domingo 10 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Rector de la UIS no renunciará a su cargo

 

Dado que la llamada sostenida por el rector de la UIS, Jaime Alberto Camacho Pico, con un presunto paramilitar que se identifica como ‘Félix’, deja aún muchas inquietudes para la comunidad, Vanguardia Liberal dialogó con el directivo de esa institución para que aclarara algunos ‘cabos sueltos’ de la polémica conversación, grabada el 4 de julio de 2007.

Después de las irregularidades académicas presentadas durante la semana, las opiniones dividas entre la comunidad universitaria, la salida a vacaciones del máximo directivo y algunos momentos de silencio por parte del mismo, Jaime Alberto Camacho decidió responder los cuestionamientos sobre el tema de la grabación.

El rector Camacho, entre sus explicaciones, dijo que 'sería muy ilógico que si yo hubiese tenido la intención de cometer un acto ilegal, lo hubiese hecho en las instalaciones de la universidad, utilizando medios logísticos y tecnología de la universidad, e implicando a otros funcionarios que son servidores de la universidad desde hace muchos años'.

El rector fue enfático también al afirmar que no piensa renunciar a su cargo, como se lo han solicitado algunos sectores universitarios y de opinión.
Rector UIS responde: La llamada Polémica

Rector UIS responde: Avances en la investigación 

Consejo Superior de la UIS puede darle otro rumbo a las elecciones


Preguntas y respuestas


Usted dice que alargó la conversación con alias ‘Félix’ porque las autoridades tenían pleno conocimiento de la grabación. ¿Qué autoridad, con nombre propio, lo estaba acompañando en este proceso?

A consecuencia de unos desórdenes que habían sucedido a lo largo de 2007, y a partir de eso se me asigna un esquema de seguridad por parte de la Policía, dentro del esquema se me establece una persona contacto a quien le debo reportar cualquier novedad.

A esta persona es a quien yo le reporto una llamada que me irán a hacer. Esta persona es la que me recomienda grabar, mantener el hilo de la conversación, seguir la cuerda para grabar el máximo número de minutos.

¿En el momento de la grabación, qué personas estaban con usted acompañándolo, o qué personas estaban allí presentes? La llamada podía ingresar en cualquier momento, en cualquier día, así que yo mantenía lista la grabadora para efectos de poder proceder con las recomendaciones que se me dieron en su debido momento.
Como se escucha en la grabación, hay unos segundos previos en donde con la secretaría de la Rectoría preparamos la grabadora, ella se retira y me traslada la llamada al teléfono de mi oficina. En ese momento quedo yo solo en la oficina y se da la conversación que queda registrada.

¿Usted puso en conocimiento del Consejo Superior, esta llamada? El Consejo Superior de la universidad ha trazado una directriz con respecto a estos temas. Lo que tiene que ver con temas de seguridad y orden público son de manejo confidencial, y como tal, en una plenaria del Consejo nunca se comentó; sin embargo, individualmente algunos miembros del Consejo Superior sí estuvieron enterados en su debido momento.

¿Alguno de ellos querrá dar una opinión de respaldo a esta versión suya?  Eso hace parte de la reserva de un proceso que adelanta la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría. Sus nombres están reportados en ese proceso y seguramente las autoridades los llamarán a declarar en su debido momento.

¿Después de que usted pone en conocimiento de la Policía esa grabación, qué ha seguido? La persona contacto (del esquema de seguridad), después de que pongo en conocimiento la grabación, me instruye diciendo que al parecer eso responde a una extorsión que está siendo muy utilizada, y que entonces es necesario esperar la siguiente llamada, pero esa nunca se da.

¿Al entregar esa grabación a la Policía, se dejó algún acta? Como hacía parte todavía de un asunto confidencial, que debía tener continuidad con una siguiente llamada, la persona de contacto conoció la grabación e informó de ello, según sus mismas palabras, a su superior inmediato y el proceso no tuvo ningún otro desarrollo en tanto sucedía una próxima llamada.

¿Pero sí existe una denuncia formal del hecho?  Si ustedes indagan con una autoridad ante la cual yo haya puesto en conocimiento los hechos, efectivamente eso lo hice ante el responsable directo de mi esquema de seguridad ofrecido por la Policía Nacional.

¿Por qué si el encargado de la seguridad le informa que se trata de una extorsión, usted no denuncia tal hecho? Porque quedó pendiente una siguiente llamada. El responsable del esquema de seguridad me dice que corresponde, al parecer, a una modalidad de extorsión pero que tenemos que estar pendientes de la siguiente llamada porque allí comenzaría la extorsión

¿A partir de eso momento no ha habido otra forma de contacto con esa persona? Nunca más, ni recibí una llamada ni tuve ningún contacto por terceras personas.
¿Entonces todo el proceso se truncó debido a que no ocurrió otra llamada?  Desconozco en otros organismos qué procedimiento sucedió pero el responsable de mi esquema de seguridad me informó que esperáramos una siguiente llamada para verificar si se trataba de una extorsión.

¿Cómo llega esa grabación a la calle? Desconozco cómo se hace pública esa grabación. Es parte de lo que tendrán que establecer las autoridades competentes ahora que el caso se ha reabierto. Lo que causa extrañeza es que una persona tuvo durante todo ese tiempo la grabación guardada y la hace pública tan sólo en el momento en que postulo mi aspiración para un nuevo periodo en la rectoría de la universidad.

¿Considera que hay un ataque interesado de parte de algún otro candidato a la rectoría o con qué fin cree usted que se filtró la grabación? No podría hacer esas aseveraciones. Pero es muy curioso que aparezca justo en este momento. Pudo aparecer mucho antes o después.

Digo que curioso porque el límite para inscripción de candidaturas a la designación de rector para la UIS, en el periodo 2009-2012 vencía el 28 de abril. Previo a eso, yo recibí directamente o a través de terceras personas, mensajes o insinuaciones de que no era conveniente o adecuado inscribirme.

Hablando de su candidatura, ¿se considera perseguido en este momento? Pienso que sí. No puedo dar fe de dónde parte esa persecución pero sí sucede justo en el momento en que hago pública mi candidatura y teniendo en cuenta las insinuaciones previas, creo que el hecho de que la grabación fuera puesta a la luz pública en este momento sí tiene esa intención.
Si tuviese cualquier otra intención, puedo hacerse pública en cualquier otro momento, mucho antes.

En este momento, ese escándalo tiene a la UIS en entredicho en el ámbito nacional ¿Usted ha pensado reconsiderar su candidatura o su permanencia en la universidad? No, en ningún momento. Entiendo que este es un tema que en el proceso de investigación que se desarrollará me corresponde a mí como persona y como ciudadano, pero todas las circunstancias se dan en razón de que yo, en mi condición de representante legal, recibo una advertencia de que hay un riesgo de muerte para miembros de la universidad.

Eso es lo que origina mi intervención en el proceso y todas mis actuaciones responden a las recomendaciones que se me dan por parte del responsable directo de coordinar mi esquema de seguridad.
En este momento puedo ver de frente y a los ojos a todos los miembros de la comunidad universitaria. En ese sentido, considero que no debo declinar mi aspiración.
¿No cree que este escándalo que ha tenido un impacto sumamente amplio, ha enturbiado el proceso electoral y el de designación de rector?

¿No hay posibilidad de darle un aplazamiento o algún tratamiento para que lo que prime en la elección sea la universidad y no este escándalo? Considero que esta es una situación que se revela bajo las circunstancias de que yo he presentado mi aspiración a la rectoría de la universidad. Eso es suficientemente claro.

Lo demás no es de mi competencia, es el Consejo Superior quien define un procedimiento para la elección de rector, quien determina unas fechas, cronogramas y requisitos, y será entonces esa instancia quien valores las circunstancias y tome la mejor decisión a favor de la universidad.
¿En ese sentido el Consejo Superior podría aplazar la elección e incluso abrir nuevas inscripciones? Efectivamente, el estatuto de la universidad le asigna al Consejo Superior la responsabilidad de designar al rector de la institución. Considero que sí tiene la potestad, si así lo quisiera, de recoger un proceso, suspenderlo y tomar las decisiones que a bien deba tomar.

Otra denuncia


Se ha denunciado que algunos trabajadores están siendo obligados a firmar cartas de apoyo para usted

Desconozco el que algunas personas estén siendo obligadas a firmar una carta. He recibido cartas de apoyo y de solidaridad firmadas por más de mil personas, no sé si hagan referencia a estas porque desconozco de dónde surgió la iniciativa.
 
Sería importante averiguar con estas personas cuál es la obligación que se les está queriendo imponer y que transmitan a las instancias correspondientes, por ejemplo a la oficina de control disciplinario o de control interno, el nombre de la persona que les está queriendo imponer una acción con la que ellos no estén de acuerdo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad