viernes 05 de marzo de 2021 - 8:10 AM

En Bucaramanga “siguen alquilando niños para la mendicidad, por $40 mil o $60 mil”

En 2021 ya van 30 menores de edad ‘rescatados’ de las calles por casos de presunta mendicidad infantil en el área metropolitana de Bucaramanga. Líderes cívicos y autoridades locales concuerdan en que faltan herramientas legales para imponer castigos efectivos a los explotadores y garantizar la protección de las víctimas.
Escuchar este artículo

Tan solo en la presente semana fueron descubiertos por las autoridades seis casos de presunta mendicidad infantil en la capital santandereana, en operativos de control desplegados en corredores como la carrera 27 y en escenarios como el Parque de Los Niños.

“Esta problemática es real” señalan el Personero de Bucaramanga y líderes cívicos sobre el presunto alquiler de niños para la mendicidad ajena.

Lea también: Personería pide más esfuerzos contra la “mendicidad ajena” en Bucaramanga

En lo corrido de 2020 el Gobierno de Bucaramanga reportó los ‘rescates’ de 27 menores que aparentemente eran explotados para pedir dinero en las calles. En el área metropolitana se contabilizaron, al menos, 50 infantes intervenidos en la lucha contra dicho flagelo.

Durante 2021, con corte hasta este 3 de marzo, con apoyo de entes como la Policía Metropolitana y la Personería de Bucaramanga, ya se han ‘rescatado’ 30 infantes que estaban en las calles en compañía de adultos que pedían dinero. Las estadísticas demuestran que dicho problema incrementa sus indicadores en la conurbación.

Líderes cívicos de la ‘Ciudad Bonita’, como el concejal Jaime Andrés Beltrán, señalan que esta problemática no ha disminuido desde mediados de 2019, cuando hubo un ‘boom mediático’ que alcanzó el orden nacional debido al presunto alquiler de menores, que fue denunciado por él mismo.

Beltrán advierte que “es un problema de nunca acabar”, debido a la falta de herramientas legales para sancionar a los adultos que piden dinero con niños. Incluso, el Cabildante asegura que en el municipio hay personas que alquilan infantes por valores que rondan los $50 mil.

No obstante, desde la Secretaría del Interior de la Alcaldía de Bucaramanga se asegura que hasta la fecha no se ha podido establecer con certeza ni un solo caso de mendicidad ajena contra menores de edad.

Sin embargo, las estadísticas policiacas y la Personería de Bucaramanga contradicen lo afirmado desde el Gobierno Local. Conforme con los datos obtenidos por Vanguardia, en 2021 la Policía Metropolitana de Bucaramanga ha reportado dos capturas por explotación de menores, y 30 menores de edad dejados en protección para restablecimiento de derechos por mendicidad.

Las personas individualizadas fueron dos mujeres, ambas migrantes. De acuerdo con lo precisado por las autoridades, se logró constatar que ninguna de ellas tenía lazos familiares con los menores que fueron puestos a disposición del Icbf.

También le recomendamos: Van 57 menores “rescatados” de la mendicidad en Bucaramanga

“Faltan herramientas legales”

En la mayoría de casos, aquellos niños que son ‘rescatados’ de las calles a las pocas horas vuelven nuevamente a los brazos de sus padres, ya que no existen normativas que obliguen a que el menor deba ser separado del núcleo familiar.

Lo primero que debe quedar claro es que la mendicidad por sí sola no constituye un delito. Si se trata de mendicidad basada en la pobreza, los padres que piden dinero en las calles junto a sus hijos no pueden ser separados de los infantes. (Ver recuadro)

Algo muy distinto ocurre con la mendicidad ajena, que sí se considera por la justicia y autoridades como un hecho delictivo en el cual existe la trata de personas. Quien incurra en dicha falta se expone a penas en “prisión de trece a veintitrés (23) años y una multa de ochocientos (800) a mil quinientos (1.500) salarios mínimos legales mensuales vigentes”, señala la Ley 985 DE 2005.

Jaime Andrés Beltrán, concejal de Bucaramanga, denunció este miércoles que “si el niño es alquilado, la Policía puede iniciar la judicialización del adulto por explotación infantil. Pero en el resto de casos se hace un restablecimiento de derechos, que básicamente es devolverlo al papá o mamá, cuando los mismos padres son quienes alquilan a los menores, por $40 mil o $60 mil.

“Lo más macabro de esta práctica es que a muchos niños los dopan con medicina psiquiátrica o bebidas como la aromática, para que ellos duerman el mayor tiempo posible mientras los adultos piden dinero; por eso es normal ver a muchos de estos niños dormidos y no inquietos y vivaces como normalmente es un niño pequeño...Lo único en lo que se ha avanzado en esta situación es que al menos las autoridades ya reconocieron que sí existe el problema”, señaló el Cabildante.

Le puede interesar: Así alquilan niños para la mendicidad en Bucaramanga

“Instrumentalización de menores”

Daniel Arenas Gamboa, personero de Bucaramanga, indicó a Vanguardia que “en los operativos desplegados, especialmente en el Centro, hemos verificado a ciudadanos migrantes y encontramos que existen problemas relacionados con la instrumentalización de menores de edad”.

“En estos controles hemos evidenciado muchos niños migrantes utilizados en las calles para obtener beneficios económicos. Incluso, algunos de los adultos sorprendidos ya fueron dejados a disposición de la Fiscalía, porque no presentan ninguna documentación del menor, ni se puede establecer el origen del niño, que al perecer son prestados o alquilados para ejercer la mendicidad ajena. Esta problemática es real, y estamos tratando de hacerla visible por todos los medios”.

¿Qué dice la Alcaldía?

José David Cavanzo, secretario del Interior de la Alcaldía de Bucaramanga, informó que “estamos trabajando de la mano con la Secretaría de Desarrollo Social en acciones de prevención y protección de la población infantil, con jornadas pedagógicas que se realizan a través de las comisarías de familia, y con el programa ‘Comisaría al Barrio’ que se retomará la próxima semana en todas las comunas.

“También estamos verificando constantemente aquellos puntos denunciados e identificados y en donde podría haber menores posiblemente instrumentalizados, o que acompañan a sus padres en la mendicidad. Si percatamos alguna vulneración de derechos, inmediatamente trasladamos al menor al Icbf o comisaría de familia”, explicó el funcionario.

Frente a las denuncias expuestas por el Concejal y el Personero de Bucaramanga, el Secretario del Interior indicó que “nosotros no hemos recibido ninguna denuncia. Invito al concejal a que presente las denuncias formalmente ante los órganos competentes. Hemos tenido casos sospechosos de trata de personas”.

¿Cuándo es delito la mendicidad?

Mediante la Sentencia C-464 de 2014, la Corte Constitucional aclaró:

“La mendicidad es sancionable únicamente cuando se instrumentaliza o utiliza a otra persona o un menor para obtener lucro. Empero, desde el punto de vista constitucional –en virtud de la cláusula de Estado Social de Derecho- no existe justificación válida para reprochar penalmente la mendicidad propia o en compañía de un menor de edad, que compone parte del núcleo familiar.

“Este tipo de mendicidad propia con menores de edad, no tiene la intención de explotar o instrumentalizar al menor sino la finalidad de que grupos familiares en debilidad manifiesta satisfagan necesidades mínimas del ser humano y permanezcan unidos”, explicó la alta corte.

Vanguardia trato de obtener un pronunciamiento por parte de la Regional Santander del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, pero hasta el cierre de la presente edición no hubo ninguna respuesta oficial de dicha entidad.

Dato: Centro, Cabecera, San Alonso, Álvarez y Real de Minas son algunos de los sectores de Bucaramanga en donde más se observa la mendicidad infantil.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
José Luis Pineda Arenas

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad