martes 18 de agosto de 2020 - 12:00 AM

‘Urbaneo’ también tiene en vilo al sistema de transporte público

Transportadores del área metropolitana de Bucaramanga hablaron de las modalidades de ‘piratería’ que los tienen con las deudas hasta el cuello, debido a la pérdida constante de pasajeros.
Escuchar este artículo

Aunque se ha venido diciendo que gran parte de la crisis por la que atraviesan actualmente los sistemas de transporte público convencional y masivo en el área metropolitana de Bucaramanga, se debe a la mala planeación de rutas y a las medidas condicionadas por el COVID-19, hoy los transportadores aseguran que la informalidad es otro factor que los tiene en punto de quiebra.

Y no hacen referencia, precisamente, al mototaxista y al vehículo ‘pirata’; ellos se refieren al taxi colectivo y al ‘urbaneo’, este último término es utilizado sobre las rutas intermunicipales que recogen y dejan pasajeros en zonas no autorizadas durante su paso por la ciudad.

Sobre este tema, Luis Fernando Sánchez, presidente de Cotrausan, el gremio transportador urbano que agrupa a las empresas Transcolombia, Cotrander, Unitransa y Transgirón, denunció que a Bucaramanga y toda su área ingresan rutas intermunicipales que hacen recorridos urbanos, lo cual por normativa no está permitido.

“Esto se llama ‘urbaneo’. Estas rutas intermunicipales que vienen de municipios vecinos y hacen recorridos urbanos es ilegal. Estamos a la espera de que el Área Metropolitana de Bucaramanga tome determinaciones ante esa irregularidad que denunciamos públicamente”, puntualizó.

Lo que quiere decir Sánchez es que estas rutas intermunicipales aprovechan que tienen permiso de utilizar los vías principales de la ciudad, para llevar a personas a orígenes y destinos que no son los aprobados por la autoridad.

Es decir, “una ruta que tiene su origen desde el aeropuerto, por todo el trayecto suben y se bajan usuarios, cuando el transporte intermunicipal debe funcionar desde un punto A hasta un punto B y así no se está haciendo porque ellos están utilizando los corredores principales de la ciudad a donde no puede entrar el convencional”.

El malestar, dicen los transportadores, es que ninguna autoridad se ha encargado de controlar este tema, pues ellos incluso manejan tarifas diferenciales.

“Usted puede revisar y no hay ni una sanción por este tema, pero para nosotros sí hay controles frecuentes de cumplir con la capacidad, los trazados, los protocolos de bioseguridad; es más, ni siquiera se ocupan de mirar si Metrolínea está cumpliendo también con la capacidad”, manifestó uno de los transportadores.

Lea también: Bucaramanga se prepara para los aislamientos selectivos

¿Si hay controles?

Vanguardia pudo establecer que efectivamente no hay sanciones o actividades de control realizadas para verificar puntualmente el ‘urbaneo’.

Sin embargo, la Dirección de Tránsito de Bucaramanga confirmó que entre enero y junio se han sancionado 673 conductores por prestar un servicio diferente al autorizado, esa cifra representa un incremento del 20% en comparación con el mismo periodo del año anterior. A 385, les inmovilizaron los vehículos.

Los conductores de motocicleta continúan encabezando la deshonrosa lista de infractores. Representan el 62,3% de las estadísticas generales, seguido del conductor de automóvil con un 35,8% de participación.

Según el informe durante enero, mayo y junio se presentó el más alto índice de sancionados. En total, la DTB ha realizado 1.548 ‘comparendos’ por infracciones asociadas al transporte informal.

Aparte de las 673 ‘comparendos’ por conducir un vehículo diferente al autorizado, también se han impuesto 268 multas por estacionar en sitio prohibido; 173 por conducir vehículo sin licencia, adulterada, vencida o no patentada; 128 por conducir moto sin observar la norma; 171 por no realizar revisión técnico mecánica o no portarla; 80 por conducir sin Soat; 8 por sobrecupo; 10 por otras contravenciones a la Ley 769; y 37 más fueron dirigidas al servicio público de pasajeros por presta servicio informal.

“En sanciones al transporte público, 2013 muestra un pico de sanciones al igual que en 2018, y en 2020 muestra un descenso sustancial por infracción de conductores. Hay que tener en cuenta que por pandemia dejaron de circular muchos vehículos en la ciudad”, quedó consignado en el informe de gestión de la DTB.

Con respecto a los taxis, se pudo conocer que durante este primer semestre se han impuesto 1.240 ‘comparendos’, de acuerdo con la Ley 769, Decreto 3366 y Ley 1383; de los cuales 214 fueron inmovilizados por infracciones varias.

En gran medida las infracciones que más cometen los taxistas son conducir vehículo con licencia de conducción vencida, transitar por sitios restringidos y horas restringidas y estacionar en sitio prohibido. Tan solo cinco ‘comparendos’ se expidieron por ‘piratería’.

DATO: Empresarios del transporte públici convencional aseguran que hay más de 8 mil vehículos, incluyendo motos, transportando personas de manera informal.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad