miércoles 05 de junio de 2019 - 12:00 AM

Talud tiene en jaque a casas de Los Laureles, de Floridablanca

Un auténtico drama viven las humildes familias que residen en la parte baja del barrio Los Laureles, tras un fuerte deslizamiento registrado en la mañana de lunes pasado en este sector de Floridablanca.

La denuncia la hizo el presidente de la Junta de Acción Comunal Aurelio Capacho Castellanos, al tiempo que señaló que seis familias corren el riesgo de quedar sepultadas ante la inminencia de nuevos derrumbes.

El tema es alarmante si se tiene en cuenta que, de acuerdo con los pronósticos oficiales del Instituto de Hidrología y Estudios Ambientales, Ideam, las lluvias podrían incrementarse en los próximos días.

Según Capacho Castellanos, “con el recrudecimiento del invierno el talud se ha venido desmoronando poco a poco y tiene en jaque a este vecindario e incluso afecta a otras viviendas del sector vecino de La Esmeralda”.

La emergencia se registra, de manera precisa, en la carrera 59 con calle 22. Allí se colapsó buena parte del talud y destruyó algunos paredones de las casas.

Argumentó que “cada vez que llueve reaparece el peligro. Es preciso que ejecuten obras de estabilización”.

“Quiero denunciar a la Alcaldía de Floridablanca, pues a la fecha no ha ejecutado obras par mitigar este riesgo. Y eso que existe el fallo de una acción de tutela que conmina a este Municipio a estabilizar el terreno en el menor tiempo posible”, señaló Capacho Castellanos.

De acuerdo con el dirigente, “a finales de noviembre de 2017 presenté la una acción de tutela ante el Tribunal Administrativo de Santander, en contra de la Alcaldía de Floridablanca”.

“La instauré por la desatención y el riesgo inminente que corre nuestra comunidad, especialmente quienes tienen sus viviendas cerca a los taludes y a quebrada La Mina, que pasa por estos lados”.

Tras ser declarada improcedente la tutela, el 2 de enero de 2018, agotando todos los recursos posibles, Capacho Castellanos y otros residentes optaron por impugnar ante el Consejo de Estado tal decisión.

Así las cosas, el pasado 25 de julio de 2018 se generó una nueva respuesta.

Si bien, la Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, confirmó la improcedencia de la tutela; aclaró que sí hay una omisión por parte del Municipio frente a la problemática planteada, porque nunca se ha brindado una solución o respuesta concreta.

En este sentido, se adicionó una orden para que la Alcaldía de Floridablanca adoptara las decisiones que considerara pertinentes en aras de salvaguardar la integridad física de las familias.

“Estamos a la espera de que el Alcalde nos responda y ejecute las obras que tanto requerimos”, añadió.

El Alcalde responde

Al ser consultado por Vanguardia, el alcalde de Floridablanca Héctor Mantilla aseguró: “Los Laureles es un sector que se construyó de forma indebida en una zona de alto riesgo. Se trata de un sector que ni siquiera está legalizado formalmente”.

Añadió que el barrio se encuentra dentro de una zona catalogada técnicamente como Distrito de Manejo Integrado, DMI, y por lo tanto no es urbanizable: “Allí jamás se debió lotear, ni mucho menos construir casas”.

Recordó que “la historia del sector se remonta a cerca de 20 años atrás y por ende será preciso averiguar por qué se permitió su urbanización, pese a la inestabilidad del terreno. Obviamente, como administración, estaremos prestos a mitigar los riesgos”.

Agregó que la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, no expidió un concepto viable que permitiera sustraer del DMI al bario Los Laureles y que por eso no ha sido posible adelantar lo concerniente a la legalización.

Dato
Cerca de mil familias de Floridablanca viven en barrios de alto riesgo. La Cdmb ha sido clara al decir que “es preciso reubicar estos hogares cuanto antes”.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad