miércoles 07 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Un año después, ¿Duque pasa la prueba en Santander?

Hoy, un año después, las opiniones están divididas en Santander frente a la gestión del Presidente Iván Duque. ¿Qué tanto ha cumplido el Gobierno Nacional sus compromisos con la región? Vanguardia presenta un balance por sectores.
Escuchar este artículo

Santander votó en las pasadas elecciones presidenciales mayormente por Iván Duque Márquez. En la jornada del 17 de junio del año pasado, 591.714 santandereanos revalidaron la candidatura del hoy mandatario de los colombianos.

Un año después de su posesión, diferentes sectores de Santander hablaron de la gestión del Presidente en nuestra región, donde sus banderas como candidato fueron la lucha contra la violencia, la seguridad ciudadana, la defensa del Páramo de Santurbán y el futuro económico del país. Además, se comprometió en la defensa de los recursos ambientales por encima de los intereses de extracción minera.

Vanguardia presenta un balance por sectores de Santander de estos primeros 12 meses.

La seguridad en Santander, especialmente por el incremento de los secuestros, tiene en alerta a la comunidad y a las autoridades.

El tema incluso de la delimitación del Páramo de Santurbán y los proyectos de fracking en el Magdalena Medio santandereano también generan inquietud en los santandereanos, que reclaman una mayor inversión del Gobierno Nacional.

¿Y el Páramo de Santurbán?

Por: Valesca Alvarado

A un año del Gobierno de Iván Duque, uno de los temas más representativos para los santandereanos es la delimitación del Páramo de Santurbán, un proceso que debió llevarse a cabo el pasado 16 de julio con el fin de dar cumplimiento a la Sentencia T-361 de 2017 y así garantizar su protección y conservación. Sin embargo, y en medio de la polémica, el Ministerio de Ambiente no ha podido cumplir con la fecha establecida, pidiendo así una nueva prórroga que se extenderá hasta el próximo 18 de diciembre.

Y es que a pesar de que en campaña Duque aseguró que la explotación minera era necesaria para el desarrollo y sostenimiento económico del país, insistió en que “no vamos a permitir minería en ninguna zona delimitada de páramo de Colombia, eso tiene que ser categórico. No es que si es acá ‘abajito’ o acá ‘arribita’, lo que está comprometido es un riesgo sobre las fuentes de agua y no se pueden adelantar proyectos que comprometan o pongan en riesgo las fuentes de agua de ciudades como Bucaramanga y de otros municipios”.

No obstante, según los pobladores de las zonas aledañas al Páramo, el primer mandatario de los colombianos ha faltado a su promesa. Y es que si bien se han realizado las jornadas de socialización con las comunidades de incidencia, los resultados de las mismas aún se desconocen, mientras que los ciudadanos denuncian el aumento de los intereses de las mineras nacionales e internacionales para explotar dicha zona.

Y ante el nuevo plazo otorgado por el Tribunal Administrativo de Santander para que el Gobierno Nacional entregue la nueva línea que cruzará al ecosistema, son casi nulas las intervenciones en las cuales Iván Duque se ha vuelto a referir al tema, por lo que crecen las dudas y las zozobras en los santandereanos frente al tema, especialmente entre los pobladores de la región de Soto Norte.

Lea también: Escuche las propuestas del presidente Iván Duque para Santander

Santander, en vilo por el fracking

Por: Yenny Carolina Rodríguez

El desarrollo de una nueva técnica de extracción de hidrocarburos en Santander llamada Yacimientos No Convencionales, YNC, más conocida como fracking, ha desatado un sinnúmero de debates entre quienes respaldan esta opción como las fortalezas para el sector de hidrocarburos, en virtud de las necesidades económicas que tiene el país, y quienes rechazan la técnica por los impactos ambientales que la fracturación hidráulica horizontal pueda generar.

Según la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, a pesar de que las reservas de petróleo aumentaron su vida media útil de 5,7 años a 6,2 años, las de gas cayeron 2,9% al pasar de 11,7 a 9,8 años.

Esta disminución de gas ha generado una alarma en el sector por la posible pérdida de autosuficiencia que llevaría a Colombia en pocos años a pasar de ser exportador a tener que importar, lo que hoy representaría una inversión de US$10 mil millones, casi $33 billones.

De acuerdo con las estimaciones de Ecopetrol, en el Valle Medio del Magdalena, en donde se destaca el municipio de Barrancabermeja, se estima un potencial de YNC de entre 2,4 y 7,4 billones de barriles de petróleo equivalente, lo que aseguraría la autosuficiencia de este energético para cerca de cuatro décadas y la carga de crudos livianos para las refinerías (Barrancabermeja y Cartagena) hasta 2025, así como el aumento de los recursos de regalías, que generaría empleo y desarrollo para las regiones.

Si a esto le sumamos el hueco fiscal de 259 billones de pesos que, según el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, ha impedido financiar varios programas sociales como Familias en Acción, créditos para estudiantes de educación superior, Alimentación Escolar, el Fondo de Reparación de Víctimas, subsidios para energía eléctrica de estratos bajos, entre otros, los recursos por la exportación del crudo y gas serían el ‘salvavidas’ que el país necesita.

De lo que no se tiene certeza es que esos recursos se inviertan para cubrir dichas necesidades y no se utilicen en otros asuntos del Gobierno. Pero ese es otro debate.

Es común escuchar que la comunidad que se opone al fracking es porque desconoce sobre el tema, pero eso no es tan cierto: los riesgos son reales.

De acuerdo con los expertos y ambientalistas, la evidencia mundial demuestra una relación entre el desarrollo de la técnica y el aumento de enfermedades respiratorias, e incluso partos pretérmino, consecuencia del deterioro de la calidad del aire, contaminación de los acuíferos, y el aumento de actividad sísmica por la extracción de crudo y la disposición final del agua que se utilizará en el proceso.

Entonces, ¿Vale la pena desarrollar una actividad que genera beneficios económicos, pero con tantos riesgos ambientales?

El debate sigue abierto y la decisión de si se hace o no fracking está a cargo del Consejo de Estado, que ordenó crear una nueva comisión de expertos para analizar los métodos, riesgos, posibles daños al medio ambiente y a la salud humana y así emitir un fallo definitivo.

Lea también: Delimitación del Páramo: ¿La tercera vez será la vencida?

Preocupa la seguridad

Por: Yuriana Calderón Alsina

En el último año la seguridad en Santander ha estado cuestionada. Uno de los delitos que preocupa en la región es el secuestro. Durante los últimos 12 meses han ocurrido cuatro casos: tres en el Magdalena Medio santandereano, siendo Sabana de Torres el municipio más azotado; y uno más en Guaca, en la provincia de García Rovira.

Todos ya están en libertad gracias a la tarea conjunto entre el Ejército y la Policía, que han logrado, además, la captura de varios delincuentes.

Otro de los delitos es el tráfico de estupefacientes del cual se derivan otros como el hurto y el homicidio por la lucha de territorio.

Una de las operaciones más importante en este tema fue la captura de alias ‘Pichi’, el capo del narcotráfico en la capital santandereana. Junto a él cayeron varios de sus hombres, en la denominada ‘Operación Tormenta’.

Este flagelo ha sido ampliamente atacado el último año por parte de la Policía y el Ejército, logrando resultados contundentes con la captura de cabecillas y la desarticulación de grandes bandas dedicadas al microtráfico en todo el departamento.

En Málaga fue desmantelada la banda ‘Los Chavos’, y en la provincia Guanentá capturaron a ‘Los Serruchos’ y ‘Los Villanos’.

Finalmente, en cuanto al hurto, el último año fueron capturados varios integrantes de ‘Los Lobos’ quienes se dedicaban a este delito en el Centro de Bucaramanga, principalmente bajo la modalidad de cosquilleo y raponazo.

Sin embargo continúa creciendo el hurto de motocicletas, a pesar de los fuertes operativos, siendo la principal modalidad el halado, aprovechando el descuido de los dueños.

Duque y la educación de Santander

Por: Íngrid Paola Albis Pérez

Si bien, el presidente Iván Duque propuso mejorar la calidad educativa, implementar la jornada única en todas las instituciones educativas oficiales y fortalecer el Sena, para los representantes del sector educativo de Santander estas promesas no se han cristalizado.

Pedro Osorio, vicepresidente de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, dijo que el sector educativo está abandonado, empezando por los derechos de los niños y las garantías de los derechos de los educadores.

Según Osorio, “le corresponde al Gobierno Nacional estar muy pendiente de los contratos que se hacen con el Programa de Alimentación Escolar, que sido un desastre en las seis secretarías de nuestro departamento, ni siquiera hay una política estatal. Entonces lo que termina sucediendo, al final de estos contratos, es un despilfarro de los recursos económicos”.

No obstante, hizo énfasis en la ‘mora’ que se tiene con la ampliación de las plantas físicas y el mantenimiento de la infraestructura educativa; así como en la implementación de la jornada única, la cual se viene dando en algunos colegios sin cumplir con el mínimo de los requisitos exigidos.

“Defendemos la jornada única en todos los planteles, pero no se ha podido implementar por la improvisación, porque aún no se reúnen las condiciones. No existen restaurantes escolares, no se garantiza el transporte escolar, no se tiene la infraestructura necesaria”, explicó.

Otro de los temas desatendidos tiene que ver con la salud de los educadores y sus familias. Aunque la región cuenta con una excelente infraestructura médica, existe una negación para la prestación de los servicios por un tema que aún no ha resuelto el Gobierno, a través de la Fiduprevisora.

El vicepresidente de Fecode habló del programa ‘Ser Pilo Paga’, del cual nunca han estado de acuerdo: “Este programa beneficia a las universidades privadas y no es la garantía para que todos los alumnos accedan a la educación”.

Fecode espera que se cumplan los acuerdos firmados con el Ministerio, dentro de los cuales exigen una reforma a la Constitución, en los artículos 356 y 357, mediante el cual se modificaría el Sistema General de Participaciones.

José Wilson Carrero Maldonado, presidente de Sindesena Sudirectiva Santander, indicó que el Sena viene funcionando con los problemas que traía desde el gobierno anterior, con la diferencia que la preocupación aumentó con la firma del Plan Nacional de Desarrollo.

“En uno de los artículos nos dice que el Sena debe convertirse en un subsistema de educación cuando nosotros siempre hemos tenido autonomía. No pertenecemos al Ministerio de Educación, sino al de Trabajo. En otro artículo pone a competir a nuestros aprendices con los alumnos de posgrado cuando se encuentren en prácticas y eso no es justo”, precisó.

Otro tema que les preocupa es el recorte de presupuesto que afectaría muchas construcciones que, a la fecha, están desfinanciadas, como la que se adelantaba en Bucaramanga.

En Barrancabermeja son cautos con Duque

Por: Marcelo Almario

En Barrancabermeja los representantes de los sectores económicos se mostraron cautos a la hora de emitir una calificación de la gestión que en su primer año de gobierno ha realizado el presidente Iván Duque en Santander.

No lo rajan, pero tampoco le otorgan una alta calificación, cada uno enfocado en el desarrollo que su sector ha experimentado bajo su mandato, argumentando que ha heredado problemas no resueltos por el gobierno pasado.

Martín Porras, director ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, capítulo Barrancabermeja, manifestó que el Plan de Desarrollo de Duque “le pegó a todo el mundo”, y que incluso Fenalco discutió “el tema, por los impuestos indirectos que se iban a crear, y otros asuntos que se han ido resolviendo, como también las propuestas de economía circular, economía naranja, e información digital”.

Por su parte, el director del centro de estudios de la Cámara de Comercio de Barrancabermeja, Amauri Ramos, señaló que el primer año de gestión del presidente Duque ha sido “regular”. El “gobierno de Santos dejó muchos vacíos, muchos aspectos inconclusos, que el nuevo mandato tiene que resolver. No ha sido muy bueno, pero tampoco hay que darle duro a Duque, porque está haciendo la tarea, con negociaciones internacionales, como las que ha hecho en materia de exportaciones a China, y la consecución de inversiones”.

Para el gerente de Transportes San Silvestre, Jorge Hormiga, la comunidad está muy expectante en la terminación de proyectos beneficiosos para el Puerto Petrolero y el Magdalena Medio, como la categorización de Distrito Especial, la construcción de la Ruta del Cacao, Ruta del Sol, Vía Yuma, y desarrollo de yacimientos no convencionales.

¿Cómo va la salud en Santander?

Por: Claudia Isabel Delgado

Cuando era candidato Iván Duque aseguró que Colombia necesitaba un proceso de saneamiento financiero y modernizar el actual sistema de Salud. Para tal fin, prometió poner en marcha la ‘Ley de Punto Final’, un paquete de medidas económicas que buscan sanear las finanzas y pagar las deudas del sistema de salud.

Tal acuerdo, que se firmó el 23 de julio pasado, empezó a funcionar con el desembolso de $514 mil millones para pagar las deudas de Caprecom. Santander recibió $8.242 millones, de los cuales al Hospital Universitario de Santander le correspondieron cerca de $5 mil millones.

Luis Alejandro Rivero, secretario de Salud de Santander, reconoció que esa ayuda no cubre toda la deuda que tiene el departamento, que alcanza los $300 mil millones. Además señaló que en un año, aparte de estos recursos no se ha recibido más capital por parte del Gobierno Central.

Por otra parte, las organizaciones de pacientes con cáncer y enfermedades huérfanas destacaron las mesas de trabajo periódicas que se realizan con el Ministerio de Salud para estudiar las necesidades reales de los pacientes y buscar soluciones que permitan una atención oportuna.

Nury Esperanza Villalba, directora de la Fundación Esperanza Viva, señaló que “aunque en este primer año se ha logrado avanzar en algunos aspectos, se sigue violando el derecho a la salud, la vida y la dignidad de los afiliados al sistema de salud. Esperamos que en el tiempo restante se generen cambios de fondo que permitan finalmente una atención integral”.

¿Cómo vamos en el deporte?

Por: Oswaldo Contreras

Aunque desde que se lanzó como candidato a la Presidencia, Iván Duque dijo que el deporte sería una de sus banderas, hay que decir que ha hecho poco por este renglón en lo que respecta al ámbito regional; se ha preocupado más por hacer visible al país en el mundo con la realización de eventos.

Es cierto que ya firmó el decreto para la creación del Ministerio del Deporte, que para algunos es muy bueno, y para otros no, pues temen que se vuelva una entidad la burocrática.

Aunque el deporte colombiano sigue brillando como con el patinaje, que sumó un nuevo título mundial, el undécimo bajo el mandato del santandereano Alberto Herrera Ayala; o el título de la dupla de Juan Sebastián Cabal y Robert Farah en el Grand Slam de Wimbledon; o el reciente triunfo del joven Egan Bernal en el Tour de Francia, que han sido más por el apoyo de la empresa privada que por la de los gobiernos de turno, Duque enfiló baterías para solicitar la sede de la Copa Mundo de Fútbol Femenino de 2023 y de la Copa América 2020.

Hay que decir que no le ha dado el valor ni el rol de transformador social al deporte regional.

Él propuso, por ejemplo, impulsar el deporte comunitario para detectar y desarrollar talento tempranamente, además de extender prácticas de la actividad física y luchar así contra el sedentarismo.

De eso, nada de nada se ha visto ni en Santander, ni en Colombia.

DATOS: El próximo 18 de diciembre vencerá el plazo para que el Gobierno de Iván Duque entregue la nueva delimitación del Páramo de Santurbán.

-$300 mil millones es la deuda de las EPS al sistema de salud de Santander.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad