jueves 29 de octubre de 2020 - 9:11 AM

#TBT: ¿Se acuerda cuando cayó un meteorito en Santander?

De eso hace ya 10 años. Fue exactamente en el 2010 cuando desde Bucaramanga y otros municipios del departamento, se divisó este fenómeno.
Escuchar este artículo

Eran las 3:30 de la tarde del 5 de septiembre, cuando muchas personas aseguraron haber visto una bola de fuego surcando los cielos de Santander, con dirección al Cañón del Chicamocha, para luego estallar y ocasionar un fuerte zumbido.

La describían como una bola con la punta azul y cola roja que dejaba una estela de humo.

De eso hace ya 10 años. Fue exactamente en el 2010 cuando desde Bucaramanga y otros municipios del departamento, se divisó este fenómeno.

Muchos afirmaban que podía tratarse de restos de un satélite, otros que un Ovni, un avión siniestrado, una falla geológica y otros tantos manifestaban que se trataba de un meteorito.

Tras averiguaciones con autoridades aeronáuticas y de la Red Nacional de Sismología (RNSC), fueron descartados el avión en emergencia, y el sismo o una falla geológica en la zona.

El entonces comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, general Yesid Vásquez Prada, informó que recibió reportes de la misteriosa luz desde el aeropuerto Palonegro, y de las localidades de Capitanejo, Girón y la Mesa de los Santos así como de toda la capital de Bucaramanga. En total, 37 municipios reportaron el fenómeno.

En casas de zonas rurales de la localidad de Piedecuesta, la Policía dijo que recibieron reportes de vidrios de ventanas quebrados por la onda explosiva.

En Barichara, por ejemplo, un comerciante aseguró que ese domingo cayó una extraña roca sobre su casa, justo segundos después de escuchar un estruendo. Manifestó que era una piedra muy brillante y caliente, de unos 200 gramos, 6 centímetros de largo, 3 de grueso y 5 de alto.

Sin embargo, fue un año después que se lograron despejar estas dudas. El Observatorio de la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá determinó que, efectivamente, se trató de un meteorito “que explotó a centenares de metros de la tierra y cayó en una zona boscosa de Santander”.

Sin embargo, debido a que se desintegró poco antes de tocar tierra, no se encontraron muestras. El fenómeno natural hizo movilizar a científicos y hasta a un grupo técnico del DAS.

“El objeto se pulverizó y no pudimos obtener muestras. La conclusión sobre el evento se basa en la observación de fotografías, presencia en la zona junto con un grupo técnico del DAS y los testimonios de las personas del sector”, informaron los expertos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad