lunes 20 de abril de 2015 - 9:50 AM

Santandereana implantó ojo biónico a ciego en Estados Unidos

Con el implante de un ojo biónico a un hombre que padece retinitis pigmentosa, enfermedad que deteriora la visión y en algunos casos provoca hasta la ceguera, la médica santandereana Sandra Montezuma, se convirtió en la primera profesional en realizar este tipo de procedimientos en Minneapolis, Estados Unidos.

Montezuma es santandereana, oriunda de San Gil, y es una de las colombianas que deja en alto el nombre del país en el exterior, por su calidad profesional y por convertirse en la primera médica en realizar este tipo de procedimientos en Minneapolis.

La médica santandereana estudió Medicina en la Universidad Nacional de Colombia y posteriormente estudió oftalmología en la Fundación Oftalmológica de Santander, Foscal. Tras culminar sus estudios, se radicó en Estados Unidos para hacer investigación en el área de ojo biónico en Massachusetts Harvard Medical School.

Frente al implante de ojo biónico que realizó, Sandra Rocío Montezuma manifestó que “para mí es un orgullo poder estar en este punto. Fue un sueño desde que llegué a Estados Unidos, vine con el propósito de hacer investigación en el área de retina postiza, implantes retinianos o también llamados ojo biónico. Hice investigación por cinco años y ver que realmente se puede hacer esto en un ser humano es un sueño cumplido”.

Sandra Montezuma, que vive hace 15 años en Estados Unidos, añadió que la retinitis pigmentosa es una enfermedad que afecta a más de 100 mil personas en todo el mundo, y este implante ha sido calificado como uno de los mejores avances de medicina que se han desarrollado.

Si bien las cirugías de implante retiniano ya se han realizado en otras partes del mundo, Montezuma es la primera santandereana en realizar un procedimiento médico de este talante en el exterior. Cabe mencionar que el implante retiniano tiene un valor de US$150 mil dólares, es decir, cerca de $373 millones 950 mil.

¿En qué consiste el implante del ojo biónico?

La cirugía de implante de ojo biónico le permite a los pacientes recuperar un porcentaje de su visión. Si bien no pueden distinguir detalles de las imágenes, logran identificar que tienen en frente un objeto, mediante el uso de unas gafas especiales, que son un componente externo del ojo biónico, denominado Argus II.

Una vez la cámara captura la imagen, la envía a través de un cable a una unidad videoprocesadora que interpreta la información que la cámara capturó, y la transfiere en impulsos eléctricos, que regresan a una bovina de las gafas, la cual captura la información y la envía a otra bovina que está en el ojo.

Cabe mencionar que la prótesis u ojo biónico tardó cerca de 30 años en ser desarrollada por una empresa estadounidense denominada Second Sight,  o visión secundaria, y es un avance sin precedentes en materia médica.

Hasta el momento la médica santandereana Sandra Montezuma ya ha realizado dos cirugías de implante de ojo biónico en Minneapolis.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad