lunes 15 de junio de 2009 - 10:00 AM

Una historia que contar y un mensaje que llevar

No son reformistas, tampoco están aliados a ningún grupo político, ni mucho menos a determinada creencia religiosa. Se trata de un noble puñado de mujeres y hombres que aprendieron a vivir sobrios, no sólo por ellos, sino por quienes los rodean. Y aunque son firmes en su causa, no imponen sus ideas ni reclutan a nadie; a menos que alguien les solicite sus valiosas asesorías.

Entre sus miembros se encuentran ciudadanos de todas las edades y estratos. Algunos llevan décadas allí, otros se afiliaron hace apenas unos pocos días. De igual forma, conforman una gran familia que tiene varios hogares en Santander. Es más, hay miles de grupos en 160 países del mundo.

Hablamos de los Alcohólicos Anónimos, A.A. Todos, sin excepción, han aprendido grandes lecciones.

Por eso están enteramente dispuestos a admitir que son alérgicos al alcohol, y que es de buen sentido común el mantenerse alejados de cualquier bebida embriagante.

Hay muchas historias que contar de ellos y, por supuesto, muchos mensajes que llevar.  

Por eso, muchos de ellos se harán presentes en Cenfer, entre el 19 y 22 de junio, para hacer parte de la IX Convención Nacional de Alcohólicos Anónimos.
Durante el certamen, que también contará con la presencia de representantes de otros países de Latinoamérica, se dictarán conferencias relacionadas con el apoyo que el círculo de familiares y amigos deben brindar a quienes padecen del alcoholismo.

Según los organizadores de la actividad, algunos de los títulos de las disertaciones son: 'Comprendiendo al Alcohólico', 'Le pedimos el sano juicio', 'Reparamos el mal causado', y  '¿Cuánto vale mi recuperación?'.

Es de anotar que en la convención estará el grupo Al-anon, que incluye a Alateen para los miembros más jóvenes.

Estas personas les ofrecen amistad, esperanza y ayuda a los familiares de los alcohólicos. La idea es proporcionarles la oportunidad de crecer espiritualmente, dando y compartiendo experiencias para adquirir mayor conocimiento sobre el alcoholismo, para afrontar esta enfermedad en el hogar y hacer posible entonces, que los miembros den comprensión y valor al alcohólico.

Se estima que cada alcohólico afecta la vida de al menos cinco personas. O sea que no importa cuál sea la relación con la persona alcohólica, o si aún está bebiendo o no, quien ha sido afectado por la forma de beber de otra, puede encontrar en la hermandad de Al-anon y Alateen las soluciones que conducen a la serenidad.

Si usted desea mayor información del certamen que se realizará en Bucaramanga, puede comunicarse con los siguientes teléfonos: 318 6903469 / 316 4734043 / 6340643 / 6433028.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad