martes 08 de agosto de 2023 - 2:30 PM

Transporte escolar, estrategia para frenar deserción en Bucaramanga

El garantizar el transporte escolar en Bucaramanga, en el papel, está contribuyendo al freno de la deserción escolar. La razón: se les reducen los costos educativos para las familias, y se les garantizar la seguridad y el bienestar de los estudiantes.
Compartir

Garantizar el transporte escolar en los colegios públicos, según los expertos, es una de las estrategias claves para combatir las altas cifras de deserción escolar en la capital santandereana y en sus vecinos municipios.

Para nadie es un secreto que muchos jóvenes se han venido retirando de las aulas del área metropolitana de Bucaramanga y, en general del sistema educativo. De hecho, las tasas de deserción escolar registradas durante el último año están así: 7,3 % en Floridablanca; 6,5 %, en Girón; 3,9 %, en Bucaramanga; y 3,2 %, en Piedecuesta.

Por fortuna, el garantizar el acceso a los planteles, mediante la vía del transporte escolar, ha funcionado este año en algunos planteles de la ciudad. Una prueba de ello se ha evidenciado en el colegio Claveriano, al norte de Bucaramanga, en donde este servicio ya ‘espantó al fantasma’ de la deserción.

De acuerdo con Olga Villamizar Rojas, rectora del citado plantel, “desde que comenzó el periodo escolar en el mes de enero, niños y jóvenes de sectores se mantienen en las aulas, tras la garantía de ese servicio”.

Vale precisar que e transporte escolar favorece a niños que se encuentran apartados de Bucaramanga, especialmente de la zona rural. Y, por solicitud de los padres de familia del Claveriano, el servicio de transporte escolar llegó a la institución para cubrir este problema en estudiantes que viven en lugares lejanos.

Transporte escolar, estrategia para frenar deserción en Bucaramanga

Cabe decir que en esa institución estudian niños de sectores como Bavaria, Café Madrid, Betania, Puente Nariño, Los Colorados y El Pablón. De esta población, el servicio de transporte escolar se les presta a cerca de 100 estudiantes que viven lejos de la institución educativa.

“Es un beneficio enorme. En este momento los niños vienen seguros en su transporte escolar”, manifestó la directiva.

Voz de la experta

De acuerdo con la docente María Ximena González, “el transporte escolar les brinda a los estudiantes la oportunidad de acceder a la educación de manera más fácil. Esto es especialmente importante en áreas remotas, donde las escuelas pueden estar lejos de las comunidades, como es el caso del plantel del barrio Claveriano”.

En sus palabras, “al proporcionar transporte, se eliminan las barreras geográficas y se facilita que los estudiantes asistan regularmente a la escuela”.

De otra parte, según dijo la experta, “los padres de familia alivian un poco los costos académicos de sus hijos cuando se les garantiza la movilidad. Al prestar el transporte escolar de manera gratuita o a un costo reducido, se alivian las dificultades económicas y se reduce la presión financiera sobre las familias. Esto puede hacer que sea más probable que los padres permitan que sus hijos continúen asistiendo a la escuela en lugar de abandonarla debido a las afugias económicas”.

Por otro lado, el transporte escolar ofrece un entorno seguro y supervisado para los estudiantes mientras se desplazan hacia y desde la escuela. Hay que recordar que, para el caso de Bucaramanga, muchos padres de familia han denunciado los peligros que ciernen en los entornos escolares.

“Garantizar el transporte en áreas donde los estudiantes pueden enfrentar peligros en el camino, como el microtráfico, se convierte en un alivio para toda la comunidad. Al proporcionar un medio de transporte seguro, se garantiza que los estudiantes lleguen a la escuela de manera segura y sin preocupaciones, lo que puede ser un factor importante para mantener su compromiso con la educación”, puntualizó González García.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad