domingo 16 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Seguro en el agro, póliza que puede venir con fruto

En el Manifiesto Democrático: Los 100 Puntos de Uribe, en la temática de 'Campo y seguridad Alimentaria', asegurar el agro cobró tres renglones.

Uno de los componentes del numeral 62 reza: 'Seguro de cosecha en uno o algunos productos campesinos, en un comienzo por vía experimental'.

Asegurar las siembras de los campesinos se viene intentando desde hace 50 años y a la fecha son incipientes los resultados  y pocas las compañías aseguradoras que se meten a ese negocio. Ese mercado de seguros tiene una cobertura que no llega, por ahora, al 2% del área sembrada en el país.

Sin embargo, el Gobierno trabaja de manera acelerada en esta temática y una muestra de lo anterior fue el incrementó en 41% del presupuesto del Plan Anual de Seguros Agropecuarios de 2009 frente a 2008.

De esta forma, según el Ministerio de Agricultura, para 2009 tienen en caja $25 mil millones (11,3 millones de dólares) para subsidiar el pago de las primas que tienen que cancelar los campesinos.

Según el Minagricultura, 'los productores pueden suscribir el seguro a través de las diferentes compañías de seguros, en forma individual o colectiva, beneficiándose de un subsidio a la prima por parte del Gobierno Nacional'.

Por ejemplo, si un campesino decide asegurar su siembra a través de un seguro climático de cosecha, que cobija heladas, sequía, deslizamiento, vientos fuertes, inundaciones, avalanchas, exceso de lluvia y granizadas, el Estado le subsidia el 30% del valor de la prima.

Y si el seguro es cooperativo o colectivo, el auxilio se incrementa un 100%, es decir, será del 60%.

Estos subsidios se aplican tanto a los cultivos semestrales o transitorios, como los permanentes o de tardío rendimiento.

Se puede asegurar tanto un cultivo de tomate como uno de palma.

'Durante el año 2008, se emitieron 6.088 pólizas para productores de algodón, plátano, banano, maíz, tabaco, sorgo, arroz y café, cubriendo un área de 62.122 hectáreas, asegurando un valor de $283.753 millones, para lo cual el Gobierno,  a través del Fondo Nacional de Riesgos Agropecuarios, destinó $10.805,4 millones para  cubrir el costo del subsidio', se consigna en el informe.

Este año el plan anual de seguro cubre todos los cultivos y tiene como objetivo asegura  402.200 hectáreas con un subsidio de $25.110 millones.

El área que se pretende asegurar está subdivida así: 50 mil hectáreas en cultivos de ciclo corto; 50 mil hectáreas en cultivos de mediano y tardío rendimiento; 2 mil hectáreas de forestales y 200 hectáreas de otros cultivos con costos por ha/año superiores a $40 millones.

Para el Gobierno, asegurar el campo es una política creciente, ya que los siniestros climáticos están poniendo en riesgo la seguridad alimentaria del país.

La dupla

En la pasada versión de Corferias, el estatal Banco Agrario de Colombia, Banagrario, presentó el convenio con la aseguradora española Mapfre.
El contenido: un seguro agropecuario llamado seguro climático.

Esa póliza la tienen disponibles los agricultores, en las 735 oficinas de la entidad bancaria.

¿Y cómo opera?

De acuerdo con Yamile Mary Rodríguez Mogollón, gerente sucursal Mapfre C, en Bucaramanga, puede ser utilizado tanto por pequeños y medianos como por grandes productores.

La póliza, según la directiva, es subsidiada en un 60% sin IVA por el Estado y se tendrá una tarifa preferencial, la cual tiene un plazo de cancelación de 60 días.

De acuerdo con los cálculos, la prima puede oscilar, dependiendo de cobertura y riesgo, entre $20.000 y $60.000 por millón asegurado.

También juega papel preponderante la calidad del cultivo, el tiempo, la ubicación y si es semestral o permanente.

La aseguradora se encarga de todos los trámites ante el Gobierno para acceder al subsidio.

El seguro cubre los costos de producción, hasta la fecha del siniestro; más no la producción futura.

En cultivos de ciclo corto opera desde la siembra hasta la recolección; y en los de tardío rendimiento será anual.
La cobertura del seguro va hasta el 115% del crédito contratado con el Banagrario, ya que incluye los intereses del crédito.

Agua, el seguro

Los arroceros de Colombia estiman que el mejor seguro que les puede otorgar el estado es la infraestructura para desarrollar técnicamente el cultivo.

Según Rafael Hernández Lozano, gerente de la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, el cultivo 'es de ciclo corto y si se tienen verdaderos distritos de riego no hay riesgos mayores. El principal enemigo del arroz es la falta de agua. Nadie puede sembrar arroz en tiempos secos si no posee distritos de riego. Eso es una locura y muy seguramente no la va a cobijar ningún seguro', agregó.

El mejor seguro arrocero es tener abundante agua para programas de riego, ya que el arroz es una planta semiacuática.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad