miércoles 22 de julio de 2009 - 10:00 AM

Tres temblores en 72 horas sacudieron al departamento

El sueño de muchos habitantes de Bucaramanga y su área metropolitana que dormían plácidamente en la madrugada de ayer, se interrumpió cuando un sismo los obligó a levantarse de la cama en forma abrupta.

El fenómeno, cuyo epicentro se ubicó en el municipio de Rionegro, es el tercero y el más fuerte que ha sacudido al departamento en las últimas 72 horas.

Eduardo Castro Marín, geólogo de la sección de Amenazas Geológicas de Ingeominas regional Bucaramanga, explicó que el movimiento telúrico de ayer se produjo a las 2:54 de la madrugada con una magnitud de 4,9 grados en la escala abierta de Richter y a una profundidad de 145,5 kilómetros.

En su opinión, es probable que en los edificios más altos del área metropolitana se sintiera con mayor fuerza el temblor, que se originó a 8,8 kilómetros al sureste del casco urbano de Rionegro, población situada a 12 kilómetros de la capital santandereana.   

Al dar una explicación sobre la incidencia de estos fenómenos naturales en la región, el profesional respondió: 'los sismos no son cíclicos, son repentinos, no se sabe la recurrencia ni los periodos de retorno, pero son eventos que suceden con cierta frecuencia, porque estamos en una zona de alta amenaza sísmica'.

Entre tanto, Freddy Raguá, coordinador de la Oficina de Atención y Prevención de Desastres de Bucaramanga, informó que luego de un barrido por la ciudad no hubo reportes de incidentes o daños qué lamentar, aunque sí se registraron llamadas de personas en estado de pánico.

EN LOS SANTOS Y SAN JOAQUÍN

Eduardo Castro Marín, profesional del Instituto Colombiano de Geología y Minería, Ingeominas, confirmó la ocurrencia de otros dos sismos: uno, el 18 de julio con una magnitud de 4,4 grados y a 142,5 kilómetros de profundidad en Los Santos, municipio donde ocurren entre 12 y 20 temblores diarios.

El otro se registró el 20 de julio a las 10:51 de la noche con epicentro en el municipio de San Joaquín, con una intensidad de 3,4 grados y a 3,8 kilómetros de profundidad.

Según el experto, 'aunque fue pequeño en magnitud, el temblor fue muy superficial y tuvo que percibirse en una amplia zona de influencia de este municipio', ubicado a 150 kilómetros de Bucaramanga. Un sismo de esa profundidad puede provocar graves daños en zonas densamente pobladas, de acuerdo con los expertos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad