miércoles 26 de marzo de 2014 - 12:01 AM

¿Se debería permitir el paso de carros, taxis y motos por la Cra. 15?

De nuevo se abrió este debate ciudadano. Voceros del Metrolínea y los propios peatones le dicen “no” a la medida.
Escuchar este artículo

Fenalco, Regional Santander, se unió a la iniciativa del Comité de Movilidad de la Alcaldía que planteó ayer, entre otras cosas, estudiar la posibilidad de permitir el paso de carros particulares, de motocicletas y de taxis por el sector céntrico de la carrera 15.

El propio director ejecutivo de esta agremiación, Alejandro Almeyda Camargo, quien defiende los intereses de los comerciantes locales de la zona, aseguró que la propuesta de permitir el paso de tales automotores sería una solución “salomónica” para frenar el caos vehicular que se registra en el centro, sobre todo durante las denominadas “horas pico”.

Además, recordó que el gremio que él representa ha denunciado, en reiteradas oportunidades, que sus negocios sobre la carrera 15, entre la avenida Quebradaseca y la calle 45, “están al borde de la quiebra, tras la prohibición del paso de carros particulares, de motos y de taxis”.

Almeyda Camargo, con cifras en mano, precisó que luego de la decisión de restringirles la circulación a estos conductores para garantizar la movilidad del Sistema Integrado del Transporte Masivo, Sitm, las ventas del comercio formal en esa zona se bajaron hasta en 75 %.

Lubin Suárez Díaz, reconocido comerciante del centro y quien durante años ha tenido un negocio que funciona por los lados de la carrera 15 con calle 31, sostiene que los clientes “se le han espantado”, ante la imposibilidad de llegar con mayor facilidad a su punto de expendio.

Petición al Conpes

Como se recordará, la Alcaldía de Bucaramanga informó ayer que le solicitará al Gobierno Nacional, de manera específica al Conpes, que esta importante vía pueda ser transitada nuevamente por automóviles particulares, taxis y motocicletas.

Lo anterior quiere decir que el tramo vial ya no sería de uso exclusivo del Sistema Integrado de Transporte Masivo. Hay que recordar que restringir la circulación de carros, distintos a los buses del Metrolínea, fue una condición expresa del Conpes para garantizar el flujo vehicular del transporte masivo.

Sobre el particular, el secretario del Interior de Bucaramanga, René Garzón Martínez, dijo que al gobierno local “le parece indolente con el comercio formal, con Bucaramanga y con el desarrollo vial que un carril esté totalmente desocupado, y la actividad comercial totalmente deprimida”.

Garzón Martínez argumentó que “Bucaramanga no tiene vías suficientes y el Sitm no puede apoderarse totalmente de una vía, que puede ser utilizada para el beneficio de toda la comunidad”.

Finalmente, el Director Ejecutivo de Fenalco denunció que después de casi tres años de este sistema, “quedó comprobado que no ha mejorado la movilidad; todo lo contrario, los trancones son peores, pues se trasladaron a otras vías vecinas, tales como las carreras 16, 14 y 13”.

Al ser consultado sobre la posición de los vendedores formales, el alcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez Pedraza recordó que el Municipio sí ha flexibilizado la medida: “No se puede desconocer que, en sentido norte-sur, hace poco más de diez meses, se liberó el complemento de ese tramo vial; es decir, el que va de la calle 37 hasta la calle 45”.

En ese entonces, “aclaramos que la idea era descongestionar el flujo vehicular en el centro y, de paso, ‘darles una manita’ a los comerciantes, quienes también alegaron una considerable baja en las ventas desde que entró en operación el Metrolínea”.

OTRAS INICIATIVAS

Además de permitir el paso de carros particulares, motos y taxis por la carrera 15, los comerciantes formales de la zona también proponen liberar el paso vial por la calle 31, convertida hoy en un ‘punto ciego’.

De igual forma, ellos aseguran que se hace preciso adecuar al menos dos CAI móviles en la zona.

Otra iniciativa, planteada por los comerciantes, consiste en mejorar el sistema de las cornetas, así como las cámaras de seguridad que existen en el centro de Bucaramanga, de tal forma que los conductores de carros que se estacionen de manera ilegal sean denunciados.

Todas estas inquietudes, a juicio de los comerciantes formales, deben ser adoptadas para facilitar la movilidad en el centro.

Ellos no se cansan de decir que, tras la decisión de restringirles la circulación a los conductores particulares por la carrera 15, para garantizar la movilidad del Sistema Integrado de Transporte Masivo, sus ventas “se fueron a pique”.

Debatible: metrolínea se opone

Metrolínea cuestiona, de manera enérgica, la decisión de autorizar un eventual paso de automotores particulares, de taxis y de motos por la carrera 15. Las razones: La medida “no es conveniente” y además, “no sería legal”.

Según las directivas de dicha institución, “es claro que existe un concepto del Ministerio de Transporte que reitera que ese corredor vial, que es para el uso exclusivo del Sistema Integrado del Transporte Masivo, Sitm, fue definido en un documento Conpes para la circulación de los vehículos del Metrolínea.

Por lo tanto, “no es posible habilitar estos senderos para el tráfico mixto”.

Recordaron que hace algunos años fue la propia Dirección de Tránsito de Bucaramanga la que echó para atrás una medida similar, tomada durante la administración del hoy exalcalde Fernando Vargas Mendoza, quien había permitido que

vehículos distintos a los buses del Sitm usaran la troncal de la carrera 15 durante las llamadas

‘horas pico’.

De permitirse el paso por ese tramo vial, la Administración Municipal correría el riesgo de cometer un daño fiscal al ir en contra de un acuerdo que se hizo hace varios años, entre el Gobierno Nacional y los alcaldes del área metropolitana.

También es cierto que el Ministerio del Transporte

es la máxima autoridad del Tránsito en el país y, según esa cartera, se deberían buscar las herramientas jurídicas para no cometer ningún daño fiscal.

Podría pensarse que aquí primaría el interés general, antes que el particular. De todas formas, “al convertir la troncal en un corredor mixto se perdería la filosofía del Sitm, que es el de un transporte público ágil, pues los buses del Metrolínea se afectarían por la congestión que hay en el centro durante ciertas horas”.

Ese corredor, según el Conpes, solo puede ser

utilizado por las rutas de servicio público que cubren el sistema y, excepcionalmente, por ambulancias o vehículos de emergencia que se encuentren atendiendo una urgencia manifiesta.

Estrategias para la movilidad en el centro

1 Crear Zonas Temporales de Estacionamientos.

2 Eliminar la estrategia del ‘Día Sin Carro’.

3 Reforzar los operativos de control del espacio público.

4 Apoyar e implementar el ‘Plan Especial de Parqueaderos’.

5 Impulsar campañas para que los bumangueses comprendan que, para erradicar la informalidad, se debe tener en cuenta el impacto negativo que esto le trae a la economía local.

¿La Dirección de Tránsito debería autorizar el paso de carros particulares, motocicletas y taxis por la carrera 15 de la capital santandereana?

Luis Alberto Galvis

Motociclista

“¡Claro que sí! Tras de que no hay vías, nos quitaron la carrera 15. Apruebo la medida y espero que las autoridades entiendan, de una vez por todas, que Bucaramanga necesita mejorar su flujo vehicular”.

Jorge Cárdenas

Taxista

“Es indudable que se les debe dar paso a los carros particulares por la carrera 15, sobre todo a los taxistas. Eso es puro sentido común, porque para nadie es un secreto que el Centro de Bucaramanga está atorado”.

Nicolás Rocha

Conductor particular

“Sí, es preciso que les den paso a los automotores particulares y a los taxis por esta avenida. El Comité de Movilidad de la Alcaldía se estaba demorando en plantear esa estrategia, que nos beneficiaría a todos”.

Silvestre Daza

Taxista

“¡Por supuesto! Bucaramanga requiere de mayor movilidad y el paso por allí aliviaría el panorama vial. No entiendo por qué se nos prohibió el paso por la carrera 15, a sabiendas de que la congestión nos asfixia”.

Karina Peña

Conductora particular

“Es obvio que nos deben permitir el paso por la carrera 15. Es que el Metrolínea nos quitó esa vía y nos dejó atascados. Además, tampoco es que ese Sistema Masivo haya arrojado buenos resultados para la movilidad”.

Ricardo Fabio Ortiz

Peatón

“Como transeúnte no estoy de acuerdo. Las vías deben ser para los peatones, no para los carros que traen contaminación y que, en últimas, solo quieren hacer parte de los eternos trancones de la ciudad”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad