sábado 31 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Recomendaciones para la celebración del Día de los Niños

Para mañana 31 de octubre, día de los niños, los organismos de control y la empresa de vigilancia Vifenalco Ltda  han realizado unas  recomendaciones a los padres de los menores que mañana salen a los centros comerciales y a las calles de Bucaramanga y su área metropolitana a pedir dulces con los pequeños.

En esta importante fecha los niños son los actores principales, por lo tanto los riegos aumentan, es por eso que los padres deben estar atentos para prevenir accidentes como quemaduras, intoxicación, secuestro, accidentes de tránsito, golpes por caídas, violaciones, sectas satánicas y atragantamiento entre otros.

Para este día los Policías de Infancia y Adolescencia de Bucaramanga tendrán diferentes puntos de control por toda la ciudad, especialmente en los centros comerciales y algunos parques, con el fin de prestarle atención a la comunidad y seguridad.

Entre las medidas de seguridad que los uniformados han realizado para esta fecha, está la de verificar la autenticidad de los dulces que venden algunas tiendas y que pueden estar vencidos o son no aptos para el consumo humano.

De igual se recomienda a los padres de familia no asistir a eventos en donde el niño se pueda extraviar, además de hacer un diálogo con los infantes para que no reciban dulces de personas extrañas o desconocidas.

La Policía estará pendiente para atender cualquier denuncia o caso que se presente en las líneas de atención que son: 123, 6339015 y 6424978 del grupo de  Policía de infancia y adolescencia.

Recomendaciones para el disfraz de los niños

La empresa de vigilancia Vifenalco Ltda entraga las siguientes recomendaciones a la ciudadanía en general:

•    Hay que elegir la talla adecuada del disfraz. Este no debe tapar los ojos del niño ni quedarle apretado.
•    En el momento de adquirir un disfraz, es necesario considerar que sea fácil de quitar. Si el atuendo es de cuerpo completo, es clave que tenga cremallera de fácil manipulación.
•    No se aconseja que los niños menores de 8 años usen guantes, pues pierden la capacidad de agarre.
•    Los zapatos deben ser cómodos y permitirle al pequeño caminar muy bien.
•    Hay que tener cuidado con los disfraces, pues estos suelen estar hechos de materiales inflamables
•    Evitar cualquier accesorio o elemento que represente peligro para el niño; por ejemplo, collares, piedras, aretes, etc
•    Los materiales del traje no deben causarle alergia. Verificar de qué está hecho.
•    Seleccione atuendos que no requieran el uso de velas, fósforos, compuestos luminosos, etc.
•    Escoja un traje que no exija a los infantes un sobrepeso en sus espaldas ni que por su tamaño o contextura les impidan disfrutar
•    En cuanto al maquillaje, debe aplicarse uno hipoalergico, especial para el rostro, y de fácil limpieza.
•    Emplee maquillaje que no irrite los ojos, ni la piel y en lo posible que sea fácil de retirar cuando termine la actividad.
•    Todo se debe comprar en lugares seguros.
•    Que las caretas no impidan la correcta visibilidad
•    No emplee accesorios que llamen la atención de los delincuentes.

A la hora de pedir dulces recuerde

Hay que explicarles a los niños que si llegan a separarse de sus padres, no se debe pedir ayuda a cualquier persona, en lo posible se debe ubicar a la Policía.
•    Esa noche, deben portar en sus disfraces una etiqueta con los siguientes datos: nombre, teléfono y dirección, en caso de que se extravíen.
•    No permitir que los pequeños permanezcan en la calle hasta altas horas de la noche.
•    Hay que tener precaución en el cruce de vías y darles a los niños la mano.
•    Los padres deben mirar qué clase de golosinas les ofrecen a sus hijos.
•    Los menores de 4 años no deben consumir dulces duros, redondos ni pequeños, podrían atorarse con ellos.
•    Se aconsejan chocolates y colombinas grandes y planchetas.
•    Guardar únicamente los dulces que no estén abiertos.
•    Si al pequeño le brindan alimentos de preparación casera, rechazarlos si se ven en mal estado.

Dulce o travesura

El Halloween se celebraba inicialmente en los países anglosajones, principalmente en Canadá, Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido, pero la fuerza expansiva de la cultura de EU ha hecho que se haya popularizado también en otros países occidentales.

El día se asocia a menudo con los colores naranja y negro y está fuertemente ligado a símbolos como la Jack-o’-lantern, que es la popularmente conocida calabaza con una luz adentro.

Las actividades típicas de Halloween son el famoso dulce o truco y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas y la lectura historias de miedo.


Origen celta

Halloween tiene su origen en una festividad céltica conocida como Samhain, que deriva de irlandés antiguo y significa fin del verano. Los antiguos britanos tenían una festividad similar conocida como Calan Gaeaf. En el Samhain se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el 'Año Nuevo Celta', que comenzaba con la estación oscura.

Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el Otro mundo se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar a través. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados. Se cree que el uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado. En Escocia los espíritus fueron suplantados por hombres jóvenes vestidos de blanco con máscaras o la cara pintada de negro.

El Samhain también era un momento para hacer balance de los suministros de alimentos y el ganado para prepararse para el invierno. Las hogueras también desempeñaron un papel importante en las festividades. Todos los otros fuegos se apagaban y en cada hogar se encendía una hoguera en la chimenea. Los huesos de los animales sacrificados se lanzaban a la hoguera.

 

Dulce o truco

Originalmente el Truco o Trato, en inglés 'Trick-or-treat', o como se dice en Colombia, 'triki triki',  nació pues según la leyenda no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra la noche de Halloween, sino toda clase de entes procedentes de todos los reinos espirituales. Entre ellos había uno terriblemente malévolo que deambulaba por pueblos y aldeas, yendo de casa en casa pidiendo precisamente 'truco o trato'. La leyenda asegura que lo mejor era hacer trato, sin importar el costo que éste tuviera, pues de no pactar con este espíritu (que recibiría el nombre de Jack O’Lantern, con el que se conocen a las tradicionales calabazas de Halloween) él usaría sus poderes para hacer 'truco', que consistiría en maldecir la casa y a sus habitantes, dándoles toda clase de infortunios y maldiciones como enfermar a la familia, matar al ganado con pestes o hasta quemar la propia vivienda. Como protección surgió la idea de crear en las calabazas formas horrendas, para así evitar encontrarse con dicho espectro (y con el tiempo, debido a la asociación mental entre el espíritu y las calabazas, el nombre de este sería dado a ellas, que es como son conocidas hoy día cuando llega esta fiesta).

Realmente, aunque se ha generalizado la traducción 'truco' en castellano por el inglés 'trick' y 'trato' literalmente por 'treat', en el caso del 'Trick-or-treating' no se trata de un truco propiamente dicho sino más bien de un susto o una broma por lo que una traducción más exacta sería por ejemplo 'dulce o susto'.

 

La festividad llega a EU

Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición durante la Gran hambruna irlandesa. Fueron ellos quienes difundieron la costumbre de tallar los 'Jack-o’-lantern' (calabaza hueca con una vela dentro), inspirada en la leyenda de 'Jack el Tacaño'.

Sin embargo, la fiesta no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La fiesta adquirió una progresiva popularidad en las siguientes décadas.

La internacionalización del Halloween se produjo a finales de los años 70 y principios de los 80 gracias al cine y a las series de televisión. En 1978, se estrenaba en EEUU y en el mundo entero La Noche de Halloween, de John Carpenter; una película ambientada en la víspera de Todos los Santos que supuso una referencia para el cine de terror de serie B; con innumerables secuelas e imitaciones.


La cristianización de halloween

Como ocurre en la historia de las fiestas, son muchas las que han tenido de cambiar con la llegada del cristianismo, y lo mismo ocurre con el año nuevo celta.  En su momento, la iglesia sacó esta fiesta y en su lugar puso la de Todos los Santos, en conmemoración de todos los santos anónimos.  Es decir, todos los santos que, bien no se sabe el nombre o los datos de ellos son confusos.   Finalmente, es en el siglo VIII cuando se instituye oficialmente la festividad de Todos los Santos por el episcopado franco.  En el siglo IX el emperador Ludovico Pío, a petición del Papa Gregorio IV la extiende por todo el reino franco, instituyéndose durante al Edad Media poco a poco en más países.  Es en el año 1475 cuando el Papa Sixto IV la hace obligatoria.

…Y así, la historia de cómo una celebración del Año Nuevo celta pasó a ser una fiesta del ritual cristiano.


Leyendas de Halloween

Se dice que la noche de Halloween, la puerta que separaba el mundo de los vivos del Más Allá se abría y los espíritus de los difuntos hacían una procesión en los pueblos en los que vivían.

En esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que los espíritus no les perturbasen los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia. Si había una vela en recuerdo de cada difunto los espíritus no molestaban a sus familiares, si no era así los espíritus les perturbaban por la noche y les hacían caer entre terribles pesadillas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad