miércoles 04 de marzo de 2020 - 3:00 PM

“Se tendrá cero tolerancia al abuso y maltrato hacia los menores”: Primera Dama

A las 12:30 del mediodía de este miércoles, la primera dama María Juliana Ruiz Sandoval, llegó a la ciudad. En la reunión que sostuvo con algunas autoridades locales se analizaron las denuncias por acoso sexual que se conocieron en el Colegio La Normal Superior de Bucaramanga.
Escuchar este artículo

En medio de la reunión, la primera dama manifestó que se tendrá cero tolerancia al abuso y maltrato hacia los menores. Asimismo, afirmó que continuará trabajando en red con todas las instituciones para responder de forma adecuada a las necesidades de los jóvenes.

“Estoy aquí porque soy mamá de tres niños pequeños y tengo que asegurarme de que estén creciendo en un entorno seguro, como los demás niños del país”, aseguró Ruiz Sandoval .

Por su parte, la directora Regional del Icbf en Santander, Martha Patricia Torres, invitó a los estudiantes a denunciar los hechos de abuso. “Estamos para velar por sus derechos. En la línea 141 pueden denunciar, los invitamos a hacerlo cuando no se sientan cómodos pues no hay que normalizar ningún acto de violencia”.

Sobre las denuncias

La Fiscalía General de la Nación abrió una indagación preliminar por el presunto acoso sexual de parte de un grupo de docentes a estudiantes de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga. Dos denuncias fueron instauradas el pasado 27 de febrero.

Vanguardia pudo establecer que en 2018 se radicó una denuncia en igual sentido. Sin embargo, el caso fue archivado.

Las denuncias radicadas la semana pasada hacen referencia a presuntos comportamientos inadecuados de cuatro docentes de esta institución. No obstante, la Personería de Bucaramanga informó ayer que se registran ocho quejas por presunto acoso sexual a estudiantes que involucrarían a 10 profesores.

Autoridades aseguraron además que en una de las denuncias ante la Fiscalía se relata que una exalumna, de 17 años de edad, estaría embarazada de un docente de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga.

Lea también: Denuncian a docentes por presunto acoso sexual en la Normal de Bucaramanga.

Los docentes involucrados en estas denuncias continúan en la institución.

La Secretaría de Educación de Bucaramanga rechazó ayer estas conductas que vulneran los derechos de los menores de edad e informó, frente a la continuidad de los docentes, que “se solicitó al Ministerio de Educación alternativas legales (para actuar) respetando el debido proceso”.

La semana pasada, Vanguardia dio a conocer que según los mismos estudiantes, los acosos se han registrado por más de tres años. Sin embargo, padres de familia revelaron que hablar de tiempo “es incierto”.

“Se tendrá cero tolerancia al abuso y maltrato hacia los menores”: Primera Dama

En la publicación, revelamos que todo salió a la luz pública a raíz de un mensaje publicado en redes sociales por un padre de familia, en donde aseguraba que su hija sostenía relaciones sexuales con uno de los profesores.

Acto seguido, por iniciativa de algunas alumnas se creó una página en Instagram en donde, de manera anónima, empezaron a surgir más denuncias contra los educadores.

Ante la gravedad del asunto, el pasado 26 de febrero, los estudiantes de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga realizaron un plantón, con el fin de denunciar públicamente a los docentes y los hechos de acoso sexual de los que han sido víctimas.

En la mañana de este martes se realizó una reunión que convocó a padres de familia y diferentes autoridades involucradas en la resolución de la situación, como Personería, Secretaría de Educación, Icbf y Fiscalía.

Lida Rocío Jaimes, representante de los Padres de Familia ante el Consejo Directivo de la institución, señaló que el mensaje entregado de parte de las entidades fue esperar el debido proceso. Asegura que, por ahora, el retiro de los docentes del plantel educativo “es imposible”, según la conclusión del encuentro.

Sin embargo, esta madre de familia reveló que estudian la posibilidad de interponer una acción popular solicitando esta medida, mientras se adelanta la investigación, en aras de proteger a los estudiantes.

“No hay una respuesta clara. Pareciera que en este caso fuesen mucho más importantes los derechos de los adultos, que los derechos de los menores. Es indignante ver que queremos hacer las cosas, pero en favor de respetar el debido proceso vamos a pasar por encima de los niños con la excusa de defenderlos. Nadie ha pensado en atender las necesidades psicosociales de estas menores que han sido vulneradas”, enfatizó.

Jasbleidy Tapias, personera (e) de Bucaramanga, indicó que desde el Ministerio Público se garantizará el debido proceso en las investigaciones. “La situación se está saliendo de las manos y está afectando la convivencia escolar dentro de la institución. Estamos revictimizando a las menores, y no se están dando soluciones”.

Igualmente mencionó que si hay menores que no se sienten cómodos asistiendo a la Fiscalía, desde la Personería se brindarán espacios y acompañamiento para escucharlos.

“Esta no es una situación solo de Personería o Secretaría de Educación, necesitamos articular las instituciones”, agregó.

No tema denunciar

Ante el desconcierto que generó entre la comunidad estudiantil que uno de los procesos fuera archivado, Laura Juliana Pérez, delegada para la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia de la Personería, explicó que denunciar es tan importante como seguir pendientes del proceso.

“La Fiscalía explica que necesitamos que los padres de familia empoderen a sus hijos para que ratifiquen las denuncias y podamos tomar medidas”, dijo Pérez.

Lea además: Natalia Ponce de León le enseñará a mujeres santandereanas a ‘renacer’.

Lida Rocío Jaimes, representante de los Padres de Familia, enfatizó que “un docente está llamado a formar, apoyar y educar, no a enamorar, morbosear y tocar a las estudiantes”.

¿Qué dicen las autoridades?

Liliam Lizcano, rectora de la Institución, manifestó que debe esperar el pronunciamiento de las autoridades. “No puedo hacer otra cosa distinta a esperar el debido proceso”.

Por su parte, la Secretaría de Educación, en cabeza de Ana Leonor Rueda informó que, “frente a las denuncias presentadas, se han adelantado reuniones con la Dirección Seccional de Fiscalías para reiterar la necesidad de adelantar los procesos correspondientes con la celeridad que corresponde”.

La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, rechazó los hechos e hizo un llamado a la Fiscalía y demás entidades responsables, para acelerar los procesos de investigación y el esclarecimiento de la situación.

“La obligación de los rectores es hacer las denuncias pertinentes, pero no son los funcionarios encargados de investigar, judicializar, ni tomar medidas administrativas. Esta obligación corresponde a las autoridades gubernamentales y judiciales”.

¿Qué dice el marco legal?

Camila Andrea García Rivera

Vanguardia dialogó con un abogado experto en derecho de familia, quien aclaró en términos legales el panorama del acoso y abuso sexual en menores de edad. Además se refirió al caso de la menor de edad que habría resultado embarazada.

“El tema realmente importante, y que podría definir el escenario jurídico, es si la relación sexual fue consentida o no. Esto quiere decir si la menor de edad manifestó voluntariamente acceder al acto”, afirmó.

Desde el marco legal, existen varias formas en las que se puede calificar este tipo de casos. Uno de ellos es el ‘acceso carnal abusivo a menor de 14 años’, que se tipifica como delito cuando una persona mayor de edad decide tener relaciones sexuales con un niño o niña que sea menor a esta edad.

El Código Penal declara a los menores de 14 años “imposibilitados en mente y cuerpo para tener relaciones sexuales. Por lo tanto, siempre sería un delito y no entraría en discusión la pena hacia el victimario”, señaló el jurista.

No obstante, si el menor de edad es mayor a 14 años se tendría que definir si la relación sexual fue consentida o no. “En esa edad se está en capacidad de tener discernimiento sexual y decidir si desea o no tener sexo con un mayor de edad. Si la niña que está embarazada del profesor lo hizo de manera voluntaria, sin esfuerzo o amenaza, entonces no hay delito. Siempre debe existir una relación de consentimiento entre la menor y el adulto”, manifestó el experto.

En segunda instancia se encuentran los ‘actos sexuales abusivos’, otra categoría que no implica penetración como en los casos anteriores y hace referencia a los tocamientos libidinosos sin consentimiento del menor de edad.

Si este tipo de tocamientos se presenta en menores de 14 años entonces se habla de un abuso sexual.

Le puede interesar: “Es una satisfacción inmensa poder ayudar a quienes más lo necesitan”.

El ‘acoso sexual’ es declarado delito desde 2008 y dentro del Código Penal se tipifica de esta forma: “El que en beneficio suyo o de un tercero y valiéndose de su superioridad manifiesta relaciones de autoridad o de poder, edad, sexo, posición laboral, social, familiar o económica, acose, persiga, hostigue o asedie física o verbalmente, con fines sexuales no consentidos, a otra persona”.

“La globalización de la denuncia”

Camila Andrea García Rivera

Un psicólogo experto en acoso sexual aseguró a Vanguardia que “hay un movimiento mundial de mujeres muy fuerte, que comenzó en países como Chile, y las promovió a no quedarse calladas y denunciar el acoso”.

De este modo, el acoso sexual no es un tema nuevo sino que las mujeres ahora le están dando más visibilidad. A este suceso se le puede llamar según el psicólogo como “la globalización de la denuncia”.

Asimismo, las voces del género femenino “retumban” en la sociedad y generan reflexión y valor a las acusaciones que antes eran ignoradas.

En segunda instancia, “los profesores no se dieron cuenta del atraso que ellos tienen en el uso de las redes sociales y se quedaron en el siglo 19. En cambio las chicas tienen toda la capacidad y comprensión de ellas para poder responder de manera adecuada al problema”, indicó.

En tercer lugar, manifestó que las instituciones educativas no están preparadas para estos casos y “no saben cómo abordarlos, porque no tienen toda la cultura jurídica correspondiente. Por esta razón cometen muchas fallas. Estamos hablando de un delito, un asunto realmente importante y urgente. Eso se les olvida a veces a los colegios y no ponen como prioridad a los niños y sus derechos”, finalizó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad