jueves 02 de julio de 2020 - 12:00 AM

Se salvan vidas afuera, pero se recrudece la violencia en casa en Bucaramanga

Es indudable que la Policía Metropolitana y la Dirección de Tránsito pueden mostrar cifras positivas que dan cuenta de las reducciones de los homicidios y de las muertes en accidentes vehiculares.
Escuchar este artículo

Las medidas de aislamiento social contra el COVID-19, que son esencialmente las del distanciamiento y la del mismo encierro, han podido salvarles la vida a muchas personas, pero no sólo por el no contagio del virus, sino porque han ocurrido menos asesinatos, menos accidentes de tránsito e incluso menos suicidios.

Las cifras son claras: los homicidios pasaron de 58 casos el año pasado a 49 en el 2020; antes ocurrían en promedio diario 56 delitos, hoy el promedio es de 30.

Y la reducción también se evidencia en la cantidad de accidentes de tránsito y fallecidos en la vía, en lo corrido del presente año.

Entre enero y mayo de 2020, en la ciudad se registraron oficialmente 16 muertes, mientras que en 2019 en el mismo lapso se reportaron 22 fatalidades. Esa cifra de siniestros es la más baja en los últimos 10 años.

El número de accidentes contabilizados este año entre enero y mayo es de 985, mientras que en la vigencia anterior fue de 1.534.

Según María Eugenia Bonilla Ovallos, directora del Instituto de Estudios Políticos de la Unab, “el aislamiento social ha transformado las dinámicas que afectan la seguridad y la convivencia, pues evidenciamos una reducción significativa en los delitos y las contravenciones que se materializan en la esfera pública”.

Sin embargo, añadió que “se ha detectado un recrudecimiento de la violencia y la criminalidad que opera en el ámbito privado y se manifiesta en violencia intrafamiliar, pero también en delitos informáticos, ciberataques y ciberextorsión que ponen en riesgo la seguridad y la integridad de los ciudadanos que se encuentran en sus hogares”.

De igual forma, “en materia de seguridad han surgido nuevas tipologías de delitos asociados a la violación de las normas de aislamiento y a conductas que ponen en riesgo la salud pública y que contribuyen a la propagación de la pandemia”.

“Lo anterior representa la necesidad de ajustar la respuesta pública en materia de prevención y control de la inseguridad en las ciudades”.

“Los homicidios, atracos, hurtos, lesiones personales y niveles de accidentalidad han presentado tendencias decrecientes en el AMB debido, en parte, a la limitación de los canales de producción y distribución en mercados ilegales como el microtráfico, y la reducción significativa de los factores coyunturales de riesgo como el consumo de alcohol, drogas y la alta movilidad. No obstante, los factores estructurales que explican la violencia y la inseguridad, como es el caso de la pobreza y la desigualdad, tienden a complejizarse en el marco de la crisis económica generada por el COVID-19”.

ALCALDÍA TRABAJA EN LA SEGURIDAD
Según el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas Rey, “la Administración Local avanza en la consolidación del Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana”.
“El propósito es generar una apropiación ‘cuadra a cuadra’ con el apoyo de los líderes comunales, comerciantes, ciudadanos y la institucionalidad. Entre todos se le apuesta a seguir reduciendo las problemáticas de violencia, de delincuencia y de inseguridad que, por fortuna, han bajado en esta época”.
“El uso de herramientas tecnológicas, el desarrollo del modelo de vigilancia y control, y la transformación de espacios públicos, entre otros aspectos, son vitales para una ciudad más segura y de oportunidades para todos”, dijo.
Por su parte, José David Cavanzo, secretario del Interior de la capital santandereana, dijo: “nos comprometamos cuadra a cuadra, calle a calle, a que cada uno pueda aportar algo por la seguridad y convivencia. No es solamente represión, sino es generar esa cultura ciudadana. Con nuestros comportamientos podemos propiciar buenos indicadores”.
“Nuestro eje principal es la prevención y el trabajo desde la comunidad. Queremos generar una participación ciudadana a través de los gestores de convivencia, que están retroalimentando la información”, agregó Cavanzo.
“El paso a seguir es la aprobación del Plan por el Comité de Seguridad y Convivencia (integrado por la Policía Nacional, Fiscalía, Personería y Migración Colombia, entre otras entidades) que se espera realizar en las próximas semanas. La articulación de esfuerzos son fundamentales para lograr los resultados esperados”, puntualizó.
dato
En el área se ha pasado de 56 delitos diarios que ocurrían a comienzo del año, a 30 delitos que se presentan durante la pandemia.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad