jueves 26 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Universitarios solicitan postergar clases de este primer semestre

Pese a la solicitud de los alumnos, las directivas de las universidades sostienen que están haciendo todo lo posible por atender la contingencia y que, al menos por ahora, no se tiene pensada la postergación del semestre en curso.
Escuchar este artículo

Pese a que los equipos humanos y técnicos de las universidades, tanto directivas como profesores y expertos en tecnologías, hacen ingentes esfuerzos para aplicar un plan de contingencia y continuar con la normalidad académica en los centros de educación superior, dada la emergencia sanitaria que ha despertado el COVID-19 y el decreto presidencial que ordena el aislamiento social, varios alumnos de diferentes establecimientos de educación superior han solicitado por ahora postergar las clases virtuales, “al menos mientras termina esta crisis de la pandemia”.

Mediante derechos de petición, los estudiantes más afectados con esta situación, sobre todo aquellos que tuvieron que confinarse en sus casas, lejos de la ciudad, han sido claros en “solicitar una modificación del calendario académico del primer semestre de 2020”.

Argumentan que en municipios alejados de la capital santandereana “es muy deficiente el servicio de Internet, lo que ha dado al traste con las diferentes clases virtuales que nos han diseñado los docentes para continuar con la normalidad académica”.

Explican que “muchos alumnos no disponemos de las herramientas digitales para recibir clases vía virtual e incluso no hay ni la más remota posibilidad de acceder a sitios de Internet públicos, dada la crisis por la que atraviesa el país y el mundo entero”.

“Los computadores no responden a las exigencias de las clases y además en muchos de nuestros hogares el único computador con el que se cuenta debe compartir entre los demás miembros de la familia”, agregan.

Argumentan que, “en caso de extensión de los tiempos de la pandemia o de las medidas de confinamiento, planteadas desde la Presidencia, lo más prudente es que se posterguen las clases hasta nueva orden, en pro de nuestra tranquilidad y formación académica. Es un clamor de los más necesitados”.

Incluso los alumnos aseguran que es preciso “establecer desde las instituciones educativas rutas de apoyo sicológico, pues muchos alumnos estudiamos y trabajamos y tenemos que de manera obligatoria utilizar los computadores para continuar con el sistema del teletrabajo, so pena de ser despedidos. Rogamos que nos escuchen”.

Explican que “se han presentado dificultades en la adaptación a la virtualidad en casi todas las universidades de la ciudad, pues es evidente que muchos estudiantes no tienen los medios físicos para poder conectarse a las clases”.

Y añaden que hay otros asuntos adicionales, “tales como la manutención en la ciudad y la alimentación, que a la postre están siendo un problema para los estudiantes ‘pilos’. ¿Por qué? Porque muchos obtenían un subsidio de las Universidades o alimentación directamente de las mismas. En ese sentido, recordamos que muchos de los beneficiarios del programa son foráneos y de recursos económicos limitados”.

Los alumnos también instan al Gobierno Nacional “a hacerles un giro adicional a las universidades, para que contrarresten los efectos económicos de una eventual suspensión de clases y también que favorezcan a los beneficiarios de los programas sociales que tienen los alumnos afectados, para garantizar su alimentación y hospedaje en Bucaramanga, pues muchos han tenido que acudir a la solidaridad de los compañeros”.

Pese a estas instancias, vale decir que otros alumnos están en contra de suspender las labores académicas. Aunque entienden las dificultades por las que pasan sus compañeros, consideran claves los ingentes esfuerzos tecnológicos que han realizado universidades en el área de la educación virtual.

Vale decir que en la mayoría de Instituciones Educativas, “la propuesta virtual está garantizando una adecuada finalización del periodo académico, al tiempo que sería el único recurso para combatir el COVID-19 en los campus”.

En varias universidades están adelantando las vacaciones de mitad de año, pero ello supone afectar las garantías laborales del profesor y funcionarios.

las voces de las directivas
El Consejo Académico de la UIS, contrario a lo que dicen los alumnos que piden postergar el semestre académico, manifiestó el compromiso de continuar desarrollando las actividades misionales y, en ese sentido, solicitó el trabajo conjunto de profesores y estudiantes para finalizar, en el marco del calendario académico vigente, el segundo semestre académico de 2019, que es el que están pendiente y en curso.
Hizo un llamado a los profesores a implementar estrategias pedagógicas y de evaluación flexibles, que permitan el trabajo colaborativo y el apoyo solidario entre estudiantes que cuenten con recursos electrónicos y aquellos que, por su lugar de ubicación o disponibilidad económica, no los posean.
Es fundamental que se optimice el uso de los tiempos definidos para cada asignatura, respetando los que se definieron en los horarios y en los créditos, de forma tal que no se congestionen los canales de comunicación ni se invadan los espacios asignados a otras asignaturas o actividades de los estudiantes.
Por su parte, el rector de la Unab, Juan Camilo Montoya Puyana, dijo que la amplia trayectoria en educación virtual que tiene esta universidad, ha facilitado el proceso de adaptación de las clases presenciales a la formación con tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) desde casa.
Durante la primera jornada de clases remotas la plataforma www.unab.edu.co/aulavirtual , creada para facilitar este nuevo esquema de trabajo, tuvo un total de 9.012 participaciones (según los registros del sistema Meet), que corresponden al 71 % de 12.757 inscripciones a clases para el día de ayer, según la programación académica del primer semestre del 2020.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad