martes 04 de agosto de 2009 - 10:00 AM

‘Tops 10’ de sismos y lluvias más fuertes

Recordemos dos fechas muy particulares para los bumangueses porque marcaron lo que podríamos calificar como los ‘récords’ de los fenómenos naturales más intensos en la capital santandereana:

Una de ellas tiene que ver con el día en el que nuestra tierra se sacudió con mayor fuerza. Fue el 14 de abril de 1999. Eran las 2:25 a.m. y un pavoroso movimiento telúrico, de 6.1 grados en la Escala de Richter, nos hizo levantar a todos de la cama y nos dejó 'temblando del miedo'. Cómo no asustarnos si hacía pocos meses un sismo de menor intensidad (6.0 grados) había devastado a Armenia, Quindío.

La otra fecha fue un 12 de febrero de 2005. En ese entonces, las 'cataratas' del cielo bumangués se abrieron y llovió sin interrupción durante 10 horas, en lo que se ha considerado como el aguacero más arrasador de la historia de Santander.

¿A qué vienen esas memorias?
Es que en nuestro tradicional ‘ranking’ local nos pusimos en la tarea de averiguar las fechas de los temblores y de las lluvias más fuertes en Bucaramanga, al menos durante las últimas décadas. Veamos qué encontramos:

Se nos ‘rompió’ el cielo

La lluvia del 12 de febrero de 2005 fue declarada como la más fuerte en toda la historia de Santander. De hecho, en una zona de medición ubicada en Piedecuesta, se alcanzó la cifra de 133,5 milímetros; un índice alto, si se tiene en cuenta que una lluvia es intensa cuando supera los 20 milímetros. El fenómeno natural provocó la avalancha del Río de Oro y dejó un balance trágico de 65 personas muertas.

En este rango se ubica la lluvia que azotó a Santander el 28 de enero de 1998. En esa oportunidad, la medición de una de las estaciones del Ideam alcanzó los 123.5 milímetros.

Otra lluvia intensa en la historia del área metropolitana ocurrió el 23 de abril de 1986; la cual llegó a 113 milímetros.

El 3 de abril de 1995, Bucaramanga soportó un aguacero que bordeó la cifra de 112 milímetros. Serias inundaciones y varios derrumbes se registraron tras el fenómeno natural.

El 9 de febrero  de 2005,  tres días antes de la gran devastación que dejó el desborde del Río de Oro, se había registrado otro gran aguacero. De acuerdo con la estación de la UIS, el volumen de agua lluvia de ese día fue de 95 milímetros.

Un aguacero de 70,4 milímetros, ocurrido el 4 de marzo de 1999,  generó grandes traumatismos en la comunidad santandereana. Centenares de familias perdieron sus casas.

Una precipitación, que comenzó en la noche del 4 de abril de 1989 y se extendió hasta la madrugada del siguiente día, alcanzó en Bucaramanga los 60.4 milímetros.

Fenómenos locales, con mayor incidencia en la zona del valle del Río Frío y la parte baja de Girón y Piedecuesta, y con alguna moderación en Bucaramanga, dejaron como cosecuencia una fuerte lluvia el 8 de abril de 1987. En ese entonces se contabilizaron 55.4 milímetros.

Bucaramanga fue azotada por otro ‘vendaval’ el 4 de abril de 1988. Medición: 54.4 milímetros.

En este último puesto aparece una gran lluvia que midió 52.3 milímetros. Ocurrió el 15 de abril de 1993.

Temblores más fuertes

Aunque no se registraron víctimas ni daños materiales, en la madrugada del 14 de abril de 1999, a las 2:25 a.m., ocurrió el sismo más fuerte en la historia de Santander. Tan intenso fue que alcanzó 6.1 grados en la Escala de Richter, una décima más que el movimiento que destruyó el Eje Cafetero el 25 de enero de ese mismo año. La diferencia sustancial con el terremoto ‘cuyabro’ radicó en que el fenómeno en nuestra tierra se presentó a una profundidad de 170 kilómetros, mientras que el del Quindío se produjo a sólo 30 kilómetros.
 
Era sábado en la noche. A las 11:47 p.m. del 5 de mayo de 2007, cuando algunos dormían y otros rumbeaban, quienes viven en Santander y en Bucaramanga sintieron un gran ‘remezón’. El sismo, con epicentro en el vecino municipio de Betulia, fue sentido también en el centro y el occidente del país. Y aunque no se reportaron hechos de gravedad, sí dejó a más de uno alterado por la fuerza con que estremeció a la tierra. Alcanzó los 6.0 grados y se produjo a 155 kilómetros de profundidad.

Villanueva, Santander, fue el epicentro del tercer temblor más fuerte. Se sintió el 1 de enero de 1996, a la 1:05 p.m. Fue de 6.0 grados, igual que el del 5 de mayo de 2007, pero su profundidad fue mayor: 170 kilómetros. Gracias a ello, la cosa no pasó a mayores y sólo se quedó en un susto más.

Un temblor de 5.8 grados, en la Escala Richter, sacudió en la madrugada del 2 de septiembre de 1998 a los bumangueses. En el municipio de Los Santos (Santander) se localizó el epicentro. El movimiento telúrico, reportado por el Ingeominas a las 2:12 de la madrugada, no dejó daños materiales ni víctimas. Su intensidad hizo que fuera catalogado como 'alto' y, de no haber sido tan profundo (150 kilómetros), hubiese causado una tragedia.

 Los santandereanos sintieron otro fuerte 'sacudón'. El movimiento telúrico, que alcanzó una intensidad de 5.8 grados en la Escala de Richter, se produjo a la 1:41 a.m. y causó pánico entre la gente. Pese a que no se registraron víctimas qué lamentar, el fenómeno natural sí ocasionó la caída de una torre eléctrica en Albania, hecho que dejó sin energía durante varias horas a ese municipio. El temblor, que tuvo como epicentro al municipio de Los Santos, tuvo una profundidad de 155 kilómetros.

Fue un 26 de octubre de 1998. Ese día, un movimiento telúrico sacudió a las 4:55 p.m. a los habitantes de todo el Oriente Colombiano, Bogotá y Medellín. El municipio de San Andrés, una población de la Provincia de García Rovira, fue el epicentro del fenómeno, que presentó una magnitud de 5.7 grados sobre 10 en la Escala de Richter. La profundidad fue de 160 kilómetros.

Un sismo de 5.7 grados, pero con una profundidad de 165 kilómetros, ocurrió el 3 de diciembre de 1998 y generó pánico entre los bumangueses. El epicentro: Los Santos, Santander.

El 24 de mayo de 1998, Bucaramanga fue sorprendida con un movimiento telúrico de 5.6 grados. Esta vez fue Cepitá el epicentro y 150 kilómetros la profundidad.

A las 7:20 a.m. del 13 de enero de 1999, otro sismo asustó a nuestra población. Fue de 5.5 grados, con epicentro en Jordán. La profundidad fue de 160 kilómetros.

El 6 de mayo de 1998, a la 1:17 a.m., los bumangueses se despertaron de manera sorpresiva tras un sismo que tuvo una intensidad de 5.5 grados y una profundidad de 162 kilómetros. De nuevo el municipio de Los Santos fue el epicentro. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad