miércoles 19 de agosto de 2020 - 11:30 AM

Salas de cine en Bucaramanga siguen a la expectativa con reapertura

Aunque el Ministerio de Salud autorizó la reapertura de salas de cine y teatros, en Bucaramanga y el área metropolitana los representantes de estos escenarios a nivel local se mantienen un tanto escépticos y, de manera literal, quieren analizar con lupa lo estipulado por el Gobierno Nacional pues ven en ese anuncio oficial “serios limitantes”.
Escuchar este artículo

Así lo expresó Munir Falah, presidente de Cine Colombia, al tiempo que señaló que si bien la resolución 1408 autoriza que se reactiven "la exhibición cinematográfica y la presentación de obras de artes escénicas en salas de cine y teatros", por ahora no están dadas las garantías para que esto se cumpla a cabalidad.

“Nosotros hacemos parte de las primeras empresas que cerraron sus puertas por la pandemia, incluso antes del Decreto del Aislamiento Obligatorio, pues nos tocó bajar el telón el pasado 14 de marzo, hace ya cinco meses”, agregó.

Lea también: Gobierno autoriza reapertura de cines y teatros en Colombia.

Dijo que las pérdidas que ha representado para su gremio la ‘cuarentena’ son realmente incalculables. Para citar solo una cifra, él aseguró que este año se tenía una expectativa de 70 millones de espectadores y hoy se puede decir, incluso con este anuncio de reapertura oficial, que no se pasará de la meta de 11 millones de espectadores en este traumático 2020.

Cine Colombia dispone de 340 pantallas, distribuidas en 14 ciudades del país y en 46 complejos. En la capital santandereana tienen en el Centro Comercial Cacique, Cabecera, Cañaveral y el Delacuesta.

Lo propio piensa Surley Navas, gerente de Cinemark del Centro Comercial Megamall, quien dijo que hasta el momento no hay mayor precisión de la resolución que se expidió ayer.

“Hemos tenido cero ingresos, están cerrados los teatros de Cinemark de Megamall y el de Caracolí; comprenderá lo grave que ha sido para nosotros esta dura situación. Hasta el momento, la empresa matriz no nos ha dado el aval y lo único que se sabe es lo que expidió ayer el Gobierno Nacional. Una vez analicemos las directrices procederemos”, señaló.

Lea también: Aerocivil pide reactivar la ruta aérea entre Bucaramanga y Bogotá.

Ángel Galvis, asesor del Municipio, dijo que “por ahora la Alcaldía de Bucaramanga revisa los detalles de los estipulado por el Ministerio de Salud y estará presto a hacerlo cumplir al pie de la letra”.

Vale recordar que, para la reapertura de las salas de cines, se tendrá que cumplir con un extenso protocolo de bioseguridad para prevenir la transmisión del COVID-19.

Por ejemplo: las salas de cine y los teatros deberán dejar dos sillas vacías entre cada espectador y entre cada fila ocupada debe quedar una libre y jamás se podrá superar el 50 % del aforo máximo de la sala.

Corfescu sin un rumbo claro

Sandra Barrera, directora de la Corporación Festival de Cuenteros, Corfescu, manifestó que por el momento no tienen planeado volver a abrir algún escenario físico, pues pese a la autorización del Gobierno Nacional las, con condiciones actuales sería imposible sostenimiento del recinto.

“El teatro ya lo devolvimos al propietario. Aún no hay condiciones mínimas para llevar a cabo las actividades. Se reduciría demasiado el aforo y tendríamos que implementar una gran cantidad de medidas de bioseguridad... Económicamente no funciona”, lamenta.

Además, Barrera advierte que llevar al público sería complejo, sobre todo cuando en Bucaramanga las cifras de nuevos contagios por coronavirus siguen aumentando cada día. “En nuestro caso particular tendremos que esperar otro poco”.

No obstante, la Directora de Corfescu desconoce cuándo lo podrán hacer. “En este momento de la vida en el que estamos no nos podemos proyectar, ni siquiera a corto plazo, sino a plazo inmediato, día a día. Estamos en ‘stand by’ a la espera de cómo evolucione la situación, no hay ninguna perspectiva, todo seguirá congelado hasta que no haya una claridad en muchos aspectos como lo económico y legal”.

A finales de junio, Corfescu cerró las puertas del que fue su escenario físico durante nueve años. Sin embargo, sus eventos se trasladaron a la virtualidad. “Desarrollamos una temporada de dos meses, de miércoles a domingo, tuvimos una muy buena acogida. Estamos mirando posibilidades de financiación porque deben ser proyectos auspiciados, además es un momento muy complejo para que el público pague entradas. Necesitamos que nos ayuden a cofinanciar estos espacios y así favorecer a los artistas de la región”.

Además, este año el Festival Abrapalabra cumple 25 años y se va a realizar en octubre próximo. “Estamos revisando los ajustas que nos permitan hacer un evento medianamente digno y en las condiciones que nos permite la situación”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad