miércoles 31 de julio de 2019 - 10:24 AM

Santander sigue en la lucha contra la trata de personas

Este lunes, la Gobernación de Santander lanzó la Semana de la Lucha Contra la Trata de Personas que busca concientizar a todos los santandereanos sobre este fenómeno silencioso y tan difícil de identificar.
Escuchar este artículo

El 30 de julio fue la fecha que la Organización de Naciones Unidas, a través de su Oficina contra la Droga y el Delito (UNODC) instituyó como el Día de la Lucha Contra la Trata de Personas. La Gobernación de Santander decidió implementar en todo el departamento la semana enfocada a este flagelo, que se llevará a cabo desde el 29 de julio hasta el 2 de agosto. El fin es hacer visible esta problemática y difundir el mensaje de prevención.

Este fenómeno que se presenta a nivel mundial, es un delito que traslada y priva de su libertad a miles de personas para someterlas diariamente a situaciones de explotación.

Andrés Fandiño, secretario departamental del Interior, habló sobre la campaña que adelanta la Gobernación, llamada ‘Si sabes de qué se trata, no hay trata’, la cual busca concientizar a todos los santandereanos en la lucha contra la trata de personas.

“Las víctimas de este flagelo en un 73 por ciento son mujeres entre los 16 y los 30 años. Santander entre el 2010 y el 2019 registra 18 casos de trata de personas”, dijo Fandiño.

Además, el funcionario añade que desde la Gobernación se han adelantado procesos de acompañamiento y asistencia psicológica a las víctimas para que las secuelas de este fenómeno no continúen afectado las vidas de estas personas.

También, que desde la administración departamental se están llevando a cabo operativos para identificar cualquier indicio de este delito.

“En la meta que nos hemos puesto como gobierno departamental, ya llevamos casi 37 comités municipales desarrollados. Implementamos como departamento pionero la Política Pública contra la trata de personas y hemos logrado realizar diversas campañas y talleres en todos los municipios”, añadió el funcionario.

Lea también: La historia de una colombiana que tras engaños terminó como esclava sexual en China

Un delito que se encuentra oculto

Betty Pedraza Lozano es una ‘socorrana’ radicada hace muchos años en Medellín. En esta ciudad creó en el año 2004 ‘Espacios de Mujer’, una organización que es miembro de la Alianza Colombiana de Organizaciones de la Sociedad Civil Contra la Trata de Personas.

Desde esta organización ha venido adelantando acciones para combatir y dar a conocer este fenómeno, además de atender a las personas que han sido víctimas de este delito. Su trabajo ha sido tan destacado, que en 2015 fue una de los ocho galardonadas por el Departamento de Estado de Estados Unidos con el premio anual ‘Héroe en la Lucha contra la Trata de Personas’, reconociendo así su compromiso por esta labor.

En diálogo con Vanguardia, esta santandereana, quien este lunes también recibió la Distinción Cívica Orden Ciudadano Meritorio por su lucha contra esta problemática, habló un poco más sobre este fenómeno que ella misma considera ‘completamente invisible’ y que es importante que todo el mundo conozca.

“Nosotros acompañamos procesos de prevención de la trata de personas y atención a mujeres sobrevivientes de esta desgracia”, dijo.

Betty aseguró que lo primero que se debe hacer es identificar todos los factores de riesgo que existen para que la gente los conozca y así evitar ser víctimas de este delito. Por eso, desde su organización se adelantan diversos programas y talleres para educar a toda la población.

“Esto casi siempre va muy ligado a ofertas laborales, que en la mayoría de los casos es para explotación sexual y trabajos forzados. También, a matrimonio servil, que se refiere a casarse con alguien que tenga prisionera a esta persona y abuse de ella. Hay que estar atentos a esas ofertas tan ‘buenas’ donde le pintan el cielo y la tierra. La invitación es a verificar que esa empresa o persona exista”, explicó.

Sin embargo, aclaró, que no solo son las ofertas laborales, sino también las oportunidades de estudio, en donde instituciones que no existen usan las redes sociales como fachada para atraer a personas y someterlas.

“Conocimos el caso de unas estudiantes que se fueron a hacer un posgrado a una universidad y fueron víctimas de trata de personas, todo era un montaje”, señaló.

Además, si usted llega a recibir una oferta que le genere desconfianza, puede acudir a los mecanismos de verificación que hay en las embajadas o consulados que están abiertos a darle información.

Betty también expresó que es fundamental la denuncia para que la gente conozca estos casos, pero que la mayoría de las veces la víctima no puede denunciar porque siempre hay una amenaza o no pueden escapar.

Respecto a este tema, es fundamental entender que hay unos elementos que determinan los índices de que alguien pueda pasar de ser víctima a ser sobreviviente.

Existe la trata interna y externa. La primera es la que sucede dentro del país, la segunda hace referencia a cuando las personas son trasladadas para Asia, África o Europa. Hemos conocido que muchísimas de las que se van, se les pierde el rastro, no se vuelve a saber nada de ellas, pero también hay un porcentaje grande de algunas que logran escapar y vuelven. Frente a la trata interna es mucho más fácil de encontrar”, dijo.

Le puede interesar: Denuncie la utilización de menores en la mendicidad y el delito en Bucaramanga

El proceso de ‘volver a la vida’

Desde ‘Espacios de Mujer’ hay distintos protocolos cuidadosamente creados para asistir a las víctimas de trata debido a que no siempre se presenta el mismo tipo de personas.

“No es lo mismo atender a una mujer de 20 años, que a una 50 o 40. Nosotros las llevamos a que haya ese restablecimiento del derecho. Ellas llegan víctimas, pero salen sobrevivientes. Hacemos todo un acompañamiento y asesoría psicosocial para que se empoderen y reorienten su proyecto de vida. Tenemos un equipo de psicólogas y trabajadoras sociales que las acompañan en todo ese recorrido que tiene que llevar para la restitución de su derecho”, expresó.

Sin embargo, lo más importante, reiteró Betty, es siempre denunciar todos los casos o cualquier señal de riesgo que genere desconfianza. Así se puede visibilizar este delito y combatir con mayor facilidad.

“Este tema tiene que ser público y que en todos los espacios esté ahí. Hay que generar una incidencia política que demuestre que existe la trata, que el estado se haga responsable de la atención a las víctimas, prevención y campañas”, manifestó.

Por otro lado, a nivel nacional, según el último balance de Espacios de Mujer, los departamentos con más víctimas de trata de personas son Antioquia, Valle del Cauca, Risaralda y Quindío. Bogotá, por su parte es la ciudad en la que más reportan estos casos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad