viernes 27 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Un ‘rugido’ de paz se escuchó en la ciudad

Tan ensordecedor como el rugido de los motores fue el clamor de la 'Caravana motorizada por la libertad de los secuestrados', que arribó anoche a Bucaramanga, en su primer periplo de 18 días por 22 ciudades del país y el vecino Ecuador.

 

Adornadas con banderas blancas y de Colombia como símbolo de paz y patriotismo, unas 300 motocicletas de alto cilindraje se abrieron paso a lo largo de la calle 36, mientras una caravana de honor de cientos de ciudadanos les daba la bienvenida en la Plaza Cívica ‘Luis Carlos Sarmiento’.     

 Las miradas recayeron en el periodista Herbin Hoyos Medina, el promotor de esta iniciativa por la paz y la reconciliación, que partió a las 7:00 de la mañana de ayer desde Bogotá, atravesó Tunja y llegó a la capital santandereana.  
   
El director del programa radial 'Las Voces del secuestro', al aire desde 1994, no escatimó elogios para los motociclistas, expresando que era un sector de la sociedad colombiana que no se había movilizado contra el secuestro.

Ataviado con la característica indumentaria de los ‘harlistas’, y embargado por la emoción, Hoyos Medina, de 38 años, afirmó: '(…) tenemos que romper ese silencio y que la voz que clama por la libertad y la paz llegue hasta la selva, sea escuchada por los secuestrados y por sus cautivos'.      
 

Caravana por los secuestrados pasó por Bucaramanga

Hacia Santa Marta

El galardonado con el premio de periodismo ‘Simón Bolívar’ al periodista del año en Colombia, fue recibido por el alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza, y el gobernador de Santander, Horacio Serpa, quienes coincidieron en señalar que esperan que este tipo de movilizaciones llame la atención de todos los colombianos.

Durante esta primera etapa de 401 kilómetros, los participantes pernoctaron en la Quinta Brigada del Ejército.

Se espera que hoy continúe esta ‘gesta pacífica’ con destino a Santa Marta, la segunda parada de su recorrido, el cual concluirá el próximo 12 de abril en la capital del país y que en su itinerario pasará por la ciudad ecuatoriana de Tulcán.

FAMILIARES Y VÍCTIMAS SE HACEN PRESENTES

Aunque su rostro reflejaba el cansancio después de 12 horas de estar montada en una motocicleta, Jenny Mendieta, hija del único general que está secuestrado por las Farc, Luis Mendieta, fue otra de las figuras emblemáticas y una entusiasta participante de la caravana.

Agradeció la iniciativa de los motociclistas de pensar en aquellos colombianos que están condenados al olvido y que se pudren en las selvas como su padre, a quien la guerrilla le arrebató de su presencia hace 10 años.

'La esperanza es lo último que se pierde, yo espero que el Gobierno y la guerrilla se sienten a negociar y podamos recuperar a nuestro seres queridos', comentó esta joven universitaria, de 23 años.

El liberado ex congresista Luis Eladio Pérez también estuvo acompañando la caravana desde su salida en Bogotá, pero en Tunja abandonó el recorrido.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad