jueves 26 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Siete desigualdades que en Bucaramanga enfrentan a taxistas, aplicaciones y ‘piratas’

En la manifestación de este miércoles en Bucaramanga, el ‘gremio amarillo’ expuso públicamente su inconformismo ante la “competencia desigual” a la cual se enfrentan con el transporte irregular. Se quejan del poco control para las aplicaciones de particulares y para los ‘piratas’.
Escuchar este artículo

Los más de 13 mil conductores de taxi que trabajan en el área metropolitana de Bucaramanga han sufrido reducción en sus ingresos tras el arribo de las aplicaciones de particulares y a raíz del crecimiento de la ‘piratería’, según lo denunciado por líderes del ‘gremio amarillo’.

Los taxistas aclaran que no están en contra de nuevas alternativas y modos de transporte, siempre y cuando se sometan y se les exija el cumplimiento de la normativa de transporte público, así como se les impone a ellos.

Lea también: Así opera la red de la ‘piratería’ en Bucaramanga

Empresarios, propietarios y conductores de taxi señalan que deben acatar una serie de requisitos, que de ninguna manera se les pide a plataformas de particulares y a los ‘piratas’.

Los ‘amarillos’ manifiestan que, además de la tramitología exigida, también deben asumir más cargas tributarias y costos para poder operar, en comparación con los conductores de aplicaciones y los informales.

Mientras los ‘piratas’ le ‘sacan el quite’ a las normas, las plataformas de particulares tratan de formalizar su operación en el país. De hecho, el Ministerio de Transporte insiste en que se debe fijar una regulación al respecto.

En estos momentos en el Congreso se tramita un proyecto de ley que pretende formular y definir una normativa para el funcionamiento de dichas aplicaciones.

Servicio de taxi, aplicaciones de particulares y ‘piratas’, una competencia desigual en materia normativa

Siete desigualdades que en Bucaramanga enfrentan a taxistas, aplicaciones y ‘piratas’

Taxis

* Para ser propietario y operar un taxi se debe comprar un cupo, que actualmente tiene un costo que oscila entre $50 millones y $80 millones.

* La licencia de conducción debe renovarse cada 3 años.

* Las tarifas son fijadas y avaladas por autoridades año tras año, y deben ajustar el taxímetro.

* Se debe tener un seguro contractual y extracontractual, para cubrir daños a terceros ante posibles accidentes y la atención médica para pasajeros.

* Un taxi nuevo debe tener la primera revisión técnico mecánica transcurridos 2 años desde su matrícula.

* Cada automotor debe tener tarjeta de operación, mediante la cual se autoriza a un vehículo para prestar el servicio público de transporte.

* Los ‘amarillos’ también tienen que portar la tarjeta de control, conocida como ‘tarjeta amarilla’, que se tramita ante autoridades de transporte y para lo cual el taxista debe contar con seguridad social.

Siete desigualdades que en Bucaramanga enfrentan a taxistas, aplicaciones y ‘piratas’

Aplicaciones de particulares

* A los conductores que se afilian a plataformas de particulares, tales empresas solo les exigen la licencia de conducción vigente, tarjeta de propiedad del vehículo y registro de antecedentes.

* Para automotores particulares la renovación de la licencia de conducción es cada 10 años.

* Las tarifas fluctúan sin control ni límite de las autoridades. De modo tal que, por ejemplo, si el día es lluvioso y existe mucha demanda de usuarios, el costo del servicio se incrementa.

* Los automóviles cero kilómetros deben recibir su primera revisión técnico mecánica al pasar seis años desde su matrícula.

* No se exigen trámites ante autoridades para poder brindar servicio, los conductores simplemente se afilian a la plataforma de servicio.

* Tampoco se exigen requisitos como seguridad social a los conductores que se afilian.

* No se establece la identidad de conductores con autoridades. El perfil de la persona que presta el servicio lo verifica la empresa de la aplicación.

Siete desigualdades que en Bucaramanga enfrentan a taxistas, aplicaciones y ‘piratas’

‘Piratas’

* En el norte de Bucaramanga y en barrios periféricos del área operan ‘piratas’ que ni siquiera pagan impuestos, y que portan placas extranjeras.

* Muchos conductores ni siquiera tienen licencia para conducir o no la han renovado. Incluso, las autoridades señalan que algunos ‘piratas’ carecen de pericia y experiencia de conducción.

* Debido a que tributan menos y no deben cumplir tantos requisitos, usualmente los ‘piratas’ ofrecen tarifas mucho más bajas que el transporte formal.

* No tienen que adquirir seguros para los usuarios. De hecho, las autoridades advierten que muchos ‘piratas’ circulan con el Soat vencido.

* Muchos conductores sufren la inmovilización de su vehículo por no tener vigente la revisión técnica que exige la norma.

* No se someten a los controles que ejercen las autoridades de transporte con frecuencia.

* El conductor no debe presentar ninguna comprobación ni validar su identidad para movilizar pasajeros.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad