lunes 13 de octubre de 2008 - 10:17 PM

Una obra por pura ‘Caridad Animal’

La lealtad y el cariño que un perro puede darle a alguien son difíciles de encontrar en otros seres. Tanto que esa mascota llega a ocupar un rincón de su corazón imposible de sustituir, ni siquiera con otra mascota, pues cada perro es único.

Así lo ha entendido Magdalena Gómez, directora de la fundación Caridad Animal, una entidad sin animo de lucro que desde hace 10 años cuida a los perros abandonados del área metropolitana de la capital santandereana.

En la actualidad ella asiste a 260 animales que estaban desprotegidos. Todos fueron arrojados a la calle por sus propios amos.

Muchos de ellos están ciegos, algunos con malformaciones o mutilados. Otros están enfermos y registran las lesiones que les dejaron aquellos que los maltrataron en las calles o en sus propias casas.

Doña Magdalena sostiene que adelanta esta labor 'por amor, por respeto a los animales y, sobre todo, para darle a la vida de estos seres el valor que se merece'.

Por eso, Caridad Animal los sana, los alimenta y, en general, vela por ellos.

Sin embargo, lograr que estas mascotas sobrevivan, representa un alto costo económico. La alimentación, las medicinas, las cirugías que se les deben practicar a estos animales, incluso las mismas consultas médicas, requieren de buenas sumas de dinero.

Por eso, esta señora realiza múltiples actividades con miras a recolectar fondos. De hecho, el próximo 1 de noviembre, a partir de las 8:00 p.m., se realizará un bingo bailable en la sede social de la Contraloría Departamental, situada al sur de la ciudad.

Si usted desea colaborar para esta causa, puede comprar su boleta en la calle 88 Nº 21-123, del barrio Diamante II, sede administrativa de la fundación.

Su aporte, además de ayudar a la asistencia a estos animales, también se destinará para la construcción de un centro clínico veterinario, que permita garantizar la asistencia médica a los perros.

Para la fundación Caridad Animal, es preciso crear programas educativos y habilitar otros albergues y hogares de paso donde puedan cuidarse los perros, mientras son adoptados o apadrinados.

Para eso, según la Directora de la institución, se necesita el apoyo de las administraciones municipales, de las personas y de las empresas, aportando comida, medicina y un sitio de refugio; para defender la vida de los animales.

Vale anotar que el albergue de los perros funciona en Piedecuesta, en inmediaciones de la terminal de buses, de manera más exacta, sobre la nueva entrada a la Mesa de los Santos.

Si desea información al respecto, puede llamar a los siguientes teléfonos: 310 3496763 / 6360191.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad