jueves 27 de junio de 2019 - 12:00 AM

¡Reviven los mogadores de Bucaramanga!

Durante muchos años estos ‘carteles callejeros’ estuvieron descuidados. Hoy, gracias a la reapertura del Teatro Santander y a la colaboración de la SMP, los mogadores resurgen.

Antes se acostumbraba a plasmar en las esquinas de las cuadras de Bucaramanga avisos de papel en donde se anunciaban desde corridas de toros, pasando por funciones de circo y edictos.

Incluso eran usados como obituarios. De hecho, se decía que si el nombre de una persona que fallecía no aparecía publicado allí, no estaba ‘oficialmente muerta’. También los gobernantes de turno daban a conocer las programaciones de las ferias y algunas campañas cívicas.

Hablamos de los singulares mogadores urbanos. Ellos, por falta de mantenimiento y desinterés público, estaban en el abandono.

Hoy, gracias a la Fundación Teatro Santander, que reactivó la agenda cultural de ese icónico escenario Bucaramanga, y con el respaldo de la Sociedad de Mejoras Públicas, SMP, estas carteleras comenzaron a recuperar tanto su color como su utilidad y prestigio.

Estos ‘carteles’, que anunciaban la agenda de la ciudad, fueron referenciados en los años 30. Se idearon en medio de un contexto cultural que logró un gran impacto en la Bucaramanga de ese entonces.

Tales ‘ventanas’ tienen una particular historia y sus características del ayer se mantuvieron intactas durante las primeras cinco décadas del siglo pasado.

Imágenes sugerentes e imaginativas intentaban captar la atención de los bumangueses que pasaban por las calles del Centro.

Los anuncios se diseñaban para ser leídos por la comunidad que no tenía acceso a los medios escritos.

Fue tal la trascendencia de ellos, que atrajo la atención de algunos artistas de la época; sin embargo, luego fueron perdiendo su tinte cultural.

Muchos de ellos fueron adecuados en el Centro de Bucaramanga por la SMP, con el fin de frenar los deterioros que estaban afrontando las casas de la capital santandereana.

Como la gente no disponía de mayores recursos para promocionar sus agendas en el siglo pasado, se tenía la costumbre de empapelar las fachadas de los predios.

Fue así como la SMP diseñó estos mogadores que perduraron a través del tiempo, pero que también quedaron en el olvido con el auge de la publicidad, de los medios de comunicación y de las mismas redes sociales.

De estos avisos sobreviven cinco, algunos de ellos sobre la carrera 11 esquina con calle 37, al lado de la Casa Perú de la Croix, frente a la Gobernación de Santander y en inmediaciones del Teatro Peralta.

Según Antonio José Díaz Ardila, director de la Fundación Teatro Santander, con la restauración de este ícono cultural, “le solicitamos permiso a la SMP para comenzar a promocionar la programación cultural que presentamos cada semana”. ¡Qué bien!

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad