sábado 25 de julio de 2020 - 12:00 AM

Transportadores solicitan creación del fondo de chatarrización

Esta propuesta es para el gremio una manera de garantizar una ‘indemnización’ sobre aquellos vehículos que no alcanzarían a vincularse en el modelo de complementariedad entre Metrolínea y el Transporte Público Convencional.
Escuchar este artículo

Una nueva mesa técnica, esta vez con todos los actores del sistema de transporte público, convencional y masivo, fue liderada por el Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, esta semana. La complementariedad y la constitución del fondo de chatarrización fueron algunos de los temas más relevantes que se trataron en esta jornada de conversación.

Ángel Galvis, asesor de despacho de la Alcaldía de Bucaramanga, señaló que la propuesta de la Administración Municipal es avanzar en la complementariedad, teniendo en cuenta que es un modelo que permitirá contar con la misma información en los dos sistemas de transporte, como número de pasajeros movilizados, kilómetros recorridos, frecuencias y un modelo único de acceso para el pasajero.

Y es que según Galvis Caballero, si se logra este punto y se procede con el análisis correspondiente de costos de operación y tarifa socialmente aceptable, seguramente se logrará la sostenibilidad financiera que tanto se busca, en el mediano plazo.

Luis Fernando Sánchez, presidente de Cotrausan, el gremio transportador urbano que agrupa a las empresas Transcolombia, Cotrander, Unitransa y Transgirón, señaló que tras este encuentro se han establecido compromisos y metas. Sin embargo, considera que es necesario avanzar en el ejercicio de constitución del fondo de chatarrización, con el fin de que aquellas personas cuyo vehículo ya venció la vida útil puedan compensar ese perjuicio económico.

“Ya el AMB nos dio a conocer su intención de generar espacios de concertación para buscarle soluciones a la problemática que se tiene sobre el transporte público. Por parte de los transportadores está la intención de ser propositivos, de ser parte de la solución. Nos han planteado un sistema integrado al 100%, pero aún no tenemos detalles, no conocemos la remuneración ni el pago de la tarifa (kilómetro recorrido o pasajero), tipos de rutas y si los vehículos deben hacer una adecuación especial”, comentó.

Así las cosas, el gremio de transportadores urbanos de Bucaramanga y su área metropolitana está a la espera de que sea presentado ese proyecto para que se pueda evaluar punto a punto y dar la integración. Insisten en que lo más importante para ellos, en esta instancia, es que se lleve a cabo un proceso integral en cualquier solución que se plantee.

Lea también: Complementariedad: ¿La solución a la crisis del transporte público en el área?

“Sería una garantía”

De acuerdo con el presidente de Cotrausan, lo que más les inquieta en estos momento a los empresarios y dueños de buses y busetas es que “el proyecto de complementariedad con el Sistema Integrado de Transporte Masivo, Sitm, como se tiene estimado, solo albergaría en promedio unos 200 vehículos del TPC (Transporte Público Convencional), en este sentido 763 vehículos pueden quedar por fuera del proyecto de integración. Toca entonces definir qué va a suceder con esos si se van a racionalizar o a chatarrrizar”.

Ante este panorama, dicen los transportadores, se requiere que los Municipios dispongan de unos recursos para que se indemnice a los automotores que no hagan parte de este ejercicio. Serían cerca de 763 vehículos que no podrían circular por los corredores que se establezcan en el modelo de complementariedad.

“Para nosotros este punto es preocupante. Así que de la manera en como se está organizando la integración también es necesario que se organice y se destinen recursos para tomar determinaciones con los vehículos que no sean incluidos en el proyecto. De ahí la insistencia para crear el fondo de chatarrización porque como esos vehículos ya no los necesita el Sitm ni el TPC, exigimos que nuestros patrimonios (vehículos) sean indemnizados dignamente”, acotó Sánchez.

Si bien es cierto hay voluntad y se han abierto los espacios de diálogo y concertación, los transportadores reiteran que las propuestas planteadas en los últimos 10 años no han obtenido respuesta positiva.

De acuerdo con lo que se pudo establecer, los alcaldes de Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Bucaramanga serían los encargados de aprovisionar los recursos para la constitución de dicho fondo. Hace más de una década, incluso, los transportadores propusieron la creación de este con los incrementos de la tarifa anual; sin embargo, en estos momentos este punto de la propuesta quedaría congelado por las consecuencias que ha generado la emergencia del COVID-19.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad