viernes 03 de mayo de 2013 - 12:00 AM

Se detuvo el despeje de los ambulantes en Bucaramanga

El proceso de recuperación de espacio público, que desde enero pasado inició la Alcaldía de Bucaramanga, en este momento se ve prácticamente detenido.
Escuchar este artículo

En efecto, aunque desde la Administración Local aseguran que el despeje de vendedores ambulantes ya es ejemplo a nivel nacional, tal parece que todo se ha radicado en el cuadrante del Centro de la capital santandereana.
Y aunque sí era el sector donde se asentaba la mayoría de ventas informales, se puede decir que todavía no han sido despejadas del todo.
De hecho, basta hacer un recorrido por las calles del Centro para comprobar que hay personas vendiendo mercancía en la mano, y que incluso en algunos momentos del día se instalan con cajas sobre los andenes.
Lo mismo ocurre en Cabecera, el otro sector de la ciudad donde ya se cumplió la ‘hora cero’. Allí los artesanos a ciertas horas del día extienden su mercancía y por el sector de la Calle 52 también se ha visto un retorno paulatino de las ventas informales.
Los que han venido regresando de manera silenciosa a vender en las calles aseguran que lo hacen porque no tienen otra opción.  
Estas personas sostienen que se dedican a “manear” porque la Alcaldía de Bucaramanga no les ha garantizado aún la reubicación.
“A las únicas personas que han reubicado son a las de Feghali, el resto estamos sin solución y no nos queda otra opción que salir a la calle a vender… además, el proceso ha sido en contra de los del Centro porque en otras partes como en San Francisco está lleno de vendedores… pero solo persiguen a los del Centro”, dijo un informal que pidió la reserva de su nombre.
De hecho, en la Administración Local habían anunciado que en abril se daba el despeje en los alrededores de la plaza San Francisco.

“El proceso no se ha detenido”: afirma el Alcalde
El alcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez Pedraza, sostiene que “el proceso no se detuvo y nunca se va a detener, porque es una política pública que deben seguir, incluso, los gobernantes del futuro”.
Según Bohórquez Pedraza, en estos momentos su administración se está centrando en “consolidar los procesos… porque el que mucho avanza poco consigue… entonces sí avanzaremos en otros sectores como Ciudadela y San Francisco”.
“Pero necesito consolidar estos temas y superar desde el punto de vista operativo y de seguridad la oferta que estamos haciendo”, agregó.
Al ser cuestionado por qué aún no se ha consolidado un proceso que viene desde septiembre del año pasado cuando se anunció el programa de recuperación de espacio público, el burgomaestre respondió: “lo que se debe resaltar es que en escasos meses hemos podido alcanzar lo que no se ha logrado en más de veinte años”.
Y añadió: “siempre existirán inconformes y máxime cuando ellos tuvieron que abandonar el espacio público… siempre estarán inconformes por más reubicación y alternativas que tengan”.
Argumentó que la ciudadanía tiene que hacer un gran aporte para dar sostenibilidad al proceso: “si los ciudadanos siguen comprando, habrá quienes incitan neciamente a regresar a las calles”.

No despegan las ventas en Feghali
Las personas que están reubicadas en Feghali desde febrero pasado, insisten en que no están vendiendo lo suficiente para el sostenimiento de sus familias.
De hecho, según dijo Arnulfo Gómez García, vocero de los vendedores de Feghali, mediante una carta ya le hicieron saber su situación a la Administración Local, para que tome medidas reales de apoyo para que se disparen las ventas.
“Aquí la gente está desesperada por la sencilla razón de que no se vende y nadie nos da la cara para una mesa de concertación”, dijo Gómez García.
Por su parte, Arley Grimaldos, también vendedor reubicado en Feghali, afirmó que “si de aquí al 15 de mayo no nos han prestado la atención necesaria, el 60% de los vendedores que estamos reubicados nos devolvemos a las calles”.
Al respecto, el mandatario local dijo que “las amenazas no las copia este gobierno. Lo que reafirmo es que ese plan operativo lo venimos trabajando y perfeccionando… pero no vamos a permitir el regreso de los ambulantes”.
Además, Bohórquez Pedraza informó que a partir de la semana entrante ya se van a empezar a disponer locales de la Plaza Satélite del Sur para los que deseen reubicarse allí.
“Teníamos que superar primero unos temas jurídicos, por eso no los habíamos podido entregar a disposición de los ex vendedores informales”, dijo el alcalde, al tiempo que aseguró que allí se podrán reubicar alrededor de 120 personas.
En relación con San Bazar, el director administrativo de la Defensoría del Espacio Público, Kadir Pilonieta Díaz, informó que ya hay 29 contratos listos y que se están haciendo las actas de entrega de los locales.
Dijo además que el próximo lunes se les entregaría el capital semilla de un millón de pesos.

Habrá feria en feghali para el día de la madre
El alcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez Pedraza, afirmó que ayer se oficializó la puesta en marcha de la segunda feria para promover las ventas en Feghali con ocasión del día de la madre.
Sobre este evento la Alta Consejera en Política Social, Martha Eugenia Jiménez, precisó que se desarrollará los días 10, 11, 12 y 13 de mayo.
“Sabemos que la situación de ellos es pesada porque la gente no está ayudando en ir a comprar, además alrededor de eso se han creado prostíbulos y hay habitantes de calle, pero la Policía ya tiene el compromiso de sanear el lugar”, dijo Jiménez.
Afirmó que esta feria también se llevará a cabo con bonos de $5 mil, $10 mil y $15 mil.
“Ya tenemos los bonos y queremos que los comerciantes organizados nos ayuden comprándolos para que los distribuyan entre sus funcionarios y éstos se acerquen a comprar y a conocer Feghali”, agregó.
Jiménez hizo el llamado a la comunidad para que contribuya con el proceso: “si la gente está feliz disfrutando el espacio público, es importante que cooperen comprando a los comerciantes que dejaron las calles”.

Ni con permiso me han dejado trabajar: vendedora
La vendedora ambulante, Lucrecia Villamizar, quien había obtenido el permiso de un inspector de espacio público de la Alcaldía de Bucaramanga para continuar trabajando con su venta de arepas y comidas rápidas en la Calle 37 entre carreras 14 y 15 hasta que le garanticen la respectiva reubicación, sostiene que no la están dejando trabajar.
Villamizar aseguró que pese a que tiene una acción popular que obliga a la Alcaldía de Bucaramanga a garantizarle un sitio dónde ejercer su trabajo, no le han entregado una solución.
Además afirmó que aunque “puede” trabajar en la calle, desde la Administración Local ya le han advertido y “amenazado” que de hacerlo, la desalojarían haciéndole una inspección de salubridad.
“Ni nos dejan trabajar, ni nos dan solución”, aseveró Villamizar.
Al respecto, el Alcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez Pedraza, fue enfático al recalcar que “la norma de un Estado nunca puede ser una amenaza para un ciudadano”.
Aseguró que “con ella ha habido una consideración, se le han dado alternativas… pero no vamos a consentir la necedad”.
El Jefe del Gobierno Local dijo además que “si no cumple con normativas de salubridad, no puede vender comida en la calle… lo puede hacer en Feghali, allá los comerciantes comen, toman jugo… o como ‘parquera’… pero no son falta de alternativas sino que se cierran en ciertas posiciones”.

Los que se “auto-reubicaron”
Para evitar estar en la lista de espera de reubicación dada por la Alcaldía de Bucaramanga, alrededor de 40 vendedores informales que trabajaban en la Carrera 16 se organizaron por su propia cuenta y montaron una ‘mini’ plaza de mercado.
Así lo dio a conocer Zulua Rivera, vocera de estos vendedores, quien detalló que estas personas se organizaron y ahora venden sus productos en un antiguo parqueadero de la Calle 31 con 15.
De hecho, informó que este fin de semana harán el lanzamiento de esta plaza y habrá promociones para las personas que hagan compras superiores a $10 mil.
Fruta, verdura y pescado son los productos principales que se venden en ese lugar desde las seis de la mañana hasta las siete de la noche.
“Estamos en la sombra, sin obstruir el espacio público y sin correrle a la Policía”, dijo Ofelia Hernández, quien vende plátano, papa y yuca en esa ‘plaza’.
Estas personas que tienen como techo los parasoles, mantienen la esperanza de que sus ventas ahí se sostengan y obtengan ayuda del Municipio para techar el lugar.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad