viernes 07 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Reinicia la intervención de la vía entre Ciudadela Nuevo Girón y Chocoita

Se espera que este proyecto, cuyo desarrollo se ha llevado a cabo de manera intermitente por varios problemas de planeación, termine en noviembre próximo.
Escuchar este artículo

Esta semana, la Gobernación de Santander y la Alcaldía de Girón confirmaron la reactivación de la pavimentación en el tramo vial que hay entre Ciudadela Nuevo Girón y la vereda Chocoita, en Girón. Se espera que en tres meses aproximadamente ya se encuentre renovado este camino que durante muchos años permaneció destapado y en condiciones pocos favorables para la movilidad.

Cabe destacar que estos trabajos están enmarcados dentro del proyecto de mantenimiento, rehabilitación y pavimentación del corredor estratégico Girón – Zapatoca – San Vicente de Chucurí que, según el secretario de Infraestructura Departamental, Jaime René Rodríguez Cancino, se encontraba suspendido tras la emergencia decretada por COVID-19.

De acuerdo con el funcionario, la ejecución actual es del 90%.

“El Invías (Instituto Nacional de Vías) se encontraba realizando unos trámites administrativos para otorgar recursos para adicionarle a la interventoría. Este proceso ya se superó y por eso esta semana estamos dando reinicio a esta importante obra que beneficiará la transitabilidad hacia el municipio de Zapatoca. Queda pendiente instalar la carpeta asfáltica en 2,5 kilómetros de esta vía y terminar algunas obras de arte y cunetas”, aseguró el funcionario.

Lea también: Alternancia educativa en el área se va descartando poco a poco

Cabe resaltar que parte de los recursos destinados para esta obra provienen de Isagen, por la construcción de la hidroeléctrica del río Sogamoso. Sin embargo, se trata de un proyecto que ha tenido varios atrasos y adicionales en tiempo y recursos, lo cual ha obligado a posponer la entrega oficial.

Entre 2018 y 2019, por ejemplo, se presentó una larga suspensión debido a que en la carretera se encontró una red de acueducto rural que no estaba contemplada dentro del proyecto inicial y era necesario proceder con su reposición para no afectar el suministro de agua a la población beneficiada.

Los más afectados con la lentitud de las obras, que incluyó la construcción de muros de contención, drenaje y ampliación de la calzada, son los habitantes de las veredas Chocoita, Chocoa y Llanogrande, quienes deben utilizar esta carretera para sacar sus productos agrícolas y así poder comercializarlos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad