domingo 16 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Robos y drogas persisten en Ciudad Valencia

A pesar de que la Policía ha anunciado que reforzará los operativos de seguridad en Floridablanca, los habitantes de Ciudad Valencia se quejan por la ausencia policial en el sector.

'Es un problema que se nos está saliendo de las manos, porque los robos se están presentando hasta en la luz del día', manifestó un habitante de la zona.
 
Agregó que los delincuentes poco a poco se han incrementado y que ya 'no se puede caminar tranquilamente por las calles del barrio'
Niños, jóvenes y abuelos han sido víctimas de estos malhechores que rondan día y noche por las calles del barrio.

Según el presidente de la Junta de Acción Comunal, Néstor Alexander Bohorquez, los altos matorrales que rodean la  quebrada Zapamanga sirven de refugio de los ladrones y consumidores de droga. 'Esto, se debe a la falta de mantenimiento'

Sin embargo, aclaró que él como representante de la comunidad ha pasado  'innumerables' derechos de petición a la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga  (Cdmb) y a la oficina de medio ambiente de la Secretaria de Desarrollo Social para que limpien estas zonas, pero hasta el momento no ha recibido respuestas concretas.

Denunció además que el 3 noviembre se registraron dos atracos: en el primero una señora fue despojada de su dinero y en el segundo, una adolescente de su celular y dinero. 'Fueron amenazadas con puñales y navajas por dos individuos'.

A la inseguridad, se suma la falta de iluminación en algunos sectores como es el caso del puente que comunica a Ciudad Valencia con Molinos Bajos.

Solicitan un CAI móvil

Debido a los hechos delincuenciales que se han presentados en el barrio y movidos por la preocupación, el vocero de la comunidad,  señaló que desde hace 6 meses han solicitado a la Policía la presencia de un CAI móvil en el sector.

'No hemos conseguido resultados y estamos viviendo una gran ola de delincuencia y drogadicción', denunció el presidente de la Jac.  

Detrás del gimnasio,  la cancha de futbolito, en la calle 24 con carrera 12, y el parque infantil son algunos de los lugares más utilizados por estos jóvenes para cometer sus 'fechorías'.

Otros de los puntos críticos son los alrededores de del colegio Madre del Buen Consejo, donde se reúnen los expendedores para venderles la droga a sus clientes, y en la carrera 14, vía que comunica con Cañaveral.

Desórdenes

Para los quejosos, uno de los problemas que genera esta inseguridad, en las noches, es el funcionamiento de negocios hasta altas horas de la madrugada, razón por la cual pidieron a las autoridades policiales que se realicen operativos de control para verificar si estos lugares cuentan con el permiso para extender sus horarios.

Agregaron que la esquina de la carrera 12 con calle 21 del barrio Rosales es otro punto de 'reuniones clandestinas', donde los jóvenes consumen alcohol y drogas los fines de semana. Además provocan riñas entre pandillas de los sectores aledaños.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad