miércoles 27 de enero de 2021 - 12:00 AM

UIS inició estudio sobre cepas del COVID-19 que circulan en los santanderes

Los resultados se revelarán a partir de la secuenciación profunda de los genomas virales de 400 muestras de pacientes positivos para COVID-19 de Santander y Norte de Santander.
Escuchar este artículo

La Universidad Industrial de Santander, UIS, con el apoyo del Hospital Charité de Berlín, el Fondo Nacional de Regalías y la Agencia Alemana de Cooperación Internacional, lidera una nueva investigación. Esta vez, el propósito es establecer las cepas del SARS-CoV-2 que podrían estar circulando en Santander, Norte de Santander y el área de frontera.

Para dicho estudio, Bladimiro Rincón Orozco, profesor de la UIS en el área de virología médica, explicó que el estudio empezará de manera retrospectiva. Es decir, se analizarán 400 muestras que están colectadas en unos socios estratégicos, desde el año pasado.

“Las muestras de pacientes positivos para COVID-19 se tienen que guardar a largo plazo en congeladores similares que se utilizan para la vacuna de Pfizer; entonces, esas muestras guardadas ahí, mes a mes, desde que iniciaron los programas de diagnóstico local, tanto en Santander como en Norte de Santander, se van a tomar. Se escogerán las que mejores características tengan para secuenciar”, subrayó.

Lo anterior quiere decir, según las afirmaciones de Rincón Orozco, que no todas las muestras positivas para COVID-19 se pueden secuenciar, por carga viral (muy bajita) o por estar contaminadas con mucha sangre.

“Este es un procedimiento bastante costoso, hablamos de unos US$2.000 por secuenciación; por eso, trabajaremos con las mejores muestras que se encuentren guardadas en esos congeladores, desde junio de 2020 hasta el momento, para ir mes a mes secuenciando y entregar los reportes de manera retrospectiva. Sin embargo, el plan también proyecta en los siguientes meses ir monitoreando qué cepas se están diagnosticando de aquí en adelante, más o menos de enero hasta mayo que es el pico máximo de la pandemia”, acotó.

En el marco de este estudio, teniendo en cuenta la información suministrada por el profesor, también se evaluará lo que está ocurriendo con la migración, qué está llegando de países vecinos como Venezuela; asimismo, qué cepas están circulando en Colombia y Venezuela, qué influencia tienen las cepas venezolanas en la salud pública del país, si las cepas encontradas en Venezuela son más peligrosas, con efectos más severos o sí, por el contrario, no tienen mayor impacto.

Lea también: Casos de Sífilis y VIH crecieron en Santander en el año de la pandemia

Así surgió

Con respecto al interés sobre este tipo de estudio, dijo que surgió a raíz de los cambios constantes de este virus.

“Como el virus cambia rápidamente, podríamos tener eventos como los que están ocurriendo en Inglaterra, donde aparece una cepa que es mucho más infecciosa y colapsa rápidamente los sistemas de salud. No se sabe si esa cepa ya llegó acá. Hay otras cepas peligrosas como la de Sudáfrica o la nueva que están empezando a describir en Manaus, Brasil. Entonces toda esa información es importante estar revisándola en tiempo real”, comunicó.

Revisar en tiempo real significa mirar mes a mes en un número significativo de muestras qué está circulando en la región para poder dar el reporte lo más pronto posible al Instituto Nacional de Salud y así se puedan tomar medidas relacionadas con la transmisión y el plan de vacunación.

“Las cepas están cambiando muy rápidamente y en ciertos lugares podría disminuir la efectividad de las vacunas. El monitoreo de las cepas solo se puede hacer con la secuenciación profunda de los genomas virales que están circulando en la región”, dijo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad