viernes 19 de junio de 2020 - 12:00 AM

Superservicios le pone la lupa al Acueducto Metropolitano de Bucaramanga

Durante la investigación se tratará de establecer si la entidad incumplió o no con la regulación, frente la medición del consumo y facturación, en medio de la emergencia decretada por COVID-19.
Escuchar este artículo

Por presuntas irregularidades en la facturación del servicio durante la cuarentena, la Superintendencia de Servicios Públicos abrió indagación preliminar contra el Acueducto Metropolitana de Bucaramanga, amb.

Durante el proceso se entrarán a evaluar las denuncias y reclamos que se han venido efectuando contra la entidad por parte de los usuarios, debido a los excesivos valores que se cobraron en las facturas.

La superintendente Natasha Avendaño García aclaró, a través de los medios oficiales de la entidad, señaló que son 19 empresas de energía, acueducto y alcantarillado, en el territorio nacional, a las que se le inició las indagaciones preliminares “como resultado de quejas y reclamos sobre cobros en las facturas presentadas por usuarios, autoridades y congresistas, entre otros dirigentes”.

En este sentido, lo que se tratará de establecer es si hubo o no incumplimientos al régimen de los servicios públicos domiciliarios en relación con la obligación de facturar la prestación del servicio con base en la medición real del consumo y no por promedio.

Sobre la facturación por promedio, precisamente, el Gobierno Nacional ha sido enfático en solicitarles a todos los prestadores de servicios públicos una medición exacta cuando se proceda a cobrar. Sin embargo, también se deja claro que la empresa podrá establecer el promedio, cuando sea imposible ingresar al inmueble para tomar la lectura.

Así las cosas, en la etapa de averiguación, la Superintendencia tratará de establecer si los hechos denunciados ocurrieron, si la empresa incumplió la regulación o si efectivamente estaban amparados por alguna normativa o disposición legal. De establecerse algún hallazgo, se procederá con una investigación administrativa que podría acarrear sanciones.

Responde el amb

Zoraida Ortiz Gómez, gerente del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, aclaró que en ningún momento se han llevado a cabo cobros irregulares; por el contrario, “somos cumplidores y acatamos todas las resoluciones emitidas por las entidades que nos controlan y nos regulan”.

De acuerdo con Ortiz, el inconformismo por parte de algunos usuarios se debe a la determinación que tomaron en uno de los ciclos, apenas iniciaba la emergencia, de facturar por promedio.

“Cuando inició la pandemia, bajo la premisa de garantizar la prestación del servicio, así como la seguridad y el bienestar de trabajadores y usuarios, decidimos que en el ciclo en el que nos encontrábamos en ese momento facturaríamos por promedio. Lo hicimos con solo un ciclo y ya en el siguiente nos adaptamos, apenas pudimos empezamos en el siguiente ciclo a tomar las lecturas por facturación”, precisó.

No obstante, reconoció que, a la fecha, se siguen recibiendo solicitudes o reclamos por parte de los usuarios que alegan los valores de la facturación.

“Dejamos claro que no hemos hecho aumento de tarifa desde junio de 2019. La facturación por promedio es justificable porque estábamos viviendo una situación especial, a nivel nacional. Se remedió y tomamos las medidas. Estamos recibiendo todos los casos y dando solución de fondo”, acotó la gerente.

El Acueducto Metropolitano de Bucaramanga atiende cerca de 293 mil usuarios de Bucaramanga, Floridablanca y Girón. Están divididos en ocho ciclos y uno de esos ciclos que no fue confirmado por la entidad, fue el que se vio afectado con la modalidad de facturación por promedio.

En la lista de empresas, a las que se le inició investigación preliminar, se encuentra Aguas de Puerto Wilches.

Sanciones

Entre enero y mayo, la Superintendencia de Servicios Públicos impuso sanciones pecuniarias a 72 empresas de acueducto, alcantarillado, aseo, energía y gas, al comprobarse incumplimientos de indicadores de calidad de agua, normas técnicas, regulación en materia de subsidios, reglamento de instalaciones eléctricas, inversiones y metodologías tarifarias; también por fallas de continuidad en la prestación, medición del consumo, reporte de información, planes de contingencia, recolección y disposición final de residuos, entre otros.

En este listado, se encontró a la Electrificadora de Santander y a Ruitoque S.A., por presuntas fallas en la prestación del servicio e incumplimiento en los indicadores de calidad. Sin embargo, la única actuación sancionatoria en firme, hasta ese momento es la de Ruiotoque S.A., porque la Essa interpuso un recurso de reposición.

También, la Empresa de Aseo de Bucaramanga por presuntos incumplimientos en la prestación del servicio de recolección y aseo. Hasta el 12 de junio tenía plazo de presentar recurso.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad