miércoles 03 de febrero de 2021 - 12:00 AM

Trabajadores de Unitransa exigen el pago de los salarios atrasados

Escuchar este artículo

Una protesta organizada por el Sindicato Nacional de Choferes de Colombia, Sindinalch, puso en evidencia la difícil situación económica que en estos momentos a traviesa la empresa de transporte público colectivo Unitransa.

De acuerdo con los trabajadores, hay retrasos en los pagos del salario, seguridad social, auxilios, cheques de descanso, horas extras, primas, incapacidades y hasta dotaciones, lo que ha desencadenado un desequilibrio económico en decenas de familias que dependen directa e indirectamente de esta empresa.

Carlos Alberto Díaz Angarita, presidente de la mencionada organización sindical, afirmó que “nosotros reconocemos que el gerente tiene toda la disposición, que ha buscado la manera de conseguir los recursos para abonarnos así sea una quincena, pero el problema real está en algunos socios que no quieren pagar sus cuotas de administración. Esto es un inconveniente interno que podría acabar con la empresa. Y salimos a la calle porque no vemos voluntad de los socios para que la empresa realmente tenga cómo pagar”, manifestó.

Según el dirigente sindical, la jornada realizada el martes 2 de febrero no implicó cese de actividades, ni puso en riesgo la operación del transporte. Sin embargo, no se descarta una jornada más intensa, de no presentarse una solución pronta.

“Lo del martes fue una forma de exigir nuestros derechos y de mostrarle a la comunidad el problema que tenemos. En la mañana nos reunimos con el abogado y el gerente de Unitransa para buscar la mejor forma de solucionar este inconveniente. Vamos a esperar hasta la próxima semana”, precisó.

Juan Badillo, presidente de Unión de Motorista y Trabajadores de la Industria del Transporte Automotor de Colombia, Unimotor, por su parte, confirmó que esta organización sindical se encuentra en cese de actividades desde el 19 octubre del año pasado, cuando empezaron a registrarse atrasos en los compromisos contractuales.

“Junto a cinco compañeros más del sindicato de Unimotor y Sintracat completamos 105 días en cese de actividades. Nos adeudan cuatro quincenas, la prima de diciembre, las dotaciones de agosto y diciembre de 2020, así como unos auxilios extralegales convencionales”, dijo.

Lea también: Preocupa cifra de niños ejerciendo la mendicidad en Floridablanca

¿Qué dice Unitransa?

El gerente de Unitransa, Pedro Oróstegui, comunicó que la crisis de la empresa y en general del sector del transporte público colectivo en el área metropolitana de Bucaramanga, es consecuencia del crecimiento desmedido y sin control de la piratería, así como de las medidas restrictivas que se generaron a raíz de la pandemia del COVID-19, conllevando a una caída acelerada de pasajeros.

“La movilización de pasajeros, en las mejores rutas, está entre 60 y 70 pasajeros al día. Antes de la pandemia, pese a que ya teníamos afectación, movíamos entre 120 y 150, y hace unos 10 años la cifra llegaba a 600. Entonces con esos 60 pasajeros al propietario del bus no le alcanza para pagar conductor, combustible y la parte prestacional que se paga a través de la empresa”, explicó.

Oróstegui indicó que el año pasado se acudió a la banca, se hizo un llamado al Gobierno Nacional y se están destinando todos los recursos que ingresan por venta de combustible para el pago de los empleados.

Confirmó que al personal administrativo se le adeudan cuatro quincenas y la prima de diciembre, entre otras obligaciones. Al personal operativo se les adeuda enero, la prima y las dos dotaciones del año pasado, además de algunos beneficios convencionales.

En la actualidad, Unitransa cuenta con 209 vehículos activos e igual número de conductores, a quienes en promedio a la semana la empresa debe pagarles $270.000 por prestaciones.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad