efectivos en la identificación y el aislamiento de los casos. La pandemia continúa y no se debe bajar la guardia”.

Al respecto, Juan José Rey explicó que existe más peligro en asistir a reuniones sociales que en ir a trabajar, por la misma dinámica social. “Por eso creo que es importante pedirle a la ciudadanía limitar al máximo fiestas o reuniones grandes en diciembre, más que volver a decretar aislamientos. Más que una cuarentena, debemos es limitar todo el tema de festividades, prepararnos para ser más parcos, alejados de los roces sociales”.

La visita de la directora del INS

Martha Ospina estuvo en Bucaramanga para el lanzamiento del estudio de seroprevalencia, una estrategia que permitirá conocer de manera más precisa el comportamiento del COVID-19 en el departamento.

De acuerdo con la funcionaria, 10 investigadores del INS llegaron a Bucaramanga esta semana para iniciar el estudio de campo del proyecto. Ellos serán apoyados por 22 miembros del equipo técnico de las Secretarías de Salud de Bucaramanga y Santander.

“El estudio contempla la visita a diferentes barrios y hogares que ya fueron previamente seleccionados y las muestras se tomarán de manera aleatoria con el fin de disminuir los sesgos o posibles errores en la medición. Todo el diseño estadístico es del DANE”, explicó Marcela Mercado, directora de Investigación en Salud Pública del INS.

Durante 10 días y cumpliendo con los más estrictos protocolos de bioseguridad, el equipo de investigadores encuestará y tomará muestras de sangre a 1.447 santandereanos y a 380 profesionales de la salud.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad