sábado 08 de mayo de 2010 - 10:00 AM

Suicidios, por encima del promedio nacional

Bucaramanga y Santander superan la tasa nacional de suicidios: cinco personas en la ciudad y 4,9 en el departamento se quitan la vida por cada 100 mil habitantes frente a las 4,1 personas que toman esta drástica  decisión en el promedio nacional.

Las cifras dan muestra de un perturbador panorama, que no debería dejar indiferente a nadie, pues cualquiera que sea la motivación de los suicidas, debe despertar la atención sobre este problema de salud pública.

La capital santandereana registró 26 suicidios en 2009, cinco más que los ocurridos en 2008, que fueron 21, según reporte del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Regional Nororiente.

En tanto, en el área metropolitana sucedieron 47 muertes por este fenómeno el año pasado, lo que implica una tasa de 4 suicidios por cada 100 mil habitantes (ver tabla).

Y este año, tal y como lo indican los casos, la tendencia apunta a que se mantendrá. En los cuatro primeros meses de 2010, 13 habitantes de Bucaramanga y del área, 10 de ellos hombres, han optado por el suicidio como única salida a sus problemas; en tanto el departamento ya suma 35 personas.

En el ámbito nacional, Quindío, con una tasa de 10,1 suicidios por cada 100 mil habitantes; Arauca con 7 casos y Caldas con 6 muertes, lideran el triste listado con base en su densidad poblacional, revela Medicina Legal.


Trágicas decisiones

Álex Fabián Bohórquez Jaimes, quien tenía 24 años, es uno de los casos que quedó registrado en estas frías estadísticas. Arrastrado, al parecer, por una pena de amor, el muchacho tomó la determinación de poner fin a su vida, lanzándose al vacío desde el viaducto La Flora, en marzo pasado.

Yenny Andrea Rojas, de 14 años, siguió el mismo camino de Álex Fabián, un mes después.  La joven, que residía en Piedecuesta, ingirió veneno para roedores. El motivo de su trágica decisión a tan corta edad quedó en el misterio.

Llama la atención que el perfil del suicida en la capital santandereana y los  demás municipios del área metroplitana, cada vez reduzca su edad a jóvenes entre los 20 a 24 años y de sexo masculino.  Nueve de los suicidas el año pasado estaban en ese rango de edad, seguidos de siete adultos entre 45 y 49 años, de acuerdo con los datos de Medicina Legal.


Las razones

El brigadier general Yesid Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, sostiene, sin embargo, que no existe un patrón específico para describir al suicida en esta región del país: jóvenes, adultos mayores, desempleados, trabajadores activos, jubilados, solteros, casados, hombres y mujeres… todos son proclives.

Lo cierto, es que la motivación varía en cada persona. Los expertos coinciden en que el suicidio nunca es consecuencia de un sólo factor. Es más, el propósito de una persona suicida no es morir sino resolver los problemas en vida.

En Bucaramanga y los municipios del área, la mayoría se quita la vida por problemas económicos, soledad, depresión, conflictos de pareja, y discusiones familiares, indica el Comandante de la Policía Metropolitana.

En lo que va corrido de 2010, agrega el alto oficial, se han evitado varios intentos de suicidios en la ciudad porque se conoce el hecho antes y se evita a tiempo.

Es más, tres hombres que tenían planeado acabar con sus vidas en los viaductos García Cadena y La Flora, desistieron de la acción.

Uno de ellos fue un anciano que agobiado por la soledad, iba a saltar desde el viaducto La Flora, en la pasada Semana Santa. Quería matarse junto con su perro, pero fue persuadido de no hacerlo por varios policías.

Justamente, en el viaducto García Cadena, construido hace ya 43 años, más de 100 personas  han muerto en este lugar, que ofrece un ‘atractivo irresistible’ para los suicidas. Pese a que las autoridades instalaron barreras físicas, tal parece que nada impide que la gente se siga arrojando al vacío.


LISTA

Contexto nacional

1 La pobla­ción vulnerable a cometer conductas suicidas en el país, son los jóvenes de edades entre 18 y 29 años, con educa­ción de primaria, bachillerato o profesional, campesinos, desempleados y quienes se encargan del hogar.

2 Por cada cuatro hombres que se quitan la vida, tan sólo una mujer se suicida en el país.

3 El promedio de edad del suicida en ambos sexos, es de 36 años.

4 Las personas solteras son las que se suicidan con mayor frecuencia.

5 El mes del año 2009 en el que más se cometieron suicidios en el país fue junio, seguido por diciembre y abril.

6 El sitio donde más ocurren los suicidios, es en el hogar de las víctimas. Generalmente las personas buscan un lugar donde puedan estar solas para lograr consumar su muerte.


Hombre, joven, soltero: rasgos del suicida local

• El informe de Medicina Legal señala que los hombres cometen más suicidios que las mujeres en Bucaramanga y su área metropolitana. El suicida tiene rostro masculino: de los 47 casos reportados en 2009, 40 de ellos fueron hombres; esto significa que por cada mujer que se suicida, lo hacen siete hombres.

• No obstante, vale aclarar, que según autoridades y especialistas en el tema, las tentativas de suicidio son más numerosas en mujeres que en hombres; pero son ellos los que más consuman estos actos porque los métodos empleados son más efectivos.

• Para dar por terminada sus vidas, las personas en la capital santandereana y los otros tres municipios del área recurren a la intoxicación o el envenenamiento y al ahorcamiento como principales métodos (ver tabla).

• En cuanto al estado civil de la víctima,  el 41%  de los suicidas era soltero (19 personas), mientras el 28% tenía una relación de unión libre (13) y el 20% era casado (9).


LA VOZ DEL EXPERTO

Actuar a tiempo

Alexander Pinzón Amado

Médico y siquiatra; director del Departamento de Salud Mental de la Universidad Industrial de Santander.

El comportamiento de los suicidas es multidimensional, originado por diferentes causas, donde el suicidio es el evento final a un proceso que experimenta esa persona debido a factores estresantes como estar sin empleo, haber tenido una pérdida reciente, por un trastorno mental depresivo, y el consumo de sustancias, especialmente alcohol. Así que ninguna persona es ajena a que le ocurra una condición particular como las descritas.

Ahora bien, es fundamental primero reconocer a este tipo de personas dentro del Sistema de Salud para facilitarles el acceso a una valoración de siquiatría, consultas médicas así como incluirlas en actividades de promoción y prevención de la salud mental.

Pero además lograr el reconocimiento del problema en otros contextos sociales, como los colegios y los hogares.

La tasa de suicidios en los últimos 30 años en Colombia ha permanecido estable, es relativamente baja con respecto a otros países como Cuba, donde se presentan 18 suicidios por cada 100 mil habitantes.

En lo que concierne al fenómeno en adolescentes, existe una situación mundial que no se tiene en cuenta y que se conoce como imitación de conducta suicida. Si en un colegio hay un adolescente que se quitó la vida o intentó hacerlo, ese grupo poblacional tiende a copiar ese comportamiento.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad