domingo 21 de junio de 2020 - 12:00 AM

Se plantea un ‘plan piloto’ para abrir restaurantes de Bucaramanga

De aprobarse la iniciativa, que le apuesta a una reapertura gradual de los restaurantes en Bucaramanga, se empezaría con un ‘plan piloto’ en el que se habilitarían franjas peatonales para el funcionamiento de algunos establecimientos formales de comidas.
Escuchar este artículo

Una interesante propuesta, que le apunta a lograr la reactivación de los diferentes restaurantes de la ciudad, hizo el alcalde Juan Carlos Cárdenas Rey.

El Jefe del Gobierno Local le presentó al Ministerio del Interior una estrategia para avanzar en la reapertura del sector gastronómico.

La idea es permitir que los establecimientos que ofrecen comidas puedan ofrecer el 30% de su capacidad al interior de sus locales; y el 70% en las afueras de los negocios con zonas previamente demarcadas.

Hay que recordar que la pandemia del COVID-19 tiene ‘contra las cuerdas’ a restaurantes y bares de Bucaramanga, los cuales permanecen cerrados desde poco antes de declararse el aislamiento obligatorio, el pasado 24 de marzo.

Con bioseguridad

Cárdenas Rey aclaró que la medida se haría con rigurosos protocolos de bioseguridad y, para ello, sería necesario demarcar algunas calles en franjas de horarios.

“Para esto necesitaríamos que la Dirección de Tránsito peatonalizara en franjas horarias ciertas zonas, de tal forma que sirvan de escenario para que puedan ofrecer sus servicios al aire libre con condiciones biosanitarias y de distanciamiento”, argumentó el Mandatario.

“Queremos avanzar en la reactivación económica del sector gastronómico y además vamos a pedir ser pilotos para reactivar los gimnasios en los parques. Hay que seguir con los buenos cuidados para que la pandemia no se crezca de manera significativa”, reiteró Cárdenas Rey.

Él citó este ejemplo: Si un restaurante tiene una capacidad de diez mesas, la idea es que tres de ellas estén dentro del establecimiento y las otras siete sacarlas a la calle para que se pueda tener el máximo de ingreso.

“Bucaramanga ya ha sido reconocida en el ámbito nacional e internacional por el buen comportamiento ciudadano, pero no podemos bajar la guardia. Acá es en donde más compromiso debemos tener para que haya trabajo en la ciudad”, argumentó.

“Es de anotar que actualmente ya están en reapertura productiva sectores como la construcción, la manufactura, el comercio y los servicios profesionales. Es un momento diferente y hay que pensar diferente”, planteó Cárdenas Rey.

¿Qué piensa Acodres?

Carlos Contreras, presidente de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Acodres, entidad que en Bucaramanga representa a más de 140 razones sociales y de establecimientos comerciales, dijo que la iniciativa se cumpliría por fases y obviamente cumpliendo con todos los protocolos.

Añadió que, tras una mesa de concertación con la Alcaldía de Bucaramanga, se estudian las formas de aplicación de la propuesta que, de aprobarse, le daría un respiro al sector de la gastronomía local.

Recalcó que “nuestros negocios son los más impactados con la pandemia: fuimos los primeros en tener que cerrar nuestras puertas y, al parecer, seríamos los últimos en reactivarnos”.

“Cabe decir que el estado de los restaurantes de Bucaramanga es realmente crítico, más teniendo en cuenta que no se sabe en cuánto tiempo comience la verdadera reactivación para nuestro importante sector económico”, puntualizó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad